Seguidores

martes, 5 de noviembre de 2019

Trucha con cremoso de nabos y rebozuelos {Cooking the Chef}

    Cuando las chicas de Cooking the Chef nos comunicaron que era Ana Ros la Chef elegida para este mes no me podía ni imaginar que esta mujer acabará inspirándome de la manera que lo ha hecho. Del resto de los Chefs Internacionales que hemos tenido hasta ahora había oído, por lo menos, hablar de ellos pero, esta mujer, no tenía ni idea de quién era ni, por lo tanto, de cómo era su cocina. 
    Poco a poco he entrado en su filosofía, gracias en primer lugar por el maravilloso mapa conceptual que Natalia Cortés nos compartió, y más tarde viendo el Chef's Table dedicado a esta Chef en Neflix, que me han hecho comprender su espíritu y su tesón para sacar adelante un gran restaurante en un lugar, Kovarid (Eslovenia), donde no es tan fácil llegar a la cumbre mundial. 


    La cocina del Hisa Franco, el restaurante que regenta Ana Ros junto a su marido, está basada en los productos de proximidad y de temporada. Del azul hipnótico del río Soca salen las truchas que son su ingrediente fetiche, así que no me imaginaba preparando una cosa distinta y, de esta idea, es de donde ha surgido este plato que hoy os traigo.
    Vamos al lío...


    Ingredientes :
  • 4 lomos de trucha
  • 200 g de senderuelas
  • Varias ramitas de tomillo
  • Hojas de capuchina
  • Pétalos de flores y microbrotes
  • Sal
  • Pimienta blanca de molinillo
  • Aceite de oliva virgen extra
    Para el cremoso de nabos
  • 2 nabos pequeños o 1 grande (unos 125 g)
  • 1 pizca de sal
  • 30 ml de nata de cocinar
  • 1/2 cucharada de miel 
  • 1 ramita de romero con sus flores

    Lo primero que haremos será retirar bien todas las espinas que puedan tener la trucha y, después, prepararemos el cremoso de nabos. Para ello, pelar los nabos y trocearlos. Echar en una cazuela y salpimentar. Añadir la ramita de romero, a la que previamente habremos retirado las flores , y verter agua hasta que estén cubiertos. Cocer, a fuego bajo, hasta que estén muy tiernos. Escurrir el agua que quede.
    Añadir a los nabos escurridos 2/3 de la nata y triturar . Ir echando más nata hasta que tenga una textura cremosa pero no demasiado líquida. Agregar la miel y remover hasta integrar. Reservar en caliente.
    Limpiar con un cepillito las senderuelas. Poner a fuego medio una sartén con un chorrito de aceitede oliva. Cuando esté caliente, rehogar las setas. Bajar un poco el fuego, salpimentar, echar por encima las hojas de un par de ramitas de tomillo y dejar cocinar hasta que pierdan todo el agua.
    Mientras se hacen las setas pasar por una plancha, ligeramente aceitada, los lomos de trucha dejando que se cocinen un para de minutos por cada lado.
    Una vez terminadas de hacer todas las preparaciones sólo quedará montar el plato.
    Poner en un lado del plato un lomo de trucha, con la parte de la piel hacia abajo. Adornar por encima con pétalos de flores y microbrotes.
    En la otra mitad echar un par de cucharadas del cremoso de nabos. Distribuir por encima las senderuelas y espolvorear con las flores del romero.
    Terminar de decorar el plato con una ramita de tomillo y las hojas de capuchina.


    La verdad que tenía mis dudas con el cremosos de nabos pero la buena combinación que hace con la trucha y las senderuelas me ha dejado más que satisfecha... y a los míos también porque se lo han comido todos sin decir esta boca es mía, jejjeje.
    Y para seguir disfrutando de la cocina de esta Chef y/o de lo que ha inspirado al resto de los participantes aquí os dejo el recopilatorio del reto de este mes.

9 comentarios:

Marga dijo...

La pinta es inmejorable, enhorabuena guapísima,bss

Raksha dijo...

La trucha ha sido uno de los ingredientes estrella. Y a tí te ha quedado estupenda. Besos

Estela Sanchez Ruiz de Luna dijo...

La presentación de tu plato preciosa, y imagino que estará riquisima esa trucha asalmonada. Muchos besos.

CRISTINA dijo...

Esta trucha ya entra por los ojos, así que seguro que al probarla uno queda encantado.

abril dijo...

Que bien que gracias a Ana Ros, hemos sacado del olvido a la trucha, un alimento muy bueno y con muy buenas propiedades. Qué bien, también que haya chefs que se dediquen a salvar esos productos que se.. van quedando atras. Tu receta se ve deliciosa y muy en la linea AR. Gracias por participar, siempre aqui. Besos

Concha Martínez - Jugando con la cocina dijo...

Me encanta la presentación de tu trucha, te ha quedado muy bonita y me quedo con el cremoso de nabos que no he cocinado nunca, tiene toda una pinta buenísima!!!
Besos

sopaypilla dijo...

Una presentación perfecta y digna de su restaurante! que preciosidad y como apetece solo de verlo!
un besito

La cajita de Nieves y Elena dijo...

La presentación es exquisita. Me gusta mucho la trucha asalmonada y hacía mucho que no veía recetas originales con ella.

Bss

Elena

Andreíta come de todo dijo...

Sencillo y sin complicación? Creo que por muy básica que sea la elaboración, una presentación así es complicada de conseguir, hay que tener mucha delicadeza y tratar el producto con mimo!
Un besote