Seguidores

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Los canelones del día después.

    Ya pasaron la cena de Nochebuena y la comida de Navidad y ahora toca el turno de ir pensando qué preparar para la Nochevieja, pero antes hay urge la necesidad de vaciar un poco la nevera porque, por lo menos en mi casa, estos días siempre hay gran cantidad de sobras de estos días... que si un poquito de cordero, que si un platito de albóndigas, que si un par de filetes de ternera en salsa...
    No sé si a vosotras os pasa pero a mí no me entusiasma llevar a la mesa una cosa distinta para cada uno (eso lo dejamos para cuando salimos a comer fuera de casa) así que toca el turno de darle al coco e ingeniarselas para, con todas las sobras, hacer un plato único. Hay unas cuantas opciones pero en este caso he elegido preparar unos canelones... además este plato es precisamente el que las chicas de Memòries d'una cuinera nos invitaban a preparan para este mes, y esta es mi propuesta.


    Realmente no se trata de una receta en sí, más bien se trata de una idea (que no estamos para tirar comida y mucho menos ahora que estamos todos en crisis), la de reciclar las sobras haciendo una comida distinta que les guste a todos y , sobre todo, procurando que no protesten demasiado los niños. A decir verdad, los míos están encantados con cualquier plato de pasta, mucho más si es pasta con carne, jejeje, ¿a qué se nota?


    Como ya os he dicho es con sobras así que no hay cantidades exactas... se trata de picar fino los restos de las distintas carnes y agregar alguna salsa para unificar la mezcla, Yo le puse un buen chorreón de pisto muy bien triturado, así además comen una buena porción de verduras.


    Con esta mezcla solo hay que rellenar las placas de los canelones e ir colocándolos sobre una fuente que pueda ir al horno a la cual habremos puesto una base de salsa por bajo, en mi caso un poco del pisto del utilizado para el relleno.


    Como estoy en casa de mi madre las placas que ella tenía eran de lasaña y esas fueron las que utilicé así que salieron unos canelones un poco más raros de lo normal, jejeje.
    Tan solo quedará verter un poco de bechamel por encima de los canelones rellenos, espolvorearlos con bien de queso rallado e introducir la fuente en el horno para gratinarlos. Sacar cuando la superficie esté dorada y servir antes de que se enfríen.


    ¿A qué tienen buena pinta? Estaban deliciosos, ¡ummmm!

12 comentarios:

Debora de lucas dijo...

PUES SI QUE TIENEN BUENA PINTA,BESOTES

sofiaaurora dijo...

Ricos no, riquisimos, a mi también me pasa la mismo, tengo la nevera hasta las trancas, no me cabe un alfiler, te deseo un feliz año nuevo, besos

Yolanda dijo...

Una idea magnífica Vivi, la utilizaré seguro. Besotes.

La cocina de Camilni dijo...

No hay nada más rico que la pasta, y los canelones me encantan.

Feliz año reina

La dieta mediterranea de Carmen dijo...

Muy buena receta de aprovechamiento, te han quedado fantásticos.

Feliz año nuevo.
Carmen
www.dietamediterraneasana.blogspot.com

Loli dijo...

Pues que buena idea para aprovechar los restos de las comilonas! me gustan estas recetas de aprovechamiento y si encima es de pasta... mejor que mejor
Un beso

Ana-Experimento en la cocina dijo...

Virginia, una propuesta genial para aprovechar.
Feliz Navidad.
Besos

Isa dijo...

Seguro que buenísimo, yo no acostumbro a hacerlos porque me cuesta mucho enrollarlos, pero supongo que será cuestión de práctica.

elsfogonsdelabordeta dijo...

Muuuuuuuy buena pinta! Nosotros el dia de Sant Esteve aprovechamos también los restos de la escudella de Navidad y del pollo rustido y quedaron unos canelones de lujo.
Besos y buena entrada al 2012!
Sandra

Las Delicias de La Pungui dijo...

Muy buena idea para utilizar las sobras y que todos coman el mismo plato! la idea de mezclar con pisto me ha encantado! me ha encantado tu post.
un abrazo
Sonia

Coses de Llàbiro dijo...

La idea de los canelones de Sant Esteve era la de aprovechar la carne que había sobrado del caldo del día de Navidad así que tu idea es genial!
Muchas gracias por participar y feliz 2012!
Besos.

Judith dijo...

tampoco me gusta ir haciendo menús para todos! una buena idea. Muchísimas gracias por participar. besitos guapa