Seguidores

miércoles, 13 de junio de 2018

Pastel de salmón y gambas con cubierta crujiente y falso caviar de arenque {Reto Veo veo}

    Este mes Blanca nos lo ha puesto bastante facilito, o eso creía yo, ilusa de mí 😂😂 Tenía claro que es lo que iba a preparar pero, cuando me puse a pensar como haría el rollito, casi me da algo. No encontraba naaaddaaa que pudiera utilizar para darle ese diámetro.
    Al final me salió un poco más grande de lo que tenía previsto pero es todo lo que pude conseguir.


    Lo primero decir que la foto con la que jugamos este mes es del Chef Sebastien Lepinoy del restaurante Les Amis de Singapur.


    Me parece que este mes me he acercado bastante al original y, después de degustar mi aportación, creo que me siento totalmente satisfecha con el resultado.


    Ingredientes :
    Para el pastel
  • 150 g de salmón fresco
  • 50 g de gambas frescas peladas
  • 45 g de cebolla
  • 2 huevos L
  • 70 g de queso ricotta
  • 1/2 cucharada de tomate frito
  • 1/2 cucharadita de mostaza antigua
  • Aceite de oliva 
  • Sal
  • Pimienta negra de molinillo recién molida 
    Además
  • 6 hojas de masa filo
  • 50 g de mantequilla derretida tibia
  • 6 cucharadas de mahonesa
  • 70 g de salmón para sashimi
  • 1 ramita de perejil rizado fresco
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 50 g de falso caviar de arenque
  • Pétalos de pensamientos comestibles

    Precalentar el horno a 170ºC poniendo una bandeja con agua, donde quepa el molde elegido, a media altura para hacer un baño maría.
    Picar fina la cebolla y pocharla en una cazuela con un chorrito de aceite. Añadir el salmón fresco cortado en trocitos y dejar cocinar hasta que el salmón no se vea crudo.
    Echar las gambas cortadas en trozos y dejar rehogar. Agregar los huevos, el ricotta, el tomate frito y la mostaza, salpimentar al gusto y triturar con una batidora.
    Encamisar los moldes con mantequilla y pan rallado, aunque si es de silicona como el que yo utilicé no será necesario.
    Verter la mezcla dentro e introducir el molde en la bandeja con agua, esta deberá llegar hasta la mitad del molde. Dejar hornear al baño maría de 35 a 40 minutos, o hasta que al pinchar con una agua esta salga limpia. El tiempo de cocción dependerá del tamaño del molde utilizado.
    Sacar, dejar enfriar sobre una rejilla y desmoldar cuando estén totalmente fríos.
    Para preparar el cilindro crujiente extender una hoja de filo y dividir en cuatro, de aproximadamente 6 cm y medio, y pincelar con la mantequilla. Forrar un rodillo de amasar con papel aluminio y enrollar las tiras de filo una sobre otra con la parte engrasada hacia dentro. Sacar con cuidado del rodillo junto al papel aluminio. Hacer una bola de aluminio, aplastar haciendo un cilindro e introducir dentro para que no pierda la forma al hornear.
    Repetir con el resto de las hojas, poner sobre una bandeja y cocer, a media altura, en horno precalentado a 170ºC, durante unos 10 minutos. Sacar y, cuando se enfríe, sacar el aluminio con mucho muuucho cuidado, y dejar enfriar sobre una rejilla.
    Para presentar el plato hacer un círculo con la salsa de soja y, colocar sobre él daditos del salmón de sashimi y hojitas de perejil rizado. Introducir cada uno de los pastelillos de salmón dentro de cada cilindro de filo. Poner una cucharada de mahonesa en un extremo del plato y encima colocar un cilindro. Distribuir una cucharadita de las huevas encima del cilindro de filo y decorar con los pétalos de los pensamientos. Pero queda más fácil entender la presentación viendo las fotos, ¿a que sí?


    No está rico, no... está absolutamente divino.
    Sólo me queda dejaros el recopilatorio, a ver como han resuelto el reto mis compis.

5 comentarios:

Menjar a Cala Blanca dijo...

Vivi, este zenital con el caviar y los pétalos está de escándalo!!!

Leyendo tus malabarismos para hacer el canutillo he pensado que a lo mejor se podría hacer envolviendo tapones de vino de corcho. El corcho seguro que necesita mucha temperatura para arder, como mínimo seguro que mucha más que la masa filo, y así podrías hacerlos sin necesidad de quitar el rodillo ni poner bolitas de papel dentro para que mantenga la forma. No se si me he explicado bien...
Pero sea como sea, te ha quedado precioso y muy parecido a mi primera idea, que fue hacer algo con salmón.
Un beso bonita, y muchisimas gracias por participar!
Blanca

Aquí se cuece jugando dijo...

Pues si. Me parece divino en cuanto a sabores. Y de estética es cierto que se parece un montón al original. Muy bien mi querida Vivi.

Amanecer dijo...

Tiene muy buena pinta,y seguro que buenisima

Natalia Cortes dijo...

Vivi que preciosidad!!, me disculpo por llegar tan tardeeeee, la verdad es que este mes fue de locos para mí y me atrasé un montón en visitas porque tuve a mi hermana de visita en casa y entre viajes y demás cosas se me fue el tiempo. Pero por fin llego a contemplar este plato tan bonito, espectacular, te ha quedado impresionante!!! Me encanta todo de verdad, te felicito además de lo bonito y bien presentado esta casi que igual, ahora de los sabores, creo que si lo hubiera hecho salado el salmón era una de mis opciones y es que se ve delicioso.
Un gusto aprender de todas. Reto superado!!!! Mil besos!

Laura Selene dijo...

Jajajaj, tu lo ves fácil porque siempre te sale bien !! Yo tampoco tenia canutillo y opte por cartón y papel de aluminio. La combinación me encanta, no me extraña que estés satisfecha. Besos.