Seguidores

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Pan de jamón venezolano {Bake the World}

    Se acerca la Navidad y las chicas de Bake the World nos han invitado a preparar este rico pan, tan tradicional en las mesas venezolanas en estas fechas.
    Este pan acompaña las hallacas, el pernil, la ensalada de gallina, el dulce de lechosa y la torta negra que suelen comerse tanto en Navidad como en Nochevieja, es más, esta es el único mes del año en el que se vende en las panaderías venezolanas.
    Se trata de un pan semi dulce, de textura suave que va relleno de una combinación dulce y salada a la vez, una verdadera delicia.
    El pan de jamón venezolano lleva en su relleno pasas pero como en casa no les gustan a mis niños no se las puse.
 

    Ingredientes :
    Para la masa
  •  1/2 cucharada de levadura seca
  • 75 g de azúcar
  • 8 g de sal
  • 500 g de harina de fuerza
  • 1 huevo grande
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 ml de leche tibia
    Para el relleno
  • 250 g de jamón de sandwiches
  • 170 g de bacon en lonchas
  • 50 g de aceitunas rellenas
    Para pincelar
  • 2 cucharadas de miel de caña disuelta en un poquito de agua
  
    Disolver la levadura en la leche, agregar una cucharada de azúcar, mezclar y dejar reposar 15 minutos.
    Añadir el resto de ingredientes de la masa, menos la mantequilla, y amasar hasta que estén integrados. Añadir la mantequilla y proseguir con el amasado hasta que la masa esté suave y elástica.
    Colocar en un bol ligeramente aceitado, tapar y dejar levar en un sitio cálido hasta que la masa doble su volumen.
    mientras pasar por una sartén el bacon para que suelte un poco de grasa y reservar tanto el bacon como la grasa.
    Desgasificar la masa y dividir a la mitad. Yo, con esa cantidad de masa, hice dos panes para poder manejarlos mejor.
    Extender cada parte con un rodillo formando un rectángulo de 1 cm de grosor y recortar con un cuchillo afilado para darle bien la forma.
    Untar con la grasa que había soltado el bacon y teníamos reservada, dejando 2 dedos limpios en cada borde. Cubrir con el jamón sin que se vea la masa, poner encima las lonchas de bacon y repartir las aceitunas cortadas en rebanadas. Si queréis ponerle pasas espolvorearlas por encima, yo ya os he dicho que no le puse.
    Enrollar en espiral y sellar, cerrando bien las puntas para que no se abra durante la cocción.
    Decorar con tiritas de masa, que haremos con los recortes que nos hayan salido antes, y dar unos pequeños cortes para que no se rompa el pan al cocer. Tapar y dejar levar, en una bandeja de horno cubierta con papel, en un sitio cálido.
    Precalentar el horno a 200ºC.
    Meter el pan al horno y dejar cocer durante unos 30 minutos hasta que se dore. Si se dorara demasiado cubrirlo con papel de aluminio, yo me descuidé y casi se me queman ufff!!
    Sacar del horno, dejando este cerrado, y pincelar con la mezcla de miel de caña y agua y dejar 10 minutos más dentro del horno con él apagado.
    Sacar y dejar reposar sobre una rejilla hasta que se enfríe.


    Este pan se puede consumir tanto templado como frío aunque como más rico está es comido a temperatura ambiente.


    Cuando vi los dos panes que me salieron pensé que iba a tener pan para dar y regalar, jejjeje. Nada más lejos de la realidad, en dos sentadas ambos panes desaparecieron, a todos nos ha gustado un montón y creo que no va a ser la última vez que lo haga. ¡Qué buena idea para llevarlo de excursión!... aunque no sea Navidad, jejjeje.

    Fuente : Mis recetas favoritas

domingo, 23 de noviembre de 2014

Bundt de calabaza, nueces y speculoos. Receta de especias speculoos

    Hay que ver que pronto anochece!! Si, si ya se que es lo normal en esta época del año, es lo que tiene el otoño, pero no me negaréis que es un poco triste. Si además está nublado como hoy ya lo único que me puede levantar el ánimo es encender el horno.
    La verdad que cualquier excusa es buena para encenderlo, jejjeje, y si la casa comienza a oler a especias, el ánimo vuela hasta las nubes.
    Tenía rondando un trozo de calabaza asada al horno que estaba rogando convertirse en un pastel
y yo, que soy muy obediente con ese tipo de peticiones, no he tenido más remedio que ponerme manos a la obra, jejjeje.


    Ingredientes :
  • 250 g de harina
  • 1 y 1/4 de cucharadita de bicarbonato
  • 1 y 1/4 de cucharadita de levadura
  • 3/4 de cucharadita de sal
  • 1 cucharada de speculoos*
  • 3 huevos
  • 300 g de azúcar
  • 250 ml de aceite de girasol
  • 400 g de puré de calabaza
  • 100 g de nueces peladas y groseramente troceadas
 

    Precalentar el horno a 180ºC
    Engrasar bien el molde que vayamos a utilizar, yo usé spray.
    Tamizar la harina, la sal, el bicarbonato, los speculoos y la sal.
    Batir los huevos junto al azúcar hasta que blanqueen y estén cremosos.
    A velocidad baja ir añadiendo el aceite poco a poco. Una vez que esté integrado subir la velocidad para que emulsione la mezcla.
    Alternar el puré de calabaza con la mezcla de harina en 2 veces, batiendo hasta integrar entre cada adicción.
    Agregar las nueces y repartir uniformemente sin batir, con ayuda de una lengua de cocina.
    Verter la mezcla en el molde que teníamos engrasado y alisar la superficie.
    Hornear durante 50 minutos. Comprobar si está cocido pinchando con una brocheta y sacar del horno si esta sale limpia.
    Dejar enfriar sobre una rejilla dentro del molde durante unos 10 minutos. Voltear para desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre la rejilla.
    Espolvorear con azúcar glass justo antes de llevar a la mesa.


    * Ya se que es muy difícil, casi imposible diría yo, encontrar la mezcla de speculoos ya hecha así que os aconsejo que la preparéis vosotros mismos. La receta de la mezcla que os pongo a continuación, que es la que yo utilizo, la encontré en La flor del calabacín hace ya casi cuatro años y, desde entonces, no he dejado de prepararla.
Ingredientes :
  • 6 g de canela
  • 2 semillas de cardamomo (solo las semillas de dentro)
  • 1 g de jengibre rallado
  • 2 g de nuez moscada
  • 0,5 g de pimienta blanca
  • 1 g de semillas de anís
  • 1 g de semillas de cilantro
  • 1 g de clavo
    Moler todas las especias juntas hasta que quede un polvo muy fino. Meterlas en un bote hermético y guardarlas en un sitio seco y oscuro.


    El resultado es un bizcocho húmedo y esponjoso con un embriagador aroma a especias. Sólo puedo añadir la palabra que ha dicho cada uno de los que lo ha probado : impresionante!!!

viernes, 21 de noviembre de 2014

Crema de calabacín y quesitos a las 4 pimientas

    Ahora que por fin llegó el frío ya van apeteciendo las sopas y las cremas que entonan el cuerpo, nada mejor que un buen plato de alguna de ellas al llegar de trabajar para entrar en calor y reconfortarnos.
    En esta ocasión os traigo una rica crema de calabacín y quesitos hecha con thermomix que además es muy muy suave.


    Ingredientes :
  • 60 g de puerro
  • 40 g de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 450 g de calabacín
  • 150 g de patata
  • 300 ml de agua
  • 4 quesitos
  • 1 pizca de sal
  • 2 vueltas de molinillo de 4 pimientas 
  • Semillas de sésamo caramelizadas
  • Cebollino
    Poner el puerro en el vaso y trocear 8 seg, vel.5
    Bajar los restos hacia las cuchillas y añadir el aceite. Sofreír 5 min, temperatura Varoma, vel.2
    Lavar los calabacines y, sin pelar, cortar en trozos. Pelar, lavar las patatas y cortar en trozos. Añadir ambas cosas al vaso y programar 10 min, temp. varoma, vel.2
    Verter el agua, salpimentar y cocer durante 20 min, 100ºC, vel.1
    Dejar bajar un poco la temperatura y triturar 40 seg, vel.7
    Agregar los quesitos y programar 5 min, 90ºC, vel.3


    Verter en los cuencos donde se vaya a servir y adornar espolvoreando con las semillas de sésamo caramelizadas y unas ramitas de cebollino.
    Servir bien caliente.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Ya llegó mi AIG

    ¡¡¡Qué ilusión!! Ya tengo en mi poder el regalo de mi AIG.
    De nuevo este año mi regalo llegó de las islas afortunadas, el año pasado desde Las Palmas de Gran Canaria, en este caso procedente La Laguna, Tenerife.
     Mi AIG de este año ha sido María José del blog Sucreries Passions, un blog con muy poquito tiempo de vida pero la mar de interesante, donde nos podemos encontrar un montón de deliciosas recetas dulces y alguna que otra crónica de su otra pasión : el cine.
    Mirar que cosas más chulísimas me ha enviado


    Pero empecemos por el principio, nada más abrir el paquete me encontré con un montón de paquetitos muy bien envueltos y, cada uno de ellos, con una pegatina deseando que fuera de mi agrado.


    Mal que bien fui desenvolviendo cada paquete, y digo mal que bien porque mis manos no dejaban de temblar de lo emocionada que estaba. Puede parecer que al ser este mi cuarto año de AIG estaría más tranquila pero nada más lejos de la realidad, la emoción al descubrir el contenido de cada paquete no se puede describir con palabras, las manos se me movían como hojas.
   
 
    Dentro de una preciosa caja decorada con cupcakes encontré esta verdadera delicia : unas galletas típicas y tradicionales de las islas de las que, aunque algunas llegaron rotas, mis hijos dieron buena cuenta... menudos lameruzos que son, jejjeje.


    Con el gofio de 5 cereales ha acertado de pleno porque hace tiempo que preparé unos polvorones con esa harina que estaba deseando volver a preparar. Y de las ambrosías Tirma nada que decir más que están bueniiiisimas!!


    Otro de los paquetes contenía este libro de recetas que tengo que estudiar con mucho detenimiento ya que no conozco demasiado la cocina canaria, salvo las patatas arrugás con mojo.
 
    También incluía  un mojo rojo de El Hierro y un bote de deliciosa miel de palma, ñam ñam!!


    Y, por último, lo más apreciado por mí, un cuadernillo y un monedero de trapillo hecho con sus propias manos, ¡¡qué preciosos ambos!! Y eso mismo pensó mi Sonia porque nada más ver el monedero se lo agenció para ella así que ya puedo decir que buen uso seguro que le va a dar, jejjeje.
    Además el paquete contenía una carta manuscrita por María José, todo un detalle.
    A mi paquete le tocó viajar este año algo más cerca, a  Banyoles (Girona) a La cuina de l'estany
    Solo me queda agradecer a María José su regalo, que se nota que ha elegido con mucho cariño, así como a Jessi por volver a organizar todo este tinglado del AIG.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Saint-honoré de sobrasada y pasta choux #HoySobrasadadeMallorca

    A veces la inspiración para crear un plato te sorprende en el momento que menos te lo esperas. Hace algún tiempo que tengo claro que, como decía Serrat en una canción, "las musas han pasao de mí, andarán de vacaciones" pero el lunes debieron reincorporarse a su puesto porque, de repente, mientras miraba una revista de cocina, surgieron de nuevo como un rayo, jejjeje.
    Estaba ojeando la receta de un saint-honoré cuando me topé con la foto del postre donde el precioso caramelo dorado que lo cubría llamó mi atención. Nada más verlo pensé que tenía el mismo brillo que tiene la sobrasada semi derretida... sobrasada!!!! Acababa de ver en mi mente la receta que hoy os traigo : le saint-honoré de sobrasada.


    No recordaba muy bien hasta cuando tenía de tiempo para poder presentarla al concurso #HoySobrasadade Mallorca, organizado por el Consejo Regulador Sobrasada de Mallorca y cuyos colaboradores son Caty de Circus Day, Manu de Cocinando con Catman y Lydia de Un hervor, así que le pregunté a mi queridísima Cris que acababa de publicar su aportación al concurso.
    ¡¡¡Quedaba menos de una semana!!! Como siempre iba a cocinar contra reloj, jejjeje, claro que eso no es una novedad para mí, incluso yo diría que trabajo mejor de esta manera, bajo la presión de saber si vas a llegar o no.
    Nada más salir de trabajar me fui a comprar los ingredientes que iba a necesitar y al llegar me puse a ello. Meeekkk, comenzó la primera dificultad, la pasta choux no me salió lo suficiente espesa y los bocaditos se expandieron en la bandeja del horno formando conchas. Ya no me daba tiempo a hacer otra masa ese día, tenía que ir de extra escolares con Sonia, así que en cuanto se enfriaron los congelé y servirán para otra preparación. Al día siguiente Sergio vino a comer a casa, clases de inglés con Sonia, vamos que no tocar la receta y el tiempo iba corriendo inexorablemente. Siguiente día, segundo intento de pasta choux... BIEN!!! Esta vez quedaron perfectos. Saco la sobrasada del frigo y, a la que me descuido casi se la habían comido. Para colmo llamada del cole para ir a buscar a la peque que no se encontraba bien... A la porra con las fotos, para cuando quise llegar a casa ya casi era de noche, uffff!!! Estaba luchando contra los elementos como Felipe II solo que yo he tenido más suerte que él y he conseguido mi objetivo : llegar a tiempo, rayando el tiempo límite, de presentar mi aportación.
    Pero no me enrollo más aquí os dejo el logo del concurso, creado por Caty, y mi receta.


    Ingredientes :
  • 1 disco de hojaldre de 20 cm de diámetro
  • 1 yema de huevo
  • 1 puñado de piñones recién tostados
    Para la pasta choux
  • 150 g de harina
  • 20 g de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 125 ml de agua
  • 3 huevos grandes
  • 100 g de mantequilla
  • 1 pizca de sal
    Para la mousse de sobrasada
  • 100 g de sobrasada
  • 100 ml de nata líquida 35% MG
  • 1 cucharadita de miel
    Para el caramelo de sobrasada
  • 150 g de azúcar
  • 45 g de sobrasada
    Para la mousse de queso de Mahón
  • 100 g de queso semicurado de Mahón
  • 250 ml de nata líquida 35% MG
  • 1 cucharadita de miel
   

    Lo primero que tendremos que hacer es la pasta choux.
    Precalentar el horno a 180ºC
    Llevar a ebullición el agua y la leche en una cazuela. Añadir la sal, el azúcar y la mantequilla cortada en dados. Cuando la mezcla esté uniforme echar la harina de golpe y remover durante unos 5 minutos.
    Apartar del fuego e ir añadiendo los huevos de uno en uno, integrando bien entre cada adicción. Meter la masa en una manga pastelera con la boquilla redonda gruesa.
    Extender el hojaldre en una bandeja de horno, forrada con papel, y cubrir con una espiral de pasta choux. Pincelar con la yema de huevo batida y hornear durante una media hora hasta que haya subido y esté bien dorado. Dejar enfriar sobre una rejilla.
    Hacer 12 montoncitos con el resto de la masa, de unos 3 cm de diámetro, sobre otra bandeja de horno cubierta con papel.


    Hornear durante unos 25 minutos, los míos tardaron un poco más, unos 30 minutos aproximados. Tienen que haber subido bien y parecer que empiezan a abrirse por la superficie. Dejar enfriar sobre una rejilla.


    Derretir el queso de Mahón con 150ml de nata líquida y dejar enfriar. Meter en la nevera para que esté muy fría cuando vayamos a montarla.
    Mientras se enfrían las preparaciones anteriores empezaremos a hacer la mousse de sobrasada con la que rellenaremos los bocaditos.
    Poner la sobrasada cortada en trocitos junto con el resto de los ingredientes de la mousse en el vaso de la batidora y triturar hasta que quede una mezcla homogénea. Meter en una manga con la boquilla larga puesta, rellenar los bocaditos con la mezcla y reservar.
    Para hacer el caramelo de sobrasada, con el que bañaremos y pegaremos los bocaditos a la base, pondremos en un cazo el azúcar con una cucharada de agua a fuego suave y, sin remover, dejaremos que vaya cogiendo un color tostado. Cuando esté todo el azúcar hecho caramelo añadir la sobrasada en trocitos e ir removiendo poco a poco hasta integrar.
    Mojar en el caramelo la parte superior de los bocaditos y dejarlos boca abajo en una bandeja engrasada con mantequilla para que no se pegue, tocando en caramelo en la bandeja. Cuando se haya endurecido mojar la parte inferior en el caramelo y colocar sobre la base formando una circunferencia en todo el contorno.


    El caramelo que sobre extenderlo sobre un papel de horno engrasado y, cuando esté frío y duro,  trocearlo con ayuda de un mortero hasta hacerlo casi polvo.
    Para montar la mousse de queso de Mahón añadir 100 ml de nata líquida a la preparación que teníamos reservada en el frigo, agregar la cucharadita de miel y batir hasta que tenga consistencia de mousse  y meterlo en una manga con boquilla redonda no muy grande y rellenar el centro del saint-honoré haciendo montoncitos.
    Espolvorear con el polvo de caramelo de sobrasada y los piñones tostados.


    No solo queda un plato estéticamente  bonito sino que es una verdadera delicia para el paladar. Un gran entrante a tener muy en cuenta en las próximas comidas navideñas. 


    A pesar de que lleve miel en su composición no es un plato dulce, lo que hace es suavizar el sabor de la sobrasada.


    ¿A qué el corte es apetecible? Pues la foto no le hace justicia. Está espectacular

Irish coffee bundt with whiskey & coffee glaze. Hoy es el National Bundt Day

Happy National Bundt Day!!!
Happy National Bundt Day!!!
Happy National Bundt Day!!!
Happy National Bundt Day!!!
  
    Por fin llegó el gran día, hoy se celebra el National Bundt Day y yo, como apasionada de este tipo de bizcochos, no podía dejar de celebrarlo como se merece... haciendo un bundt.
    Hacía tiempo que tenía en mente hacer un bizcocho con café pero no veía nada que me entusiasmara demasiado hasta que, rebuscando entre mis libros, me encontré con esta receta.
    ¡Madre mía de mi vida, cómo podía no haberla visto antes! Si es la receta perfecta, en ella se auna mi deseo de hacer algo con café, la maravillosa textura y jugosidad que caracteriza a los bundts y una pizca de sabor irlandés, país del que me enamoré hace ya muuchos años.


    Además aprovecho para participar con él en la celebración-concurso que las chicas de I love Bundt Cakes, Bea y Mara, han organizado para este día.

     
    Ingredientes :
  • 300 g de azúcar
  • 250 g de harina
  • 75 g de cacao en polvo sin azúcar (Valor)
  • 6 g de bicarbonato
  • 6 g de levadura química (Royal)
  • 5 g de sal
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 250 ml de leche
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 125 ml de café hirviendo
  • 125 ml de whiskey irlandés (Jameson)
  • 4 sobrecitos de café instantáneo (Nescafé)
    Para el glaseado
  • 250 g de azúcar glass
  • 2 cucharadas de café frío
  • 2 cucharadas de whiskey irlandés
   

    Precalentar el horno a 180ºC
    Tamizar la harina, el azúcar, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal y reservar.
    Engrasar con spray el molde elegido.
    Batir los huevos, la leche, el aceite y el extracto de vainilla a velocidad media durante 1 minuto.
    Agregar, de media taza en media taza, los ingredientes secos a los líquidos, removiendo en cada adicción hasta que se integre del todo para que no se formen grumos.
    Desleir el café instantáneo en el café hirviendo hasta que se disuelva por completo. Agregar el whiskey.
    Ir añadiendo lentamente la masa en la mezcla de café. Verter la mezcla en el molde preparado anteriormente hasta llenar los 3/4 de su capacidad como máximo.
    Hornear durante unos45 minutos. Comprobar que está bien cocido pinchando con una brocheta y, si esta sale totalmente limpia, sacar del horno.
    Dejar reposar sobre una rejilla, dentro del molde, durante unos 15 minutos antes de invertir para desmoldarlo. Dejar terminar de enfriar sobre la rejilla.
    Batir los ingredientes del glaseado hasta que la mezcla esté uniforme
    Una vez totalmente frío el bundt verter el glaseado por encima.


    Dejar reposar por lo menos 10 minutos antes de servirlo para que el glaseado se asiente y coja cuerpo.
    Este bundt es extremadamente jugoso, es tan húmedo que me costó Dios y ayuda sacarlo entero del molde.


    La mezcla de chocolate- café- whiskey hacen que sea muy aromático, es una pasada lo bien que huele... y que sabe.


    Aquí podéis ver la entrada de I love bundt cakes con los Bundts que han participado en el concurso.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Bundt cake con sirope de arce y pepitas de chocolate, a 1 día del National Bundt Day

    Sigo con mi particular cuenta atrás hacia el National Bundt Day y ya queda tan solo 1 día para que llegue.
    Este, sin duda alguna, es el bundt más básico, y el que más preparo, de todos los bizcochos que hago. Sencillo pero que siempre gusta, sobre todo a mis nanos que se pirran por él.


    Ingredientes :
  • 85 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 160 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 250 ml de buttermilk
  • 3 cucharadas de sirope de arce
  • 280 g de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 pizca de sal 
  • 125 g de pepitas de chocolate

    Precalentar el horno a 180º C.
    Engrasar bien las paredes del molde de bundt elegido, yo utilizo aceite en spray.
    Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se forme una crema espumosa. Añadir los huevos uno a uno.
    Tamizar la harina con la levadura y la sal.
    Mezclar en la masa 1/3 de la mezcla de harina, luego la mitad del buttermilk, otro1/3 de mezcla de harina, el resto del buttermilk y, finalmente, el resto de la mezcla de harina, integrando bien detrás de cada adicción.
    Añadir el sirope de arce y las pepitas de chocolate, dejando algunas para espolvorear por encima, y remover hasta que se repartan uniformemente.
    Verter la mezcla dentro, alisar la superficie y terminar de espolvorear las pepitas restantes.
    Introducir el molde en el horno, sobre la rejilla para que tenga una buena circulación del calor, de 35 a 40 minutos. Pinchar con una aguja para ver que está bien cocido.
    Sacarlo del horno y dejar enfríar durante 10 minutos. Desmoldarlo y terminar de enfríar sobre una rejilla.
 

    Este bundt es ideal para comerlo acompañado con una bola de helado de vainilla y regado con un buen chorrito de sirope de chocolate caliente.


    Si, ya se que estamos en otoño, pero es que en mi casa el helado no deja de comerse en todo el año y a esta delicia le pega mucho, además el contraste con el sirope de chocolate caliente lo hace la mar de apetecible.