Seguidores

lunes, 15 de enero de 2018

Magdalenas caseras de Xavier Barriga #estosieslabuenamagdalena

    Llevo muchas magdalenas hechas en mi vida pero nunca había conseguido un copete como el de estas que hoy os traigo y es que nunca había hecho la receta de Xavier Barriga y, os aseguro, que es la caña.
    El culpable de volver a la carga para conseguir unas magdalenas con copete ha sido un reto, como no, en este caso de instagram, donde Cocinando sabores nos ha invitado a hornear unas ricas magdalenas de pueblo caseras y compartirlas con el hashtag #estosieslabuenamagdalena.


    Han salido tan ricas que no han durado más que un día, y eso que era una docena y es que como lo hecho en casa no hay nada.


    Ingredientes :

  • 125 g de huevo
  • 175 g de azúcar
  • 60 ml de leche
  • 190 ml de aceite de girasol
  • 210 g de harina 
  • 7 g de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • La ralladura de 1 limón
    Tamizar la harina junto a la levadura y la pizca de sal. Añadir la ralladura de limón y remover.
    Batir a velocidad media los huevos y el azúcar. Bajar a velocidad lenta y verter la leche, cuando esté incorporada agregar el aceite y seguir batiendo.
    Añadir la mezcla de harina e integrar con movimientos envolventes justo hasta que la masa esté homogénea.
    Tapar el bol con un plástico y meter a reposar en la nevera durante, por lo menos 1 hora.
    Precalentar el horno a 250ºC.
    Sacar la masa y remover enérgicamente con un batidor manual.
    Repartir la masa en las cápsulas de magdalenas elegidas, rellenando solo las tres cuartas partes de su volumen. Espolvorear cada magdalena con más azúcar.
    Meter al horno a media altura, bajar la temperatura a 210ºC y dejar cocer durante unos 18 minutos o hasta que al pinchar con una aguja esta salga limpia.
    Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.


    Como podéis ver yo hice las magdalenas en estos capacitos rígidos tan monos así que no tuve necesidad de meterlos en ningún molde, pero si vosotras las hacéis en cápsulas de papel deberéis hacerlo (ponerlas en un molde) para evitar que se abran demasiado.


    Para que salga un buen copete es imprescindible que la masa esté bien fría y el horno bien caliente ya que será esa diferencia de temperatura la que haga que la masa se eleve.


    No solo ha quedado un copete divino sino que además han quedado muy jugosas y esponjosas.


    Fuente : Libro Bollería de Xavier Barriga

1 comentario:

Nieves García dijo...

una delicia, una de las mejores recetas de madalenas sin duda.
menuda pinta tienen las tuyas.
felicidades Vivi