Seguidores

domingo, 10 de marzo de 2013

Pan de espelta con pasas y nueces con masa madre

    Una vez que te pones a hacer panes caseros con masa madre no puedes dejar de probar nuevos sabores y mezclas , este pan que hoy os traigo es una buena muestra de ello.
    Cuando a finales de Enero publiqué, para el #diadelaespelta de Twitter, el pan de espelta con masa madre mezclando las recetas de Pamela y de Su tenía claro que la combinación de Su con pasas y nueces tenía que probarla.
    Volví a realizar el pan con las cantidades de los ingredientes que adapte para aquella ocasión (aquí), con alguna mínima variación y realizándolo con la Thermomix, este es el resultado del mismo.


    Al utilizar harina integral de espelta el pan no sube demasiado pero eso no quiere decir que se quede apelmazado y duro, ni muchísimo menos. Está delicioso, vamos que este es uno de los que volveré a repetir, jejjeje.


    Ingredientes :
  • 110 g de masa madre, al 100% de hidratación
  • 150 g de agua tibia
  • 5 g de azúcar
  • 125 g de harina de fuerza
  • 125 g de harina de espelta integral
  • 5 g de sal
  • 1 puñado de nueces
  • 1 puñado de pasas
    Poner los ingredientes por ese mismo orden en el vaso, excepto la sal, las pasas y los piñones, y mezclar durante 10 segundos, vel.6.
    Programar 4 minutos, vel. espiga. Cuando haya pasado un par de minutos añadir la sal por el bocal y en el último agregar las nueces y las pasas.
    Sacar del vaso y formar una bola. Como mi pan estaba un poco pegajoso lo dejé reposar 15 minutos, lo amasé 15 segundos y así 2 veces más. En este punto, que ya estaba perfecto, volví a formar una bola y lo dejé hacer el primer levado, en un sitio cálido y tapado con film plástico, poniéndolo en un bol ligeramente engrasado con un chorrito de aceite de oliva. 
        Cuando la masa haya aumentado casi el doble poner de nuevo en la superficie de trabajo y amasar otro minuto para desgasificarlo.
    Volver a darle forma de bola metiendo los bordes hacia el centro para crear tensión en la superficie y bolear.
    Enharinar un paño o, si tenéis la suerte de tener uno, un banetton. Poner la bola de masa dentro, con la costura hacia arriba, cubrir con otro paño también enharinado y tapar. Dejar así, de nuevo en un sitio cálido, hasta que doble el volumen.
    Precalentar el horno a 250º C, con calor de arriba-abajo.
    Sacar la bandeja del horno y volcar el pan en ella con mucho cuidado. Greñar el pan, haciéndole un par de cortes de 1 cm de profundidad. Pulverizar las paredes del horno con agua y meter el pan al mismo tiempo que ponemos una fuente con hielos en la bandeja inferior.
    Dejar 10 minutos y, dejando escapar el vapor ya que la corteza estará formada, sacar la fuente de los hielos. Bajar la temperatura a 220º C y dejar cocer 20 minutos más o hasta que esté dorado.


    Sacar del horno y golpear la parte inferior del pan, si suena a hueco es que el pan ya está hecho. Dejar enfriar por completo sobre una rejilla.
   
  



    El pan enterito se fué de viaje a casa de una amiga y, para poder hacerle fotos, me llevé la cámara. Se me olvidó hacerle una foto del pan entero pero, nada más cortarlo me puse a ello, antes de que alguna zarpa apareciera y se llevara algún trozo. Y, como tenían que tener algo entre las manos durante la espera, me sacaron esta foto.

    Y el pan estaba riquísimo...

    
    Y no quedaron ni las migas, jajjjaja.

4 comentarios:

fus dijo...

Que buena pinta tiene, hasta solo con aceite de oliva debe estar bueno.

un saludo

fus

Alba dijo...

No me extraña que estés entusiasmada. Es que los panes con masa madre ya son auténticos jeje!...
Ten en cuenta que si lo hago con la panificadora casi no podemos esperar a que se enfríe, así que ya imagino lo que pasa con estos.
¡Se ve buenísimo!

KRIS dijo...

Vivi la verdad es que se ve delicioso !!!
Que color más bonito !!! Y no dudo de que estaba de ESCÁNDALO !!!

Besotes

Catieu dijo...

Pero que rico Victoria!!! Me encantan las pasas y las nueces en el pan.
Besos