Seguidores

viernes, 15 de abril de 2011

Bundt cake de whisky y pepitas de chocolate con baño brillante de chocolate

    Otro mes más llegamos a día 15...día de publicación de "Un bundt mensual", la propuesta que hace algunos meses nos hizo Nee desde su blog "Le petit chat rose".
    El bundt que he elegido para hacer lo encontré en el blog de Bea (pincha aquí) y en vez de Bourbon como ella Yo lo he hecho con Whisky irlandés que, a mi parecer, el sabor se le asemeja bastante.
  

    Ingredientes:
  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 g de azúcar
  • 420 g de harina
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 250 ml de buttermilk*
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 4 huevos + 1 yema
  • 60 ml de whisky
  • 100 g de nueces picadas
  • 100 g de pepitas de chocolate
    (para el baño brillante de chocolate)
  • 150 g de azúcar
  • 120 ml de agua
  • 10 ml de nata
  • 55 g de cacao puro en polvo (Valor)
  • 2 hojas de gelatina
    Precalentar el horno a 170º
    Engrasar el molde con mantequilla.
    Tamizar la harina, el bicarbonato y la sal y reservar.
    Mezclar el buttermilk*, el whisky y el extracto.

    * Como no tenía buttermilk lo hice casero echando sobre una cucharada de vinagre de sidra en una taza y completando con leche hasta tener los 250 ml que necesita la receta. Remover bien y dejar reposar unos 10 minutos antes de poder utilizarlo.

    Mezclar las nueces, pasadas por un colador para eliminar las partes más pequeñas y no quede al final una textura pastosa, con las pepitas. Añadir 2 cucharadas de la mezcla del buttermilk y aproximadamente 30 g de la harina. Mezclar bien para que queden bien cubiertas.
    Batir la mantequilla con el azúcar, a velocidad media, hasta que la mezcla blanquee y esté esponjosa.
    Añadir los huevos y la yema ligeramente batidos, de uno en uno, no echar el siguiente hasta que el anterior no esté integrado, a velocidad baja.
    Siguiendo a velocidad baja, ir echando1/3 de la harina y la 1/2 de la mezcla de buttermilk de manera alterna. Continuar añadiendo la harina y el buttermilk hasta acabar terminando con la harina.
    Añadir la mezcla de pepitas y nueces y repartirlas uniformemente con una espátula.
    Verter en el molde cuidando que entre por todas las rendijas del molde y alisar la superficie.
    Hornear de 50 a 60 minutos sobre una rejilla para que el aire pueda circular bien por el tubo. Pinchar para comprobar que está bien hecho.


        Dejar enfríar dentro del molde sobre una rejilla durante 10 minutos. Desmoldar y dejar enfríar del todo sobre la rejilla.


    Mientras se termina de enfríar haremos el baño brillante de chocolate. La receta la encontré en el blog "Kanela y limón" y es la que suelo utilizar para bañar los pasteles de chocolate porque está buenísima y es muy fácil de extender por encima. Ella la utiliza en un cheesecake que tampoco tiene desperdicio y podéis dejar de ver (pincha aquí)
    Poner el agua, la nata y el azúcar a fuego medio hasta que se disuelva del todo el azúcar. Añadir el cacao y mezclar bien. Subir la temperatura hasta que hierva. Llevar a 103º, retirar y enfríar a 60º. Añadir la gelatina, previamente hidratada y escurrida, remover y dejar templar hasta 40º.
    Poner el bundt en la rejilla y debajo poner una bandeja. Echar el baño de chocolate en forma de chorro sobre el bundt dejandolo caer por las paredes del bizcocho. Dejar enfríar un poco y volver a bañar hasta que se forme una buena capa por encima. Antes de que se termine de secar espolvorear con virutas de chocolate blanco.
    Introducir en la nevera para que se endurezca un poco antes de servir.
    Y este es el corte del pastel... ¿a qué tiene muy buena pinta?
  
     Está de muerte. Podrás ver más bundt en este día si visitas el blog de Nee (pincha aquí)

2 comentarios:

Sabela dijo...

mmmm que buena pinta,lo haré y te diré que tal me ha salido.

que tengas buen fin de semana.

Un beso

Sole dijo...

que buena pinta que tiene, Vi! para mí ni hace falta la cobertura de chocolate, la textura que tiene en su interior hace notar un bundt cake super húmedo y con ese chocolatito en pepitas... no hace falta nada más que un buen café.
¡Buen finde, querida!