Seguidores

miércoles, 16 de marzo de 2011

Pisto de calabacín

    Esta es una de las preparaciones más sencillas, ricas y versátiles de mi cocina. Va bien para acompañar un montón de alimentos lo que hace que mis hijos coman verduras casi sin enterarse.


    A mi me gusta más comer el pisto cortando la verdura en trocitos pero por pura necesidad me toca triturarlo bien fino. Esto empezó cuando mi hijo no quería los macarrones más que con tomate frito... pero el tomate frito "pelao", sin carne, sin atún, sin nada, solamente macarrones y tomate frito. Un día se me ocurrió pasar un poco de pisto que acababa de cocinar bien finito y lo envolví con el tomate (como véis el pisto me queda de un color bastante anaranjado) para que no se diese mucha cuenta. Por supuesto, como no es ni mucho menos tonto, se dió cuenta en cuanto lo vió pero no dijo nada... arrugó un poco el morro y se lo comió. Esa misma noche me estaba pidiendo más salsa de esa de los macarrones...exito total.
    Ahora lo hago en una olla grande y, cuando se enfría, lo pongo en fiambreras pequeñas y lo congelo...siempre tengo reservas para un imprevisto. Pongo la mitad de ellas en trocitos y la otra mitad triturado.


    Ingredientes:
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento verde (tipo italiano)
  • 1 pimiento rojo mediano
  • 1 calabacín grande
  • 6 tomates maduros medianos
  • 1 chorreón de aceite de oliva virgen
  • Sal 

    El paso a paso es muy sencillo, tanto como ver las fotos.


    Poner en una olla el aceite hasta que se caliente. Cortar la cebolla y los pimientos en trocitos y añadirselos al aceite. Espolvorear con la sal y dejar que se poche un poco. Agregar el calabacín en dados.

    Dar unas vueltas con una cuchara de madera.
    Pasar los tomates por un rallador grueso y añadirselo a la mezcla de la olla.


    Dejar cocer durante por lo menos hora y media a fuego lento. Yo lo hago en la olla exprés y ahorro tiempo...en poco más de cuarto de hora está hecho. Rectificar de sal y...a comer!!!


    Para acompañar carnes y pescados a la plancha, huevos fritos y tortillas, pasta y arroz blanco... y también para rellenar empanadillas y empanadas.

2 comentarios:

Paulittta dijo...

A mí me pasaba lo mismo con las lentejas, me las tenían que triturar y ponerme trozos de jamón para que me distrajera comiéndolas. Cada vez me las trituraban menos hasta que ya me las comí enteras. Cualquiera diría que ahora es uno de mis platos favoritos!! jeje

Este pisto tiene muy buena pinta!! Me lo apunto!!

bessisss

hoycocinavivi dijo...

A todos nos ha costado empezar a comer algún alimento pero todo es insistir, hacerlo con variaciones para enmascararlo y, con el tiempo, se acaba comiendo tal cual. A mí pasaba con el pisto y mira...ahora lo prefiero en trozos grandes, cuando lo ve mi madre le dá una alegría...con lo que ella luchado. Besos.