Seguidores

domingo, 17 de mayo de 2015

Labneh, el queso de yogur {Cocinas del mundo}

    De nuevo cogemos el petate y nos vamos de viaje. Esta vez nos embarcamos rumbo al Líbano, un país muy rico gastronómicamente que ha sabido conjugar lo mejor de la cocina turca y la árabe con un ligero toque afrancesado.
    Este mes no me he complicado la vida y he elegido un plato que no puede faltar dentro de los entrantes de la comida, se trata de un buen cuenco de labneh.


    Este queso de yogur es servido siempre con un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra, otro producto que no puede faltar dentro de sus ingredientes como el gran país de gastronomía mediterránea que es.


    Nada más saber que Teresa de "Casa Tere", nuestra anfitriona de este mes en Cocinas del mundo, nos invitaba a descubrir la gastronomía de este país no tuve duda alguna en irme de visita a uno de los blogs de referencia que tengo de cocina libanesa, Taste of Beirut, donde he llegado a descubrir platos sumamente deliciosos.


    Pero no me enrollo más, aquí os cuento como hacer un riquísimo queso de yogur.


    Ingredientes :
  • 2 yogures naturales
  • Sal 
  • Aceite de oliva virgen extra
    Poner sobre un cazo un colador forrado con papel de cocina teniendo cuidado de que el colador esté separado del fondo del cazo para que el líquido que se va a desprender no lo toque.
    Salar el yogur a gusto y remover hasta integrar.
    Vaciar el contenido de los yogures dentro del colador forrado y tapar con un plástico de cocina. Meter en la nevera y dejar reposar durante como mínimo 12 horas. Cuanto más tiempo escurra el yogur más espesa quedará la mezcla.
    Retirar del colador y poner en el bol de servir. Con el dorso de una cucharilla hacer un surco y rellenar con aceite de oliva justo antes de servir.


    Yo lo he compañado de tomates aunque ellos también suelen hacerlo con otro producto estrella de esos lares, el pepino. Por supuesto no puede faltar el pan de pita para comer esta delicia, bien recién hechas o calentitas para darle un rico contraste de temperatura.

11 comentarios:

Bergua* dijo...

¡Qué riquísimo! Me gusta mucho la idea, te la pediré prestada ;)

http://berguaricoysano.blogspot.dk/

Margarita dijo...

Querida, me ha encantado, me parece imposible que algo tan sencillo resulte tan apetecible, estoy deseando probar, bueno, que me voy a la cocina a preparar un par de yogures.

Besitos

Bea Caballero dijo...

Que descubrimiento esta receta, me la apunto que tiene que estar super rico y con lo quesera que yo soy... Besos

Maggie dijo...

Que rico y que sencillo! Y con el pan de pita mejor aun! Un besito

La cajita de nieveselena dijo...

¡Me encanta la idea! Ya estoy deseando ponerla en práctica.

Bss

Elena

Jose dijo...

Con pepino y pan pita seguro que está de impresión, que sencillo y delicioso a la vez.
Abrazos.
http://mirecetario.es

Cocina y Aficiones dijo...

me apasiona el lebneh, es una alimento de primera y esta riquísimo¡¡¡¡
buena elección
besitos
Concha

Mar dijo...

Se me había olvidado esta receta que tenía pendiente. Muchas gracias por recordármela porque me encanta.
Besotes y nos vemos en Madagascar.

Encarnita dijo...

Que bueno y ademas se hace facil.besinos

Teresa dijo...

Que facilito !!!! y halaaaa venga a mojar pan por aqui y por allá....asi no hay dieta que lo resista pero que bien nos lo pasamos, mas comiendo que haciendo ????? no se yo ....
Besos

La cajita de nieveselena dijo...

Toma ya!!! Receta en un pispas como "dip" que viene genial para cualquier día y momento y con ingredientes que siempre tenemos en la nevera ¿quién no tiene yogures?
Y lo fundamental como dices un buen aceite de oliva virgen extra ;-)
Besos y nos vemos en Madagascar.
Nieves