Seguidores

viernes, 18 de febrero de 2011

Pasta fresca larga: Tonnarelli con pesto de cilantro

    Whole Kitchen en su propuesta salada del mes de Febrero nos invitan a preparar un clásico de la cocina italiana: pasta fresca "larga".


    Hace bastante que los Reyes me trajeron la máquina de estirar y cortar pasta y casi la tenía olvidada...y, con lo buena que está la pasta hecha en casa, no creo que tarde demasiado en volver a usarla. Esta vez he elegido hacer tonnarelli. Esta pasta, cuya forma se parece a spaguetti cuadrados, es originaria de los Abruzzos donde se llama maccheroni alla chitara. Chitara es una guitarra y, la pasta, recibió este nombre porque se hacía presionando  con un palo de amasar una gruesa capa de masa para que atravesara una herramienta con cuerdas de alambre semejante a una guitarra.
    Ingredientes:
  • 200 g de harina
  • 2 huevos
  • Pesto de cilantro (pincha aquí)
    Para preparar la pasta he seguido las indicaciones que Giuliano Hazan explica maravillosamente en su libro "La pasta clásica". Este libro me lo dieron de regalo al comprar el periódico un fín de semana y, para mí, me regalaron una verdadera joya. Con sus explicaciones ya he preparado varias veces pasta fresca y un buen número de sus salsas...están todas buenísimas, pero ya las iré publicando poco a poco en otras entradas.





    La pasta yo la hago en un bol para que, así, no se escape nada de huevo al amasar.
    Hacer un volcán en la harina.












    Añadir los huevos uno a uno en el cráter formado por la harina.











    Batir los huevos suavemente hasta que la mezcla sea uniforme.













    Con el mismo tenedor, incorporar poco a poco la harina a los huevos hasta que se forme una pasta.









    Comenzar a trabajar con las manos hasta que la harina esté totalmente integrada. La masa debe estar húmeda pero no pegajosa. Cuando se alcanza la consistencia adecuada, envolverla en film plástico y dejar reposar un rato.








    Limpiarse bien las manos. Desenvolver la masa y comenzar a amasar.
    Sostener la masa con una mano mientras se la dobla con los dedos de la otra mano.
    Usar la base de la palma de la mano para empujar la masa hacia abajo y lejos. Rotar la masa un cuarto de vuelta y repetir una y otra vez hasta que esté uniforme y muy suave.





    Envolver de nuevo con film plástico y dejar reposar al menos 20 minutos.
    Cuando pase ese tiempo empezaremos a estirar la masa. Se puede hacer perfectamente con rodillo pero si tienes máquina te ahorrará bastantes esfuerzos. 











    Cortar la masa en cuatro partes y envolver las partes con la que todavía no vayamos a trabajar.
   











    Empezar a aplastar la primera pieza con los dedos hasta que esté algo fina.










    Pasar la masa por la máquina con los rodillos en la posición más abierta. Sujetar la masa que va saliendo sin empujarla ni estirarla.












    Doblar la masa que ha salido de la máquina en tres y volver a pasar por la máquina con los pliegues a los costados. Hacer esto dos o tres veces hasta que salga bien lisa.








    Estirar la masa sobre un paño de cocina limpio.
    Repetir esto mismo con el resto de las piezas.
    Reducir una muesca en los rodillos de la máquina y repetir el proceso anterior con todas las piezas e ir reduciendo las muescas hasta la penúltima para hacer los tonnarelli.
    Si hiciera falta, cortar las masas de unos 30 cm. para que los tonnatelli no sean excesivamente largos.






    Pasar las masas por los cortadores más finos de la máquina, la de hacer spaguetti. Como las habremos pasado por la penúltima muesca serán algo gruesas, lo suficiente como para que al pasarlas por los cortadores las cintas tengan una sección cuadrada.







    Para dejar la pasta hasta que la vayamos a cocinar la debemos dejar extendidas. Yo las extiendo sobre una rejilla puesta de pié.







    Poner una olla con abundante agua salada, echar los tonnarelli de una sola vez y cocer hasta que estén "al dente". Servir con la salsa que más nos guste. Mis hijos, por supuesto, eligieron salsa de tomate frito.


    Los mayores, sin embargo, elegimos como salsa el pesto de cilantro.

3 comentarios:

Mª Luz dijo...

te han quedado muy muy bien, que máquina más chula, estoy por pedirla a ver si alguien me la regala que me ha gustado mucho más el sabor de la pasta fresca hecha por mi que la comprada. Besitos

Paulittta dijo...

Qué chulada de paso a paso!! Te ha quedado genial!! Ya me está dando envidia la máquina jeje

bessissss

Sole dijo...

no te puedo creer que tenés esa máquina olvidada... si yo la tuviera me la pasaría haciendo pasta. Es que soy adicta a las harinas, jejeje.
Y viendo tu plato terminado, obvio que deberías usarla más seguido, mujer!!! :o)