Seguidores

martes, 26 de febrero de 2013

Menestra de tubérculos al curry verde

    Ya os había comentado antes que de vez en cuando compro alguna que otra revista francesa e italiana de cocina. Bueno pues, a mediados del año pasado, descubrí otro par de revistas francesas de cocina con unas fotografías para alucinar : Saveurs y Regal.
    En principio las cogí para tomar ejemplos de como quería que me salieran a mí ciertas fotos pero, al final, me he liado la manta a la cabeza y me he decidido por hacer alguna de las recetas que muestran... y eso que Yo no tengo ni pajolera idea de francés, jejjeje. Casi he tardado más en traducir alguna de las recetas que lo que es en hacerla, jajjaja.
    Este es el caso de la receta que os traigo hoy donde, como siempre y para no variar, la he adaptado a mi manera teniendo en cuenta los gustos de los comensales que la iban a degustar.


    Lo primero que he hecho ha sido cambiarle el nombre, jajjaja, empezamos bien... lo que era un curry de tubérculos ahora a pasado a ser una menestra de tubérculos al curry. El cambiarlo ha sido porque este plato es la aportación que presento al reto de este mes de Febrero de "Memòries d'una cuinera" donde el tema propuesto era la menestra.


    Ingredientes :
  • 1 cucharada de aceite de girasol (le puse de sésamo)
  • 2 nabos pequeños
  • 1 chirivía
  • 2 zanahorias medianas
  • 1/2 boniato
  • 1 cucharadita de pasta de curry verde
  • 1/2 cebolla
  • 150 ml de caldo de verduras
  • 150 ml de leche de coco
  • 10 g de almendras fileteadas
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • Cilantro picado
  • Sal
   
    Dorar las almendras en una sartén antiadherente y reservar.
    Pelar y laminar la cebolla. Pelar todas las verduras, lavarlas, secarlas y cortarlas en trozos.
    Pochar la cebolla en el aceite, a fuego lento, durante 5 minutos, sin dejar que llegue a coger color.
    Agregar la pasta de curry y proseguir la cocción 1 minuto más, removiendo continuamente. Añadir las verduras y dejar rehogar un poco. Verter el caldo, tapar y dejar cocer unos 25 minutos, a fuego lento, hasta que estén tiernas.
    Agregar la leche de coco y proseguir la cocción otros 5 minutos.
    Rociar con el zumo de limón, espolvorear con el cilantro picado y las almendras fileteadas tostadas reservadas.


    Servir bien caliente.


    Aunque en la receta original la cucharadita de curry era una cucharada, no me he atrevido a poner tanto ya que a mi marido no le gustan las comidas muy picantes y casi no se notaba que lo llevara; así que os recomiendo que lo hagáis con la cucharada que dice la receta ya que, al añadir luego los líquidos el picante baja en gran medida.

7 comentarios:

Viví Taboada dijo...

se llame como se llame es un plato fantastico y muy apetecible, bicos

KRIS dijo...

Desde luego que eres única !!!
Tengo yo un libro de cocina en francés, que tendrá tropocientas mil páginas y no he hecho ninguna receta por no traducir, jajajaja, vaya tela !!!

Un plato bien original !!!
aunque lo que me resulta más original es que hayas encontrado chirivia jejeje.

Besotes

KRIS dijo...

Desde luego que eres única !!!
Tengo yo un libro de cocina en francés, que tendrá tropocientas mil páginas y no he hecho ninguna receta por no traducir, jajajaja, vaya tela !!!

Un plato bien original !!!
aunque lo que me resulta más original es que hayas encontrado chirivia jejeje.

Besotes

Alba dijo...

Jaja, bueno yo creo que en cuanto una cocinera coge una receta por su cuenta la hace suya, porque aunque sea la misma cada una le da su toque.
Digamos que la receta francesa te ha inspirado y tú has hecho lo que te parecía. Y bien rica que se ve.
Besitos.

Judith dijo...

menuda olla Vivi!! un plato lleno de vitaminas con un toque oriental. genial! besitos

Coses de Llàbiro dijo...

Las chirivías las uso para hacer caldo y después las tiro, ay, ay, ay, que igual me pierdo algo bueno.
Besos y muchísimas gracias por participar.

Cósima dijo...

Muy original tu propuesta. Madre mía!! Tiene que estar buenísima.