Seguidores

martes, 14 de diciembre de 2010

Tarta mousse de violetas

    Esta tarta es la responsable  de que se me despertaran las ganas de empezar con el blog.
    Nada más descubrirla sabía que iba a hacerla. El olor de las violetas me evocan recuerdos de mi infancia, esté era el aroma preferido de mi abuela y cada vez que las huelo me recuerda su perfume. Recuerdo la leche frita que nos preparaba, los polos de "La Casera" de naranja, la leche condensada cocida siempre en su nevera...y los caramelos, siempre presentes en la cómoda de su cuarto, por supuesto de violetas.
    Esta tarta va por tí, abuela.
    En muchos blog la he visto pero la que Yo he hecho la encontré en "Cocina con Ana"...mi asignatura pendiente es la presentación, intento mejorar, pero el nivel de los blogs es muy alto.

     Ingredientes:
    (para la base)
  • 150 g de galletas maría
  • 60 g de mantequilla
  • 1 cucharada de leche
    (para la mousse)
  • 150 g de caramelos de violeta
  • 1 tarrina de queso crema (le puse una de 200g de Philadelphia)
  • 500 ml de nata
  • 6 hojas de gelatina
  • 1/2 vasito de leche
   (para la cobertura)
  • 150 ml de agua
  • 100 g de caramelos de violeta
  • 2 hojas de gelatina
    Primero haremos la base triturando las galletas hasta que estén hechas polvo. Añadir la leche y la mantequilla derretida y unir con los dedos hasta que se haga una pasta homogénea. Echarla en un molde desmontable e ir aplastandola contra el fondo para hacer la base. Meter al frigo para que se compacte.
    Poner la nata en el congelador un rato y la gelatina a remojo. Triturar los caramelos de la mousse hasta que sea un polvo fino. Montar la nata y endulzar con el polvo hecho con los caramelos. Calentar la leche y disolver en ella la gelatina bien escurrida. Añadir el queso y remover hasta integrarlo. Agregar la nata y mezclar suavemente hasta que la masa sea homogénea. Echar sobre la base de galletas y volver a refrigerar.


   Ahora haremos la cobertura. Poner a remojo la gelatina. En un cazo poner el agua al fuego y añadir los caramelos, cocer hasta que se disuelvan completamente y retirar del fuego.  
    Agregar la gelatina escurrida y remover hasta que esta se disuelva.
    Dejar enfriar un poco ya que guarda mucho el calor.
    Volcar la cobertura sobre la mousse y refrigerar de nuevo hasta que esté bien cuajada.

    Como remate la adorné con unas violetas escarchadas que, amablemente, me trajo de Madrid un compañero de trabajo que estaba allí realizando un cursillo.

    No sé si será por los recuerdos que me evoca pero, para mí, esta es la tarta más rica de todas las que hasta ahora he confeccionado.

7 comentarios:

Paulittta dijo...

Qué recuerdos tan bonitos!! La leche condensada casera debe estar buenísima mmm se me hace la boca agua!! jeje
No dejas de sorprenderme!! La tarta de chocolate y coca-cola, ahora esta de violetas... Ya espero la siguiente para ver que nos muestras!!
besissssssss

Mª Luz dijo...

es súper bonita, me encanta el colorido de esta tarta, y tiene que estar rica rica!me das un trocito para probarla??Besitos

quechuloalgodulce dijo...

Pues a mi me ha gustado todo de esta tarta hasta la presentación!!!! ese color lila maremia tiene que estar riquisima verdad?? me llevo la receta por si me animo a prepararla.
besos

Isabel - Frabisa dijo...

Qué color tan divino, Victoria, me ha encantado, preciosa.

Me llevo la receta, me gusta mucho como te ha quedado.

Enhorabuena por el blog.

un besazo

hoycocinavivi dijo...

Graciasa todas por los comentarios y la visita a mi cocina. Victoria.

Kitcheando dijo...

Hola Victoria, me he tomado la libertad de hacer esta rica tarta. Puedes echarla un vistazo en mi blog

http://estoykitcheando.blogspot.com/2011/12/tarta-mousse-de-violetas.html

Rebeca de Torres Ferrero dijo...

Esta receta ha sido robada para El asalta blogs!!
Gracias Vivi, estaba deliciosa.
Te dejo mi versión: http://lacocinaderebeca.blogspot.com.es/2013/08/tarta-mousse-de-caramelos-de-violetas.htm
Nos leemos ;)