Seguidores

jueves, 14 de agosto de 2014

Mermelada de fresas con cava a la pimienta rosa

    Uno de los mayores placeres de los domingos y de los días de vacaciones es poder desayunar relajadamente : un buen café o té, un poco de fruta fresca y unas ricas tostadas de pan casero con el mejor de los acompañamientos,  una deliciosa mermelada también casera.
    Hacía mucho que quería hacer mermelada de fresas con pimienta rosa (ver aquí) y también hacía mucho que quería hacerla con cava (ver aquí) así que, ¿por qué no juntarlo todo?
    Al final resultó ser una mermelada un tanto especial y festiva, una mermelada de auténtico lujo.


    Hacer una mermelada casera es bien sencillo pero si está realizada en thermomix además de sencillo es limpio, muuy limpio. Como me gusta variar mucho de sabor de mermeladas, normalmente tengo empezados 3 ó 4 botes en la nevera, nunca hago más de 2 botes de unos 250 ml de capacidad de mermelada de cada sabor.
    Ingredientes :
  • 500 g de fresas
  • 200 g de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 100 ml de cava
  • 1/2 cucharadita de pimienta rosa
    Lavar las fresas y dejarlas escurrir. Qitarles el rabito, partirlas en trozos y ponerlas en un bol junto al azúcar. Remover, cubrir con plástico y dejar toda la noche en la nevera.
    Al día siguiente las fresas habrán sacado todo su jugo que, junto al azúcar, habrán creado bastante almíbar.
    Poner la mezcla a fuego medio en una cazuela. Al empezar a hervir se irá creando una espuma que tendremos que retirar. Añadir el zumo de limón y dejar que cueza hasta que reduzca el líquido y espese bastante. Agregar el cava, remover hasta que esté uniforme y dejar reducir de nuevo. Al tener más líquido del habitual tardará más tiempo en llegar al punto deseado, teniendo en cuenta que al enfriar espesará bastante más.
    Machacar ligeramente en un mortero la pimienta rosa y añadirla a la mermelada cuando haya llegado casi al punto de retirarla del fuego. De esta manera conseguiremos que no pierda ni un ápice del aroma y sabor de la pimienta que es lo que pasaría si la añadiéramos al principio de la cocción. Verter en botes esterilizados, tapar y dar la vuelta a los botes hasta que se enfríe la mermelada.


    Pero ya os había dicho que la forma más limpia de hacer mermeladas es hacerlas con thermomix, y de esa manera es como yo la he hecho, así que ahora os explico como.
    Después de tener las fresas con el azúcar durante la noche en la nevera eché la mezcla en el vaso de la thermomix y programé 20 min, temperatura varoma, vel. 2.
    Cuando lleve 5 minutos añadir el zumo de limón a través del bocal.
    Al acabar el tiempo agregar el cava y volver a poner otros 10 min, temperatura varoma, vel. 2, poniendo el cestillo sobre sus patitas sobre el bocal par evitar así salpicaduras y que evapore antes. Cuando falten 2 minutos para terminar el tiempo añadir la pimienta rosa ligeramente machacada. Comprobar que está en el punto de mermelada antes de verter en los botes esterilizados.
    Dejar enfriar los botes vueltos del revés para que se haga el vacío.


    Una vez que los botes estén totalmente fríos será el momento de etiquetar para guardarlos.

4 comentarios:

Debora de lucas dijo...

seguro que esta de vicio ¡¡¡¡ un besazo guapa

Las chachas dijo...

Qué original combinación de sabores en una mermelada. Y las fotografías preciosas!!
Un saludo de las chicas Cocinando con las chachas

Laura Selene dijo...

Me encanta la combinación, puede ser un buen regalo para las navidades. Besos.

La Cupcakeira dijo...

Que maravilla de mermelada, adoro las mermeladas caseras, como dices, un desayuno relajado, con fruta, un café u mermelada casera con una tostada, pero si encima la mermelada es tan deliciosa y original como las que nos presentas, ni te cuento!!

Besos y buen finde!
http://bakelosophy.blogspot.com.es/