Seguidores

martes, 30 de junio de 2015

Pizza extrafina y crujiente de queso de cabra y tomillo {Reto cocinillas lok@s por Lorraine}

    Ya se que llegado el calor lo que menos apetece es encender el horno, pero los cocinillas debemos estar un poquitín más pallá que pacá porque, si se trata de comer una exquisited como esta, no nos cuesta nada ponernos a ello aunque sudemos como pollos, jejjeje.
    De nuevo acabamos el mes lo que se resume en unas pocas palabras : reto de los cocinillas lok@s por Lorraine. En esta ocasión tocaba reto salado y elegimos esta maravilla de seudo pizza de la cocinera inglesa.
    La receta pertenece a su primer libro editado en español, "La cocina fácil de Lorraine Pascale", aunque podéis ver la receta también aquí.
 Yo la he variado un poco ya que no he puesto el pesto de espinacas, si mis hijos ven una base taaan verde seguro que la pizza me la hubiera tenido que comer yo solita. Porque un poco de verde vale pero tanto tanto como que no, jejjeje.


    Además puse la mitad de la pizza con queso y tomate fresco y la otra mitad con el queso y rodajitas de jamón cocido... y de ese trozo no puedo decir nada porque no llegué a tiempo ni de probarla, hay que ver lo rápidos que son los tíos cuando algo les gusta, leñe.


    Utilicé la bandeja del horno y estos son los ingredientes que emplee
    Ingredientes :
  • 4 hojas de masa filo
  • 75 g de mantequilla 
  • Unas ramitas de tomillo fresco
  • 3 tomates kumatos
  • 1 y 1/2 rulos de queso de cabra
  • 6 cucharadas de tomate frito casero
  • 200 g de jamón york de rulo (como 1/2 paquete)
    Precalentar el horno a 200º C.
    Pincelar la bandeja de horno con mantequilla derretida y colocar una hoja de pasta filo. Pincelar con mantequilla y espolvorear con el tomillo picado. Repetir la operación hasta que acabemos con la masa filo que pincelaremos también.
    Colocar otra bandeja de horno encima y hornear unos 15 minutos.
    Sacar del horno y retirar la bandeja de encima.
    Extender la salsa de tomate por encima de la masa horneada, dejando un dedo sin cubrir alrededor de los bordes, y colocar las rodajas de queso y tomate o de queso y jamón  por encima. Espolvorear con más tomillo picado y hornear 15 minutos, o hasta que el queso comience a verse derretido.
    Servir bien caliente.


    El contraste de texturas es bastante sorprendente y muy muy agradable.


    Realmente es una gran idea, otra forma diferente de comer pizza.
    Solamente me queda enseñaros la preciosa portada que este mes nos ha hecho Susana e invitaros a visitar las propuestas del resto de mis compis.


    Susana de Té con limón y canela
    Mavi de Mandarinas y Miel
    Bea de Sweet Cookies by Bea
    Leila de La nueva cocina de Leila
    Bea de Bea Recetas y más
    Blanca de Menjar a ca la Blanca 
    Marisa de Marisa en la cocina 

3 comentarios:

Mavi Blasco dijo...

Que pizza más sabrosa te ha quedado!!! Cuando hay crios ya se sabe que hay que adaptar las recetas a ellos, y el cambio ha sido muy acertado, te ha salido deliciosa...
Un bst.

SUSANA dijo...

Qué buena pinta, Vivi!
Has hecho una versión perfecta para niños :-)
Un besote y feliz verano!

Las Recetas de Manans dijo...

Se ve muy crujientita.