Seguidores

sábado, 29 de diciembre de 2018

Estrella de pan dulce rellena de mermelada de arándanos rojos {Una galleta, un cuento}

    Otra vez me encuentro en las mismas, lo más difícil es imaginar algo que poner para introducir esta entrada y "busqué, mirando al cielo, inspiración y me quedé colgao en las alturas" como decía Serrat en su canción. Bueno, lo cierto que lo de mirar al cielo no sería del todo inapropiado si de esta manera pudiera ver pasar la estrella de Belén. Esa misma que fue guiando a Melchor, Gaspar y Baltasar para encontrar al Niño en el pesebre.Y que también indicó el camino a Artabán, el cuarto Rey Mago.
    En realidad, Artabán es el protagonista del cuento navideño que hoy nos ocupa, The Other Wise Men, escrito en 1896 por el teólogo presbiteriano estadounidense Henry Van Dyke. Este cuento es el que hemos elegido este mes en el reto "Una galleta, un cuento".


    Nada más conocer cual era el cuento elegido tuve claro que mi aportación iba a ser una estrella, aunque no sabía seguro de que iba a estar hecha... hasta que vi esta maravilla en el Instagram de @vesnas_suesse_welt.
    Para ser la primera que hago pienso que no me ha quedado mal, aunque nada comparable a la suya. Ahora que eso sí, rica estaba un rato largo, no podía dejar de estarlo siendo una adaptación de los rollos de canela que Ibán Yarza tiene en su libro Pan casero.


    Ingredientes :
  • 210 g de leche
  • 75 g de mantequilla
  • 390 g de harina de fuerza (usé la de Mercadona)
  • 4 g de levadura seca de panadería
  • 4 g de sal
  • 75 g de azúcar
  • 1/2 cucharadita de vainilla en pasta
  • Mermelada de arándanos rojos
  • 1 yema de huevo L
  • 1 cucharadita de nata líquida
  • Azúcar glass
    Calentar la leche a 37ºC y añadir la mantequilla. Cuando esta esté derretida echar la levadura y remover. Agregar 260 g de harina, mezclar un poco y poner en el bol de la amasadora. Trabajar 5 minutos, a velocidad baja, hasta que todo se integre. Añadir el resto de la harina, la sal, el azúcar y la vainilla y seguir trabajando a velocidad baja hasta que esté uniforme. Subir a velocidad media, amasar durante un par de minutos y dejar reposar 10. Repetir tantas veces como sea necesario hasta que la masa esté lisa y elástica y pase la prueba de la membrana.
    Bolear, colocar en un bol ligeramente engrasado, con el pliegue hacia arriba. Cubrir y dejar fermentar. Cuando casi doble su volumen, volcar sobre la superficie de trabajo enharinada y aplastar ligeramente para desgasificar la masa. Pesar la masa y dividirla en dos partes iguales.
    Estirar cada parte formando dos círculos de grosor uniforme de unos 5 mm. Poner uno de los círculos sobre una bandeja forrada con papel. Extender la mermelada por la superficie y cubrir con el otro círculo de masa. Dejar reposar 10 minutos para que la masa se relaje un poco.
    Yo elegí como relleno la mermelada de arándanos rojos de Ikea, me encanta lo deliciosamente acidita que es, pero podéis poner la que más os guste a vosotros o, incluso, rellenarla de nocilla o nutella.
    Hacer los cortes, como en la foto siguiente, con un cuchillo afilado.


    Introducir los picos que se han formado por las ranuras que hemos hecho en medio de ellos, sin apretar demasiado, un par de veces y doblar hacia fuera para formar la estrella. Aproximar las bases de las puntas para crear una estrella en el centro. Cubrir y dejar levar aproximadamente una hora, no es necesario que doble el volumen de nuevo.
    Precalentar el horno a 250ºC.
    Batir la yema de huevo con la cucharadita de nata y pincelar con la mezcla la estrella.


    Hornear durante unos 8 minutos. Con mucho cuidado arrastrar el papel de horno junto con la estrella hasta trasladar a una rejilla y dejar enfriar.
    Una vez fría del todo, espolvorear con azúcar glass.


    ¿Habéis visto que miga? Y para conservarla tierna lo ideal es que se guarde en una bolsa de plástico.

2 comentarios:

Yolanda - Magdalena de Chocolate dijo...

Qué bonita te ha quedado esa estrella! Y no digo nada del sabor porque tiene que estar impresionante! :D
Un beso!

Isabel Sánchez Morán dijo...

Muy bonita y tiene un aspecto que entran ganas de comerla sólo con ver las fotos.
Felices fiestas y muy Feliz Año Nuevo