Seguidores

jueves, 1 de septiembre de 2011

Bundt cake de piña caramelizada al tomillo y sirope de arce. El bundt de Agosto... por fín llegó

    Si, si , ya sé que el reto era para el día 15 de Agosto pero, como dijo Felipe II cuando se enteró del hundimiento de "La Armada Invencible" que envió a luchar contra los ingleses, Yo no he ido a luchar contra los elementos, jejeje... mi madre no tiene molde de bundt.
    De todas maneras, como digo en el título de esta entrada, por fín llegó.


    Como quería aprovechar la piña caramelizada que me sobró de hacer los bombones de morcilla rellenos de piña al tomillo, que por cierto hice la mitad de la piña... como me pasé, me pusé a pensar en que utilizarla y aquí tenéis el resultado de mis experimentos.
    Tengo que decir que no las tenía todas conmigo pero el resultado es increíble, está para quitarse el sombrero.
    Ingredientes :
  • 100 g de mantequilla 
  • 280 g de harina de repostería
  • 1 cucharada de levadura 
  • 1 pizca de sal
  • 120 g de azúcar
  • 2 huevos + 2 yemas
  • 200 ml de leche
  • 1 cucharada de zumo de limón colado
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 85 g de piña caramelizada al tomillo (aquí )
  • Azúcar glass para espolvorear.
    Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente. Tamizar, antes de pesarlas, la harina, la levadura y la sal, remover para integrarlas bien. Verter el zumo sobre la leche, remover y dejar reposar 10 minutos, agregar el sirope.
    Precalentar el horno a 180º.
    Batir la mantequilla hasta que esté cremosa y añadir el azúcar, seguir batiendo para que se forme una crema blanquecina y espumosa.
    Incorporar los huevos y las yemas de uno en uno esperando a añadir el siguiente cuando el anterior esté totalmente integrado.
    Agregar la mezcla de harina de tres veces alternando con la de leche con sirope, terminando con la de harina. Añadir la piña e integrar bien con ayuda de una espátula. Verter en un molde de bundt engrasado. En mi caso utilicé un molde de silicona que me compré en las rebajas... y, como me enamoró, tenía que probarlo ya sí o sí.
    Introducir a mitad de horno de 35 a 40 minutos. Pinchar con un palito de brocheta para comprobar que esté bien cocido y enfríar sobre una rejilla durante 15 minutos.
    Desmoldar y terminar de enfríar sobre la rejilla. Cuando esté bien frío espolvorear con azúcar glass.


    Como os dije antes el resultado es increíble y la pinta, ¿qué me decís de la pinta? ¿A qué está precioso? Bien doradito por fuera y esponjoso y blanquito por dentro.


    Está super jugoso, con un sabor para morirse y no hablemos del aroma que deja en toda la cocina mientras se hace... totalmente embriagador, os recomiendo que lo probéis, no os dejará indiferentes para nada.

5 comentarios:

jorgito dijo...

Que de bizcochos tan ricos, tengo un mono de uno....

Un saludo, Los Caprichos de Jorge

Alba dijo...

De quitarse el sombrero...Quiero un molde YA, jeje.
Besos

Rocio Valle Gonzalez dijo...

JOPE!! MENUDO BUNDT!! yo quiero esa imaginacion tuya guapa!! lo voy a probar sin duda!! un besazo y gracias!! :-)

La dieta mediterranea de Carmen dijo...

Qué rico bizcocho y la receta de la piña caramelizada me ha encantado, me ha dado ideas..

Saludos!!

Victoria dijo...

Bienvenidos a mi cocina.
Jorge: Todo es empezar... ahora hago uno a la semana como mínimo, crea adicción.

Alba: El primer molde que tube de estos lo compré en "los chinos"... superbarato y aún me dura, menuda inversión, jejeje.

Rocio: No es imaginación, es cocina de aprovechamiento... aquí no se tira nada.

Carmen: La piña heche así vale tanto para platos dulces como salados y está deliciosa.