Seguidores

jueves, 29 de enero de 2015

Pan tigre {Bake the World}

    Hace tiempo que no amasaba algún pan y ya tenía mono... la verdad es que no hace tanto de ello porque durante el mes de diciembre he hecho unos cuantos panes dulces : pannettone, pandoro, lusekatter y, por supuesto, roscón (aunque este último no lo he publicado este año)
    Bueno, pues eso, que aquí os dejo este pan en versión panecillos, el pan tigre.


    Hace tiempo que tenía visto este pan y sentía cierta curiosidad en como debía ser su sabor y textura pero, hasta ahora que Clara y Virginia, las chicas de Bake the World, nos han invitado a prepararlo como reto para este mes de enero, no me había puesto a ello.
    Este pan nos llega desde Holanda pero su origen se remonta a la época en la que mantenía relaciones comerciales con el sureste asiático.


    La verdad que a mi la cobertura no me ha vuelto loca, para ser sincera más bien diría que no me ha gustado nada de nada, al quedar una cobertura crujiente y con un marcado sabor a arroz me parecía que estaba masticando arroz crudo; por lo demás los bollitos han quedado muy muy ricos, tiernos y esponjosos, solo hay que ver la miga para darse cuenta de ello.


    Pero vamos al lío. En este caso he elegido la receta de Sara de "La cocina de los Elfos", si no conocéis este blog os lo recomiendo porque esta chica hace auténticas maravillas, aunque con algunas ligerísimas variaciones.
    Ingredientes : (para 12 panecillos)
    Para el poolish
  • 100 g de leche
  • 100 g de harina de fuerza
  • 5 g de levadura fresca  
    Para el pan
  •  210 g de harina
  • 190 g de harina de fuerza
  • Todo el poolish
  • 200 g de agua
  • 1 cucharada de aceite de sésamo tostado
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 10 g de sal
  • 15 g de leche en polvo
  • 9 g de levadura fresca
    Para la cobertura
  • 110 g de harina de arroz
  • 105 g de agua
  • 15 g de aceite de sésamo tostado
  • 7 g de levadura fresca
  • 10 g de azúcar
  • 2 g de sal

     Preparar el poolish mezclando los ingredientes del mismo en un bol, dejar fermentar hasta que la mezcla esté espumosa. Yo la dejé toda la noche tapada en la nevera y, al día siguiente, estaba perfecto para usarlo.
    Poner los ingredientes del pan en un bol y mezclar. Cuando se forme una bola pasar a la mesa de trabajo y amasar hasta conseguir una masa lisa, brillante y muuuy elástica.
    Dejar en un bol, tapar con un paño, y dejar que leve hasta que doble su volumen.
    Cuando haya doblado preparar la cobertura mezclando bien los ingredientes. Deberá tener la densidad de un glaseado, no demasiado líquido. 
    Dejar reposar la cobertura y comenzar a formar los panecillos. Dividir la masa en 12 partes y dejar que se relajen 5 minutos. Bolear, tapar con un paño y dejar reposar 10 minutos.
    Repartir la cobertura, con ayuda de un pincel o de una cuchara, sobre los panecillos formados.
    Dejar que terminen de levar hasta que doble su tamaño llevando el levado al límite para evitar que greñen en el horno.
    Precalentar el horno a 220º C, metiendo una bandeja con agua para que comience a crearse vapor dentro.
    Introducir los panecillos y cocer con vapor durante 10 minutos. Retirar la bandeja con el agua, bajar la temperatura a 200º C y dejar cocer 15 minutos más hasta que estén bien dorados.
    Dejar enfriar sobre una rejilla.


    Ya digo que a mí no me ha gustado la cobertura y, sin embargo, a mis peques es lo que más les ha gustado... ya se sabe, para gustos los colores, jejjeje.

domingo, 25 de enero de 2015

Galletas de jengibre. Hansel y Gretel {Una galleta, un cuento}

    De nuevo tenemos aquí otro reto. Esta vez se trata de "Una galleta, un cuento" y esta es mi aportación. Este mes el cuento elegido por nuestra anfitriona, Reyes de tu petit comité,  ha sido Hansel y Gretel, todo un clásico que los hermanos Grimm popularizaron basándose en una tradición alemana surgida a finales del s.XIX de óperas de cuentos de hadas. La ópera de este cuento de hadas fue estrenada el 23 de diciembre de 1893 en el Hoftheater de Weimar, bajo la dirección de Richard Strauss.


    La idea de las galletas se le ocurrió a mi peque así que la he seguido a rajatabla. Es por eso que las he decorado como si se tratara de los dibujos de su libro de cuentos, sin demasiada complicación. Tan solo he tenido que pintar sobre la base de fondant blanco que he pegado a las galletas.
 

    Además, para complementar a los muñecos y a la casita, he añadido piedras de chocolate y he hecho pequeñas galletas de bocado con las letras de ambos nombres en fondant pintado.


    Gracias a los hermanos Grimm, que popularizaron el cuento, las casitas de jengibre se establecieron como una tradición navideña en toda Alemania por lo que me parecía que la masa más adecuada para estas galletas era precisamente una masa de esta especia.


    La receta que he utilizado es la que Sandra nos enseña en "La receta de la felicidad" pero con unas ligeras variaciones. Aquí os dejo las cantidades que yo he utilizado
    Ingredientes :
  • 195 g de harina
  • 63 g de mantequilla fría
  • 50 g de melaza
  • 50 g de azúcar
  • 1 huevo grande
  • 1/8 de cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 pizca de clavo molido (5 clavos)
  • 1/8 de cucharadita de jengibre molida
  • 1/2 cucharadita de canela
    Tamizar la harina. Mezclar todos los ingredientes y amasar hasta formar una bola.
    Dividir en dos y estirar cada parte entre dos papeles de horno hasta dejar la masa de un grosor de 6 mm. Cortar los muñecos, la casita y el resto de las galletas con las formas deseadas y colocar sobre una bandeja de horno forrada con papel. Refrigerar por lo menos durante 15 minutos.
    Precalentar el horno a 175ºC.
    Hornear de 8 a 12 minutos dependiendo del tamaño que tengan.
    Sacar y dejar reposar en la misma bandeja durante 5 minutos y luego pasarlas a una rejilla para terminar de enfriar.
    Pegar el fondant con una pizca de agua cuando estén totalmente frías.


    Si queréis ver el resto de las aportaciones del reto solo tenéis que pinchar aquí, yo me voy corriendo a ver que han preparado mis compis.

Pollo Korma {El Asalta Blogs}

    Otro mes más nos calzamos las ropas de asalto y nos vamos a la caza de un nuevo botín, de nuevo llegó el reto preferido y más gamberro de la blogosfera, el "Asalta Blogs".
    En esta ocasión ha sido a Azúcarglass a quien hemos desplumado y con las recetas tan divinas que tiene en el blog seguro que hemos dejado su cocina totalmente limpia, jejjeje.


    Yo me he agenciado este riquísimo pollo, y es que ya sabéis que me encanta la comida de otros sitios y más si es exótica : la japonesa, la china y, por supuesto, la india.
 

    Ingredientes :
  • 2 pechugas de pollo
  • 200 ml de leche de coco
  • 1 cebolla
  • 1 yogurt griego
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado
  • 2 cucharaditas de Garam Masala
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada rallada
  • 1 cucharada de ghee
  • 5 semillas de cardamomo
  • 5 clavos de olor
  • 1 ajo machacado
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de cilantro fresco
  • 1 puñadito de almendras fileteadas
  • Sal
 
    Cortar el pollo en tiras de 2 cm de grosor. Salpimentar y saltear con ghee. Reservar.
    En la misma sartén dorar la canela, el cardamomo, el ajo, los clavos y el laurel. Añadir la cebolla, cortada en juliana, y dejar pochar.
    Retirar el laurel, los clavos, el ajo y el cardamomo. Incorporar la leche de coco, el yogurt y el resto de especias. Espolvorear con el cilantro picado finamente. Dejar cocer durante 5 minutos.
    Agregar el pollo y dejar cocer durante unos 20 minutos a fuego medio. Espolvorear con las almendras laminadas y un poco más de cilantro fresco picado.


    Isa nos aconseja acompañar el pollo con arroz basmati pero Yo en esta ocasión lo he servido junto a unos poppadoms recién hechos, umm, una auténtica delicia!!

lunes, 19 de enero de 2015

12+3=15 Enero

    Ya sabéis que me pierden los retos así que, cuando descubrí que Flor, de Mums & Kids in Madrid, había vuelto a proponer hacer un calendario fotográfico, no me lo pensé dos veces y aquí está mi primera participación. El año pasado me enteré demasiado tarde para poder hacerlo, descubrí el reto como a mediados de año, pero la idea me fascinó.
    El reto se llama 12+3=15 o lo que es lo mismo : 12 fotos, los días 3, del año 2015.
    Consiste básicamente en que el día 3 de cada mes deberemos publicar una foto, aunque hay margen hasta el día 20, de la temática que elijamos teniendo la única consigna de que por lo menos 3 de las fotos sean en blanco y negro, pero si queréis conocer el proyecto en profundidad solo tenéis que pinchar aquí.
    Tenía claro que la temática iba a estar relacionada con la gastronomía pero, aunque mi blog es básicamente de cocina, no me apetecía que fuera otra entrada más, sino más bien algo especial. Al final decidí que la foto elegida será la de la comida que me recuerda o representa, para mí, cada mes.
    Si tengo que relacionar este primer mes con alguna comida lo tengo claro, mañana día 20 se celebra San Sebastián, la fiesta grande de Donosti, y mi recuerdo me lleva a ver la tamborrada infantil mientras disfruto comiendo unos riquísimos talos con chistorra y bacon.
    No puedo entender la tamborrada de Donosti sin los talos así que esta es la foto elegida por mi para representar el mes de Enero
   

ENERO - TALOS CON CHISTORRA Y BACON
 
    Me encanta el olor mientras las caseras los preparan, es un aroma realmente delicioso.


    Y hablando de tamborrada, aquí  os dejo el monumento a la marcha de San Sebastián, estatua situada en el lateral del Mercado de la Bretxa.


    Si queréis ver los proyectos de los demás participantes solo tenéis que pinchar aquí.
    

domingo, 18 de enero de 2015

Töltött káposzta o col rellena a la húngara {Cocinas del mundo}

    ¡¡¡Madre mía, pero cómo corren los días!!! Ya hemos pasado el ecuador del mes y aún no había estrenado el año con ninguna entrada en el blog. La verdad es que no he empezado el 2015 demasiado bien, pero ahora que todo va volviendo a la normalidad espero ir poniéndome al día.
    De momento empiezo como terminé el año, con un reto, jejjeje, no podía ser de otra manera. En esta ocasión os traigo un plato realmente invernal, ideal para entonar el cuerpo en estos fríos días que estamos teniendo.


    En esta ocasión ha sido Concha la que nos proponía viajar hasta Hungría para descubrir su gastronomía a través del reto "Cocinas del mundo"


    Yo he elegido unos rollitos de col rellenos de carne y arroz deliciosos. La verdad es que llevo haciéndolos hace bastante tiempo en casa sin tener ni idea de que era una receta típica húngara. La única diferencia es que yo los sumerjo en salsa de tomate y los húngaros los ponen sobre una cama de chucrut con chorizo y panceta ahumados y bañados con nata agria.
    Esta vez los he hecho a su manera y tengo que reconocer que están muy buenos aunque también muuuy potentes.
 

    Ingredientes :
  • 250 g de chucrut
  • 1 repollo pequeño
  • 200 g de carne picada mezcla de ternera y magro
  • 40 g de arroz basmati
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 15 g de manteca de cerdo
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • 1 cucharadita de mejorana seca
  • 50 g de chorizo ahumado*
  • 50 g de panceta ahumada*
  • Pimienta negra de molinillo recién molida
  • 50 ml de nata agria o crème fraîche
    * Tanto el chorizo como la panceta ahumada los he puesto de los que venden para preparar fabada, tipo asturiano.
    
    Separar las hojas del tronco de la col, con cuidado de no romperlas. Escaldarlas en una cazuela con abundante agua hirviendo durante unos 7 minutos hasta que estén bien tiernas y manejables, escurrir y dejar enfriar.
    Lavar el chucrut con agua fría, escurrir y reservar. Quitar el germen del ajo y picar finamente. Cortar el chorizo y la panceta en trocitos y reservar.
    Mezclar bien en un bol la carne, el arroz, el ajo, el pimentón, 1/2 cucharadita de mejorana y la manteca derretida. Salpimentar.
    Secar las hojas de col entre dos hojas de papel de cocina, retirar los nervios más duros y reservar.
    Rellenar las hojas con ayuda de una cuchara y enrollar cerrando bien los extremos para que el relleno no se salga.
    Poner en una cazuela, untada con un poco de aceite, la mitad del chucrut. Espolvorear con un poco de pimienta y la mitad de la mejorana que queda. Repartir la mitad de los trozos de chorizo y de panceta por encima.
    Colocar los rollitos de col por encima y cubrir con el resto del chucrut, la mejorana, el chorizo y la panceta. Espolvorear con otro poco de pimienta negra recién molida y añadir agua hasta que cubra las 2/3 partes de los rollitos.
    Dejar cocer tapado, a fuego lento, durante una hora.
    Servir calientes con un poco de créme fraîche por encima.


    Ya veis que no es precisamente una plato ligero y más si lo riegas bien con la nata pero la mezcla  de sabores es brutal, impresionante.


    Se nota que me gustan un montón ¿a qué si?

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Pollo al horno con mostaza y ajo con puré de boniato y menta {Cocinillas lok@s por Lorraine}

    Otro año que se nos escapa entre los dedos, hoy es el último día de 2014, en todos los canales de televisión se están dedicando a ponernos resúmenes de lo que ha acontecido en él.
    Podéis pensar que yo voy a hacer lo mismo pero, la verdad, no tengo ninguna gana de ello. Aunque el año no ha sido demasiado malo en general, los dos últimos meses han sido para no querer recordarlos, salvo mi primer premio en el concurso #HoySobrasadadeMallorca of course y el Calendario de Adviento que este año, por fin, he podido llevar a cabo.
    Durante el año que viene el blog experimentará ligeros cambios pero de eso ya os iréis dando cuenta, jejjeje.
    De momento nos quedamos en este último día y, como último día del mes que es, es día de publicación del reto Cocinillas lok@s por Lorraine. En esta ocasión nos tocaba reto salado y hemos elegido este pollo que está, ñam ñam ñam, para rechupetearse los dedos, aunque claro que yo lo he tuneado un poco a mi manera. Aquí os enseño como lo he preparado yo.


    Ingredientes :
  • 4 cuartos traseros de pollo (muslo y contramuslo)
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva en spray
  • Sal
  • Pimienta negra de molinillo recién molida
  • 4 cucharaditas de mostaza inglesa
  • 1 cucharada de miel
  • 1/4 de cucharadita de cayena molida
  • Varias ramitas de tomillo fresco
    Para el puré
  • 2 boniatos rojos asados (400 g aproximados)
  • 20 g de mantequilla
  • 1 manojo de cebollino picado
  • 1 puñado de hojas de hierbabuena
    Para la salsa
  • 3 cucharada de maizena
  • 100 ml de vino blanco
  • 200 ml de caldo de pollo

    Precalentar el horno a 240º C
    Quitar el espinazo del pollo y reservarlos para preparar caldo con él. Pelar los ajos y cortar los dientes en láminas.
    Hacer incisiones en el pollo e introducir dentro las láminas de ajo. Rociar con el aceite y salpimentar. Meter al horno durante 25 minutos hasta que se dore ligeramente.
    En un bol mezclar la mostaza, la miel, el tomillo y la cayena en polvo.


    Sacar el pollo y bajar la temperatura a 200º C. Dejar la puerta abierta del horno para que la temperatura baje rápidamente mientras se pinta el pollo. Meter de nuevo al horno, cuando este esté a 200º C, y dejar durante 10 minutos más.
    Pelar mientras los boniatos y machacar su carne hasta formar un puré. Yo los compré ya horneados en el super así que una vez pelados los calenté en el microondas. Añadir la mantequilla y el cebollino finamente picado, remover y salpimentar. Reservar en caliente.
    Pinchar el pollo para ver si está bien cocido, sino lo está dejar unos minutos más. Retirar de la bandeja y reservar en caliente.
    Agregar el vino a la bandeja del horno y desglasar. Desleir la maizena en el caldo caliente y poner en un cazo a fuego bajo, añadir el vino con el desglasado y dejar que espese ligeramente. Rectificar de sal si fuera necesario y pasar a una salsera. Como veis en las fotos a mí se me espesó demasiado, no se puede estar haciendo cuatro cosas a la vez ufff, pero como estaba riquísima, acabamos tomándola untada en el pan, jajjajaa.
    Colocar cada ración de pollo en los platos precalentados y espolvorear con más tomillo fresco picado.

 
    Acompañar con un poco de salsa y una ración de puré al que habremos espolvoreado con las hojas de menta cortadas groseramente.
    Servir bien caliente.
    Aquí os dejo el precioso logo que nos ha hecho Susana para esta ocasión y la lista de mis compis de reto donde este mes se estrenan nuevas integrantes


    Teresa de Aurea's Kitchen
    Vivi de Ó Carón da Lareira
    Bea de Bea, recetas y más
    Susana de Té con limón y canela
    Mavi de Mandarinas y miel
    Marisa de Marisa en la cocina
    Aisha de La cocina de Aisha

    Y solo me queda desearos que el año que entra venga cargado de felicidad y salud.

Feliz Año Nuevo 2015

domingo, 28 de diciembre de 2014

Croquetas de sobrasada y queso de Mahón {El Asaltador Invisible}

    La magia de la Navidad ha llegado también al reto más cañero de la blogosfera, el Asalta Blogs, ya que en este mes no solo vamos a ser asaltadores sino que, además, todos los participantes vamos a ser asaltados. Último asalto del año y, como no podía ser de otra manera en esta ocasión, al igual que se hizo el año pasado, hemos querido jugar al asaltador invisible, jejjeje.
    A mi me ha tocado asaltar a Sonia, del blog "La magia de Sonia", he entrado sigilosamente en su cocina, tanto que estoy segura que ni se ha enterado de que he pasado por allí, y me he llevado una delicatessen que estará presente en la mesa de las comilonas que aún nos quedan por llegar en estos días.
    En esta delicatessen, como habéis podido leer en el título de la entrada, sus ingredientes principales son la sobrasada y el queso de Mahón.

  
    En esta ocasión no he cambiado absolutamente nada en la receta ya que me ha parecido que estaba perfecta (pincha aquí). Bueno, para no decir mentiras, la verdad es que si he cambiado algo, jejjeje, como estaba destinado para ser uno de los entrantes, he dividido las cantidades a la mitad y aún así me han salido 24 croquetas.


    Ingredientes :
  • 100 g de sobrasada*
  • 75 g de harina
  • 75 g de mantequilla
  • 75 g de queso de Mahón
  • 400 ml de leche
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida
  • Harina para rebozar
  • 1 huevo batida + 1 chorrito de leche
  • Pan rallado para empanar
  • Aceite de oliva para freír

    *He utilizado sobrasada de Mallorca de cerdo negro con denominación de origen

  
    Rallar el queso y poner en un cazo con la leche. Poner a fuego lento y calentar hasta que el queso esté totalmente derretido. Reservar en caliente.
    Derretir la mantequilla en una sartén, echar la harina de golpe y remover con unas varillas hasta que tome color.
    Verter la leche poco a poco, sin parar de remover para que no se formen grumos, espolvorear con la pimienta negra y remover para integrar.
    Añadir la sobrasada, cortada en trocitos, y seguir removiendo hasta que la masa esté uniforme.
    Seguir la cocción hasta que la mezcla se separe de las paredes. Verter en una fuente y cubrir con un film plástico que toque directamente la masa para evitar que se forme costra mientras se enfría.
    Cuando esté tibia meter en la nevera durante, por lo menos, una hora.
    Formar las croquetas, Yo les di forma de bola. Al estar la masa fría será más fácil darles forma.
    Rebozar con la harina, pasar por el huevo batido con leche y terminar pasándolas por el pan rallado.
    Freír en abundante aceite caliente, volteándolas de vez en cuando para que se doren por igual. Sacar y dejar escurrir sobre un papel absorbente de cocina para retirar el exceso de grasa.
    Servir bien calientes.


    Y ya que la receta tiene un espíritu absolutamente balear aprovecho para contaros que en el concurso #HoySobrasadade Mallorca, al que me presenté en el mes de Noviembre, he ganado el primer premio con mi Saint-honoré de Sobrasada, yuuuujuuuu!!!! Así que, próximamente, disfrutaré de mi premio : un maravilloso fin de semana en Mallorca, que ya os contaré cuando regrese.
    ¡¡¡¡¡Mallorca preparate que voy!!!!!
    Pero eso ya será el año que viene, mientras me voy a investigar quien ha sido el Asaltador que ha estado acechando y hurgando en mi cocina.