Seguidores

domingo, 27 de enero de 2013

Filetes de canguro con salsa de mermelada de naranjas amargas

    Una de las cosas buenas que tiene la Navidad, incluso para los que no las disfrutamos de igual manera y se nos hacen un poquito cuesta arriba, es que, incluso los supermercados más modestos, ponen a nuestro alcance productos que no nos es fácil encontrar durante el resto del año... salvo que vayas a alguna tienda gourmet. Lo mejor de esto es que al traerlos incluso los de la tiendecita de la esquina los precios no están disparados y dejan a ser inasequibles para la mayoría de los mortales, jejjeje.
    Por otra parte siempre tenemos al Lidl que, aunque durante todo el año nos trae productos estrella, en estas fechas ya está que se sale. Precisamente esta carne de canguro la encontré en allí.


    En principio no pensé en comprarla aunque llamó mi atención poderosamente pero pudieron más mis ganas de descubrir nuevos sabores y, teniendo en cuenta que mis chicos son carnívoros al cien por cien, al final acabó dentro de la cesta de la compra. Y no me arrepiento porque mis chicos tardaron pocos minutos en dar cuenta de ellos, jajjjaja.
    Tan sólo tenía que elegir para la carne alguna salsa especial pero, como quería saborear todos sus matices, ni que fuera una catadora super entendida, no debía estar dentro de ella sino que solamente la serviría como acompañamiento.

    Ingredientes :
  • 2 paquetes de filetes de canguro (había 4 filetes en  cada uno)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva 
  • 1/2 cebolla
  • 75 ml de vino blanco 
  • 2 cucharadas de mermelada de naranja amarga
  • Flor de sal
  • Sal y pimienta negra recién molida
    Poner una plancha, a fuego fuerte, con 1 cucharada de aceite.
    Marcar la carne por ambos lados dejándola hecha al gusto de cada comensal, en mi casa nos gusta hecha al punto. Reservar los jugos aparte, salar ligeramente la carne con la flor de sal y reservar en caliente.
    Poner en una sartén el resto del aceite y pochar en él la cebolla picada muy fina. Cuando esté blanda pero aún no haya tomado color añadir el vino y dejarlo reducir hasta que esté casi seco. Agregar la mermelada, los jugos de la carne reservados, salpimentar y remover.


    Acompañar los filetes con un reguero de la salsa en un lado y unas patatas fritas y un poco de escarola en el otro. La salsa le aportará un sabor amargo-agrídulce que complementará perfectamente con el sabor fuerte, que para mí está en un punto intermedio entre el de la ternera y el del buey, de la carne.


    Ahora el plato ya estará listo para poder degustar ¡Menuda maravilla!

1 comentario:

Guillermo dijo...

Pues cerca de casa tengo la posibilidad de comprarlo. Me voy a apuntar la receta. Muy original.
Un saludo. Te invito a que pases por mi bolg. Yo me quedo para ver más.
El tiempo a bocados
http://eltiempoabocados.blogspot.com.es/