Seguidores

domingo, 26 de abril de 2015

Kedgeree de salmón... croquetizado {El Asalta Blogs}

    Si, ya se que estaréis pensando que me he vuelto majara, jejjjeeje. Vamos a ver, eso de croquetizado, qué demonios es??
    Aunque no lo parezca todo tiene una explicación lógica, aunque creo que algo majareta si que me estoy volviendo también.


    Hoy la hemos vuelto a liar parda. Nos hemos liado la manta a la cabeza y, esta vez hasta sin ponernos ni el pasamontañas, nos hemos lanzado como fieras a desplumar la cocina del mismísimo Capitán Rábano, del blog "Con un par de guindillas". Anda que no le tenía ganas yo!!! Ya está aquí una nueva entrega de "El Asalta Blogs"


    Ya se que me podía haber llevado unas croquetas ya hechas pero me ha parecido más adecuado croquetizar uno de sus platos, el especialista croquetizador es él, y este es un pequeño homenaje de mi parte a su buen hacer croquetizando todo lo que se le pone por delante.


    Ingredientes :
  • 1 puñado de arroz basmati
  • 1 lomo de salmón fresco
  • 50 g de salmón ahumado
  • 1 manojo de eneldo
  • 1 manojo de menta
  • 1 manojo de estragón
  • 1 limón
  • 1/2 bulbo de hinojo
  • 1 cucharada de mostaza en grano
  • 1 cucharada de semillas de cardamomo
  • 1 cucharada de coriandro (semillas de cilantro)
  • 2 cm de raíz de jengigre fresco
  • 1/2 cucharadita de jengibre fresco rallado
  • Ralladura de 1/2 lima
  • 1 huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite para freír 
    Poner agua a hervir con un puñado de eneldo, la mitad del bulbo de hinojo, 1/2 limón y las semillas de cardamomo. Antes de que rompa el hervor añadir el lomo de salmón y dejar escaldar durante unos 3 minutos, hasta que esté hecho.   
    Triturar la mostaza en grano y el coriandro en un mortero hasta que quede una mezcla bien fina.  


    Retirar el salmón. Colar el líquido resultante y agregar el jengibre, pelado y cortado en trozos grandes, y la picada de mostaza y coriandro. Hervir el arroz en ese caldo hasta que esté cocido, unos 15 minutos.
    Desmigar ambos salmones, retirando las posibles espinas que pueda tener el salmón fresco, y picar finamente las hierbas.
    Apartar el arroz, retirando el jengibre, y esparcir sobre una bandeja. Cubrir con los salmones desmigados y la picada de hierbas. Regar con el zumo del 1/2 limón que nos queda, la ralladura de lima y el jengibre rallado. Mezclar todo bien y dejar enfriar.
    Coger porciones con las manos y formar bolas apretando un poco la mezcla para compactarla.
    Pasar por huevo y pan rallado dos veces y freír en abundante aceite caliente. Dejar escurrir sobre papel de cocina para retirar el exceso de grasa y servir calientes.


    Como podéis ver en la fotos al romper la croqueta se aprecia claramente que el relleno no es otro que el preparado de arroz.


sábado, 25 de abril de 2015

Galletas de gelatina de limón. La lámpara maravillosa de Aladino {Una galleta, un cuento}

    "Aladino cogió la lámpara.
    - No entiendo por qué ese malvado anciano tenía tanto interés en esta vieja lámpara - dijo.
    En ese momento, la lámpara empezó a brillar y de ella salió un gigantesco personaje..."

    De nuevo es el día de publicación de "Una galleta, un cuento" y este mes la cita nos lleva muy muy lejos, nada más y nada menos que al Lejano Oriente ya que el cuento que ha elegido Rocío, de El rincón de glass, no es otro que Aladino y la lámpara maravillosa.


    La historia fue incorporada por el traductor francés Antoine Galland, quien la oyó de un cuentista sirio de Alepo, a los volúmenes IX y X de los cuentos árabes Las mil y una noches en 1709 siendo publicados en 1710. Aunque ya se describe la historia en un manuscrito copiado en Bagdag en 1703.
    La historia, una de las más famosas en la cultura oriental,  ha sido varias veces adaptada al cine siendo la más conocida, sobre todo en casas donde hay niños jejjeje, la versión musical de dibujos animados realizada por Disney en 1992, estrenada en España en noviembre del 93 (Fuente : Wikipedia)
    Y si la película del cuento elegido para el mes anterior, El mago de Oz, se llevó 2 Oscar, a la mejor canción y a la mejor música original, la película de Disney no se quedó atrás llevándose otros 2, a la mejor canción y a la mejor banda sonora.
    La idea de hacer galletas añadiendo gelatina de sabores la vi en el blog Kanela y Limón así que se la añadí a la receta de galletas que suelo hacer y el resultado me ha gustado mucho mucho.


    Ingredientes :
  • 150 g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 130 g de azúcar glass
  • 1 huevo L
  • 50 g de gelatina de limón
  • 325 g de harina
    Para decorar :
  • Fondant amarillo
  • Colorante "metallic dark gold" de Rainbow Dust
  • Algodón de azúcar
    Batir la mantequilla junto al azúcar hasta que la mezcla blanquee y tenga una textura de crema.
    Añadir el huevo y mezclar hasta integrar. Agregar la gelatina y seguir batiendo hasta que la mezcla sea uniforme.
    Tamizar la harina encima de la mezcla y amasar hasta integrar por completo.
    Poner la masa entre dos papeles de horno y aplanar con la ayuda de un rodillo dejándolo de un grosor de 6 cm. Dejar a enfriar en la nevera durante una hora por lo menos.
    Cortar formas  con los cortadores de galletas elegidos (yo modifiqué el cortador de una tetera para que la forma fuera más parecida a la de la lámpara de aceite que necesitaba), poner sobre una bandeja de horno forrada con papel y volver a dejar en la nevera en lo que se precalienta el horno.
    Precalentar el horno a 160º con aire
    Cuando coja la temperatura meter la bandeja a media altura y dejar hornear durante unos 10 minutos, justo hasta que los bordes comiencen a tomar color.
    Sacar, dejar reposar un par de minutos en la bandeja y traspasar a una rejilla para que terminen de enfriarse.
    Cuando estén totalmente frías procederemos a su decoración. Yo estiré un poco de fondant amarillo para cubrirlas y las terminé de decorar con el colorante y un pincel bien finito. Tan solo quedará, cuando se seque el colorante por completo, poner un poco de algodón de azúcar en el pico de la lámpara para simular el inicio de la salida del genio de dentro de ella.


    El diseño de las galletas es un poco infantil por lo que dejar que os ayuden los niños puede ser la mar de divertido para pasar una tarde la mar de entretenida.
    Si queréis ver el resto de las aportaciones de mis compis de reto solo tenéis que pinchar aquí.

domingo, 19 de abril de 2015

Hotteok, las tortitas callejeras de Korea {Cocinas del mundo}

    Hoy os traigo una verdadera delicia, claro que si estáis pensando ya en la operación bikini os aseguro que esta no es vuestra receta, jejjeje, ya que estas tortitas rellenas son una verdadera bomba pudiendo llegar a contener, cada una, hasta 230 calorias.
    Se cree que los hotteoks fueron introducidos en Korea por los mercaderes chinos que emigraron a este país a finales del siglo XIX, adaptándose para pasar de tener solo rellenos de carne a tener rellenos mucho más dulces de acuerdo con los gustos de los muy golosos coreanos.


    Hace tiempo que tenía ganas de probar esta delicia y, aunque es una especialidad de comida callejera que suele tomarse en invierno ya que se toman en caliente, no me he podido resistir a preparlos al enterarme que el destino elegido por Marga, de Acibechería, para las Cocinas del mundo de este mes era nada más y nada menos que Korea.


    De momento no entra en mis planes viajar hasta dicho país, ni visitar Busan que es donde dicen que hacen los hotteoks más deliciosos, así que me contentaré con prepararlos en casa, jejjeje.

      Ingredientes :
  • 175 g de harina de trigo
  • 30 g de harina de arroz
  • 4 g de levadura seca de panadero
  • 11 g de azúcar
  • 45 g de agua tibia
  • 110 g de leche
  • 3 g de sal
    Para el relleno
  • 80 g de azúcar moreno
  • 35 g de almendra molida*
  • 1 g de canela molida
  • 25 g de miel 
    *En  realidad el relleno se hace con cacahuetes triturados o molidos y, os lo aseguro, yo los tenía comprados y muy bien escondidos para elaborar esta receta... o eso creía yo, inocente de mí, ya que cuando fui a buscarlos dispuesta a preparar el relleno descubrí que mis hijos me los habían levantado. Ya puedo buscar nuevos escondrijos si quiero que me duren las cosas, jajjjaja, o me temo que esto me pasará más de una vez.


    Mezclar el agua templada con la mitad de la levadura y la mitad del azúcar. Remover y dejar reposar un rato, unos 10 minutos.
    Poner en un bol las harinas, el resto de levadura y de azúcar y la sal y remover. Hacer un agujero en medio y verter la mezcla de agua preparada anteriormente y la leche. Mezclar hasta que esté uniforme y volcar sobre una mesa ligeramente engrasada. Amasar hasta conseguir que se vuelva elástica y brillante y pase la prueba de la membrana. La masa puede quedar algo pegajosa así que para manipularla lo mejor en engrasarse ligeramente las manos.
    Colocarla masa en bol engrasado, tapar y dejar levar hasta que doble su volumen. Yo la preparé a media tarde dejándola levar en la nevera toda la noche.
    Una vez que haya levado, yo la dejé un rato fuera de la nevera antes de empezar a trabajar con ella para que cogiera temperatura, dividir en porciones y bolear, a mi me salieron 9 bolas de unos 38 g. Tapar y dejar reposar de 15 a 20 minutos. En mi caso las bolas volvieron de nuevo a la nevera, colocadas en una bandeja cubierta con un silpat y dentro de una bolda de plástico, y no volví a ponerme con ellas hasta despues de comer.
    Mientras reposan prepararemos el relleno mezclando todos los ingredientes con ayuda de una cuchara hasta que la mezcla esté uniforme.
    Colocar una sartén a fuego bajo y echar un chorrito de aceite.
    Poner una bola en una mano y aplastar con la otra mano para formar una tortita. Poner una cucharada del relleno en el medio y cerrar bien para que el relleno no se pueda salir. Aplastar de nuevo un poco y colocar en la sartén caliente presionando con una espátula para aplanar un poco. Darle la vuelta cuando esté ligeramente dorada y aplastar de nuevo con la espátula para que quede bien fina, dejar hasta que esté doradita. Sacar y dejar sobre un papel absorbente para retirar el exceso de grasa. Tapar con papel  de aluminio para que no se enfríen.
    Repetir la operación con el resto de las bolas hasta acabar con la masa. Servir calientes.


    La verdad que aunque, al ver la mezcla del relleno, pueda parecer que van a estar extremadamente dulces, no voy a decir que no lo sean, pero no lo están tanto. Ahora eso si, te comes uno y ya no te entran ganas de comer más, jejjjeje.


    Eso si, no se os ocurra comerlos en frío porque no sabrán ni parecidos.

sábado, 18 de abril de 2015

12+3=15 Abril

    Otro mes que casi no llego a publicar este reto, a pesar de que tengo las fotos desde preparadas desde hace días, pero es que necesito que los días se estiren y tengan más horas porque me cuesta llegar a todo, jejjeje. Aunque creo que la mayor parte de vosotros me entendéis perfectamente y lo compartís además.
    Bueno, no me enrollo y voy al reto.
    Por supuesto que para mi nombrar el mes de Abril es recordarme la Semana Santa y todos los dulces que van asociados a ella, así que mi foto elegida para este mes es uno de esos dulces


    No puedo pensar en la Pascua sin recordar las torrijas, la leche frita, las flores de sartén y, sobre todo, las rosquillas de palo de Valladolid. Me recuerdo de bien niña en el balcón de mi casa, con una rosquilla en la mano y un buen vaso de limonada en la otra, mientras veía como desfilaban en la procesión por mi calle. Luego cambiamos de calle y de barrio, pero esa imagen siempre quedará en mi recuerdo y es por eso la foto que he elegido para este mes, mis rosquillas de palo.


    Ahora en Semana Santa solo voy a Valladolid cuando puedo, pero no dejo de visitar el Campo Grande para disfrutar del cortejo de los pavos reales.


    Ahora en Valencia los dulces típicos para estas fechas son otros: las monas, los panquemaos y las cocas.


lunes, 13 de abril de 2015

Eton mess {Reposteras por Europa}

    Algunas veces de los descuidos surgen importantes maravillas. No, nos os penséis que me refiero al descubrimiento de la penicilina, que también lo fue, en esta ocasión me estaba pensando en los desastres culinarios.
    El postre que hoy os traigo, según cuenta una leyenda que data del s.XIX, parece ser que nació a raíz de un accidente; cuando una maravillosa pavlova se volcó rompiéndose en mil pedazos antes de llegar a su destinatario, un estudiante del Eton College, para celebrar el tradicional partido de criquet que enfrenta a este College y a los estudiantes de Winchester el 4 de junio (actualmente celebrado durante el último miércoles de Mayo), así que optaron por servirlo dentro de unos vasos... cualquier cosa menos quedarse sin postre, jejjeje.
    La palabra mess (desorden) define perfectamente el aspecto del postre donde se juntan fresas, nata montada y merengue.


    Este mes las Reposteras por Europa, reto creado por Pili de Tothom a la Cuina, hemos cogido el avión para encaminarnos al Reino Unido, país elegido por nuestra repostera jefe de este mes Noemí de Todo Cooking


    Por mi cabeza rondaron un montón de postres pero al final, como últimamente suele ocurrirme, el tiempo se me echó encima y he preparado este sencillo y rápido postre, aunque no por ello menos delicioso.


    Ingredientes:
    (por persona)
  • 1 merengue grande o 2 pequeños*
  • 1 puñado de fresas
  • 2 cucharadas con copete de nata montada azucarada
  • 1 pizca de jengibre rallado
  • 1 trocito de jengibre confitado
    *si queréis hacerlos en casa podéis seguir esta receta de mini merengues

    ¿Quién no ha preparado alguna vez unas fresas con nata? Pues esto es lo mismo pero con unos cuantos añadidos.
    Partir los merengues en trozos grandes y ponerlos dentro del recipiente donde se vaya a servir. Mezclar la nata con el jengibre rallado con movimientos envolventes para que no se baje. Cubrir los merengues con ella.
    Lavar y partir en tozos grandes las fresas y colocar por encima. Remover ligeramente para que se mezclen los ingredientes.
    Partir el jengibre confitado en trocitos pequeños y espolvorear la mezcla con ellos.


    Lo de añadir jengibre no forma parte del postre tradicional pero a mi me pareció que le pegaría muy bien a la mezcla, es un sabor tan british que no me pude resistir, y la verdad que le da un puntito picante y fresco espectacular.


    A mi me ha encantado.

domingo, 5 de abril de 2015

Tartar de arenque marinado y blinis de patata {Cooking the Chef}

    Lo bueno de participar en retos es la de cosas que aprendes con ellos. Acabas decubriendo nuevas cocinas, el origen de algunos platos y tradiciones y aprendes a apreciar más si cabe a los distintos chefs tanto nacionales como internacionales. En Cooking the Chef, reto creado por April y Aisha, todas estas cosas se conjugan a la perfección creando el más completo de los retos de aprendizaje.
    Si el mes pasado el reto nos invitaba a descubrir un poco la cocina peruana, de la mano de Gastón Acurio, este mes el reto nos ha traido de nuevo a España porque el chef elegido, o mejor dicho la chef, no es otra que Samantha Vallejo-Nágera. Si, si, la mismísima Samantha de España.

 
     Cuando dscubrí quién era el chef elegido me quedé un poco despagada porque a mí esta mujer no me acababa de entrar por los ojos. Ahora, gracias al reto, he descubierto que ella es más que la imagen casi de florero que nos ofrece en MasterChef. Si que es cierto que con los junior apunta maneras bastante distintas y deja entrever ligeramente un poco más de su verdadero yo.
    Así que después de investigar un poco más profundamente en su trayectoria y su cocina no tengo otra más que quitarme el sombrero ante ella ya que mi opinión ha cambiado del todo. Su cocina no está muy definida por una sola tendencia, en esto me he visto bastante reflejada, ya que le pega a todos los palos, tanto puede hacer un plato tradicional y sencillo como uno internacional más complicado o como un postre.Tanto es así que no he podido decantarme solo por una de sus recetas y en esta misma entrada no he tenido más remedio que conjugarlas, una el tártaro de arenques marinados y otra los blinis de patata, ambas recetas del programa El toque de Samantha de Canal Cocina.


    Después del pedazo de tocho de introdución que os he metido no me voy a extender más así que aquí tenéis ambas recetas.


    Tartar de arenques marinados
    Ingredientes :
  • 75 g de arenques marinados (los mios de Ikea)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 cebolla morada
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta negra de molinillo recién molida
    Blinis de patata
    Ingredientes :
  • 125 g de patatas (1 mediana)
  • 1 cebolleta 
  • 1 huevo
  • 25 g de harina
  • 100 ml de nata líquida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta blanca de molinillo recién molida
    En primer lugar prepararemos el tartar.
    Cortar el arenque en trozos muy pequeños.
    Lavar, secar y retirar las semillas y las nervaduras del pimiento. Cortar en dados de tamaño parecido a los trocitos de arenque.
    Pelar, y cortar la cebolla en daditos de igual tamaño que los anteriores.
    Mezclar todo y aderezar con el zumo de limón, una pizca de sal y bastante pimienta. Tapar y reservar en la nevera hasta la hora de servir.


    Lavar la patata y poner a cocer, sin pelar, en abundante agua salada.
    Picar la cebolleta muy finita y dejar pochar en una sartén con un chorrito de aceite a fuego lento. 
    Pelar la patata, trocearla y pasarla por un pasapuré. Yo la machaqué con un tenedor.
    Batir el huevo, incorporar la nata y la harina sin para de remover. Añadir el puré y la cebolleta pochada y mezclar bien hasta que quede una pasta fina y homogénea. Yo en este punto metí la batidora y le di un par de pulsos. Salpimentar.
    En una sartén verter un chorrito de aceite y poner a fuego medio. Cuando esté caliente ir echando pequeñas porciones, con ayuda de un cacillo de salsa, y dorar por ambos lados. Ir apilando los blinis y mantener calientes tapados con papel aluminio hasta terminar con toda la masa.


     Servir enseguida acompañado del tartar y un poco de crema agria espolvoreada con eneldo.


    Un riquísimo entrante para estos días que ya va haciendo calorcito, sobre todo acompañado de una copa de vino blanco bien frío.


   Ummmm, rico rico!!

martes, 31 de marzo de 2015

Muffins de canela y frutos rojos {Lok@s por Lorraine}

    Otro mes que se nos acaba y eso quiere decir que toca reto de los cocinillas lok@s por Lorraine. Este mes tocaba receta dulce y nos hemos decantado por una receta algo más ligera que las habituales, ¿estaremos pensando ya en la operación bikini?
    Al final la receta elegida ha sido la de estos muffins de canela y frutos rojos. La receta original es muy light, la hice siguiendo sus instrucciones y tenía bastante poco dulzor, así que la repetí tuneándola un poco para hacerla más cañera, jijjiji. Aquí os dejo la receta que yo hice finalmente, que tampoco es para echar cohetes, pero está bastante buena.


    Ingredientes :
  • 300 g de harina integral
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 2 huevos L
  • 200 ml de leche entera
  • 100 ml de yogurt natural
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de sirope de arce
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 200 g de frutos rojos congelados.

    Precalentar el horno a 200º C.
    Mantener los frutos en el congelador hasta el momento de añadirlos. Reservar un par de cucharadas de harina para pasar por ella los frutos antes de añadirlos.
    Mezclar en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal, la canela y el azúcar.
    Batir los huevos, añadir el resto de los líquidos y seguir batiendo hasta que la mezcla esté espumosa. Verter sobre la mezcla de los ingredientes sólidos y remover justo hasta que estén integradas ambas mezclas.
    Sacar los frutos del congelador, separar unos pocos para decorar, y rebozar los demás con la harina reservada. Agregarlos a la masa integrándolos sin remover demasiado porque si no irán tiñendo la masa que quedará de un color parduzco nada apetecible.
    Rellenar los moldes, cubiertos con capacitos de magdalenas, con ayuda de una cuchara de sacar bolas de helado, hasta llenar 2/3 de su capacidad. Repartir por encima los frutos rojos reservados presionándolos ligeramente.
    Hornear unos 20 minutos hasta que al pincharlos con una aguja esta salga limpia y estén bien doraditos.


    Retirar del horno y dejar reposar unos minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se terminen de enfriar.

  
    Si te apetece los puedes espolvorear con azúcar glass antes de servir pero así quedan taaan monos...
    El logo, de nuevo de Susana, es una pasada de chulo.


    Y aquí tenéis los participantes  del reto de este mes. Yujuuu, cada vez somos más los lok@s por Lorraine!!, jejjeje.
    Leila de La nueva cocina de Leila
    Marisa de Marisa en la Cocina
    Bea de Sweet Cookies by Bea
    Susana de Té con limón y canela
    Bea de Bea Recetas y más
    Aisha de La cocina de Aisha
    Mavi de Mandarinas y Miel
    Amaia de Amakuyi, detalles hechos con tiempo y cariño...
    Elena de Elena en la Cocina
    Vivi de Ó carón da Lareira
    Catieu de Pastissets
    Montse de No sin mi taper
    Chus de Siguiendo a Nenalinda
    Blanca de Menjar a ca la Blanca
    Eva de Ven a mi cocina
    Betty de Ruidos en la Cocina
    Tere de Aurea's Kitchen
    Josiño de Cocina y Kuchnia
    Natalia de Paladares de Nati