Seguidores

lunes, 17 de enero de 2011

Torta de orejones y garbanzos

    Mi primera reacción cuando encontré este pastel que hizo Rafaela para "el gran chef" fué...¡¡¡de garbanzos??? Luego pensé : ¿ y por qué no?, cosas más raras se han visto. Sobre todo para alguién acostumbrada desde pequeña a comer bizcochitos untados de mostaza de Dijón...¡lo qué se han metido conmigo por ello, madre mía! Así que me puse manos a la obra y aquí está el resultado.


    Como no podía ser de otra manera lo tuneé un poquillo y lo adapté para hacerlo en la thermomix (si queréis ver la receta original para hacerla por el método tradicional pinchar aquí)
    El resultado es un pastel contundente y espeso, vamos que con comer un trocito pequeño te llena un montonazo.


    Además como algunas medidas vienen en tazas (1 taza = 240 ml) era el momento ideal para estrenar el juego de matrioskas medidoras que me trajeron los Reyes, ¿a qué molan?

    Ingredientes:
  • 125 g de damascos secos (orejones de albaricoque)
  • 300 ml de néctar de damascos ( le puse zumo de melocotón)
  • 2 tazas de garbanzos cocidos
  • 3/4 de taza de azúcar morena
  • 250 g de harina bizcochona
  • 100 g de coco rallado
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 4 claras de huevo


    Precalentar el horno a 180º y engrasar un molde de plum-cake de mantequilla.
    Remojar los orejones en el zumo durante 20 minutos. Pasado ese tiempo poner en el vaso del thermomix durante 5 minutos, 60º, vel.5_7. Al acabar darle un golpe de turbo.
    Agregar los garbanzos y poner 5 minutos, 60º, vel.5, bajando la mezcla con la espátula de vez en cuando. Dejar enfríar un poco.
    Añadir el azúcar, poner 2 minutos, vel.5. Tiene que quedar una masa suave. Agregar la harina, el coco y una pizca de sal y programar 3 minutos, vel.5. Verter el aceite y 100 ml de agua y seguir mezclando 2 minutos, vel.5, hasta que esté una pasta suave.
    Montar las claras hasta que formen picos suaves. mezclar con la masa anterior de forma envolvente. Verter en el molde y hornear por lo menos 1 hora. Pinchar para comprobar que esté bien hecho.
    Sacar del horno y dejar enfríar.
    Cuando esté frío, si queréis, podéis espolvorearlo de azúcar glass. Aunque Yo no hice esto último estaba buenísimo.

2 comentarios:

Paulittta dijo...

Hay que ver lo original que es esta torta. Nunca se me habría ocurrido hacer un bizcocho con estos ingredientes jeje
Gracias por la idea!
bessisssssssssss

Suspiro dijo...

Desde luego se ve contundente... y estoy pensando que yo uso harina de garbanzos para hacer puré y un pan que hago también. Pero nunca se me había ocurrido usarla para bizcochos o pasteles... nada nada... a inventar. Qué buena idea! Las matriuskas monísimas... si no fuera porque ya uso tazas medidoras me las compraba. Encima se guardan todas en una... qué ideaza!

Cuando use la harina lo publicaré. Besazoossss