Seguidores

viernes, 1 de noviembre de 2013

Chutney de manzana, moras y canela

    El término chutney, aunque originario del oeste de la India donde se le denomina chatni,nos viene de los ingleses que les copiaron y se la llevaron como suya a las islas durante su época colonial. Tanto unos como otros son muy aficionados a este tipo de mermeladas agridulces, especiadas y ligeramente picantes, aunque lo de los indios no son lo que se dice ligeramente picantes sino todo lo contrario, jejjeje. De hecho la receta que hoy os traigo es de Lorraine Pascale, ex-modelo y ahora cocinera inglesa de moda, aunque con unas ligeras variaciones mías, no podía ser de otro modo, jejjeje.


    Ya había hecho este chutney otras veces pero es que está tan bueno que no me canso de repetir la receta y, aproveché que estabamos en plena temporada para coger mi cesta de caperucita e ir a recoger unas cuantas, jajjaja. En realidad el que cogió la cesta fue un compañero del trabajo, Yago, el cual, amablemente, me regaló un buen tupper repleto de moras silvestres... No hay como tener amigos, jejjeje. Menuda diferencia de sabor de hacerlo con estas a hacerlo con las moras compradas, no hay ni punto de comparación!!
   
    Ingredientes :
  • 400 g de manzanas
  • 120 g de cebolla
  • 50 g de azúcar mascabado (o morena)
  • 40 ml de vinagre balsámico
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 200 g de moras
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra
    Pelar y descorazonar las manzanas. Cortar en trozos grandes y pesar entonces los 200 g.
    Pelar y cortarle cebolla en juliana fina. Lavar las moras y escurrirlas bien.
    Poner una cazuela al fuego con el aceite. Cuando este esté caliente añadir la cebolla y rehogar hasta que se ablande un poco. Añadir el resto de los ingredientes, menos las moras, y dejar cocer a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que alcance su punto de ebullición. Bajar el fuego y dejar cocer a fuego lento durante 45 minutos removiendo de vez en cuando.
    Esterilizar los botes en agua caliente, escurrirlos y secarlos en el horno a temperatura baja, unos 40ºC, para que no se enfríen.
    Cuando el chutney tome la consistencia de una mermelada espesa añadir las moras y cocer otros 10 minutos, removiendo con mucho cuidado para que no se rompan demasiado las moras. Comprobar el punto de picante por si queréis añadir un poco más de pimienta... o una puntita de cayena en polvo si lo prefieres extra-picante.


    Rellenar los botes hasta casi el borde y cerrar. Dejar enfriar los botes boca abajo para que se haga el vacío.


    Una vez estén fríos, después de comprobar que las tapas no se hunden al apretarlas en el centro con el dedo, guardar en un lugar oscuro y seco durante como mínimo un mes para que reposen.


    Al llevar azúcar y vinagre, poderosos conservantes naturales, durarán durante por lo menos 2 años sin abrir. Y en la nevera durante un máximo de 4 meses.

4 comentarios:

Aureas Kitchen dijo...

Me encantan estos chutneys para acompañar platos salados, ahora sólo tengo que conseguir que mi contrario se anime a probarlos porque en términos de comida es muy poco innovador.

Besos guapa!!!

KRIS dijo...

Vivi seguro que estaba delicioso, yo solo he probado el chutney de mango (comercial, no hecho por mí) y el de pimientos (este si casero).

Seguro que este tiene que ser toda una delicia.

Besotes

Cozinha Caseira dijo...

Hola

Que delicia. Mui rico. Un chutney de combinaciones deliciosas.

Besos
http://www.pratocaseiro.blogspot.pt/

Cozinha Caseira dijo...

Hola

Que delicia. Mui rico. Un chutney de combinaciones deliciosas.

Besos
http://www.pratocaseiro.blogspot.pt/