Seguidores

lunes, 5 de septiembre de 2011

Pulpo sobre natillas de gamba y rosas de bacalao ahumado

    Uno de mis blogs favoritos, de donde muchas veces se nutre de recetas el mío, es el blog "La parroquia 2.0". Allí es donde David nos introduce en el confesionario y nos descubre, poco a poco, "los pecados del monaguillo" y, este plato que hoy os presento, este es uno de esos pecados... porque, sin dudarlo un momento, algo tan alucinantemente rico tiene que ser pecado. Yo, humildemente y sin ánimo de destrozar demasiado su creación, he introducido unos ligeros cambios. Los ingredientes que pongo son los que Yo he utilizado pero os aconsejo corráis a ver la maravilla con la que él nos ha deleitado (pincha aquí y preparaté a disfrutar)


    Ingredientes :
  • 12 gambas
  • 1 bandeja de pulpo cocido en rodajas
  • 1/2 cebolleta
  • 2 cucharadas de ron
  • 300 ml de caldo de pescado
  • 2 yemas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 100 g de bacalao ahumado
  • 4 cucharadas de huevas de salmón
  • unas gotas de aceite de sésamo
    Poner las dos cucharadas de aceite en una cazuela y cocinar hasta que estén bien doradas.
    Retirar, pelar y reservar las colas. Reservar aparte las cáscaras y las cabezas.
    En el mismo aceite cocinar la cebolleta, picada muy fina, durante unos 10 minutos. Añadir las cabezas y las cáscaras reservadas y cocinar otros 3 minutos, estrujándolas constantemente. Agregar el ron y seguir cocinando hasta que reduzca casi del todo. Cubrir con el caldo y dejar cocer, a fuego lento, hasta conseguir que reduzca y nos queden 200 ml. Colar a través de un chino presionando para sacar todo el jugo, dejar templar.
    Batir las yemas e incorporar el jugo, triturar a toda potencia y volver a colar.
    Calentar a fuego lento la crema, removiendo sin parar, hasta que espese ligeramente. Aromatizar con unas gotas de aceite de sésamo.
    Calentar el pulpo en el microondas.
    Verter la natilla en el fondo de los platos, colocar las rodajas de pulpo por encima y las colas de las gambas reservadas.
    Partir las lonchas de bacalao en tiras y darles forma de rosa. Adornar los platos con ellas y con las huevas de salmón. Aromatizar el conjuntos con unas gotas de aceite de sésamo y servir los platos bien calientes.


    Aunque parezca un plato un tanto laborioso de hacer en el fondo no lo es tanto y, por su sabor, merece la pena probarlo.
 Os lo decía antes... con lo riquísimo que está tiene que ser pecado.

9 comentarios:

Marta y Cris dijo...

Vivi, hace solo un ratito que estuve por tu cocina, pero .... al ver el título de esta entrada, he venido en un suspiro !!!!

Esto tiene que ser un bocado de dioses ¿no?

Besos

LA COCINA DE LAS PINUINAS

Miss Migas dijo...

Madre mía Vivi! Estas natillas de gambas parecen de lo más suculento...

Anniki dijo...

Que original estas natillas, deben estar deliciosas!! Te ha quedado n plaro dw auténtico lujo ;)
Besos!

Pecaras de Gula dijo...

mamaa miaaa es que con el nombre ya me ha dado ganas de confesarme jejej

Cocinando con Manu CatMan dijo...

Vickyy....pero que delicatessen te has marcado...

una cosa si quieres ponerle picante yo encantado...jijijij

Marta, La Caponata dijo...

Uaaaaaaau, esto ni en el Arzak!!!
Este tipo de platos me chifla. Estas natillas sirven de base para muchos platos... Buena idea!!

Muxux!!

La dieta mediterranea de Carmen dijo...

No tengo ni palabras..elaborado pero sencillo y sabrosos..M encanta!!

Muaks

Fe-i*ka dijo...

Vaya lujo de pulpo! ...un plato para sorprender.
Besikos ViVi

La cocina de Camilni dijo...

He estado curioseando un poco por aquí, te hemos conocido por tu sorteo.
La verdad es que nos quedamos porque nos ha gustado mucho lo que hemos visto, no te conocíamos y gracias a tu soreo nos quedamos, y ahora nos vamos a apuntar.
Saludos desde Cádiz, si quieres puedes conocernos reina, besitos.