Seguidores

jueves, 10 de septiembre de 2015

Skolebrod, el pan dulce de la escuela noruego {Reposteras por Europa}

    El verano poco a poco toca a su fin. Regresamos poco a poco a la rutina, los niños vuelven a clase, bajan las temperaturas... ya parece que el otoño se va acercando.
    Y no hay más que apetezca con este tiempo que encender el horno y preparar alguna cosa rica rica, volver a sentir las masas entre las manos y el indescriptible olor de las especias. Ummmm, cardamomo!!!
    Así que que mejor para comenzar a sentir el otoño que trasladarnos a Escandinavia, nada más y nada menos que a Noruega, destino de las Reposteras por Europa elegido por nuestra Repostera jefe, en esta ocasión MªJosé de Sucreries Passions.


    No tenía muy claro el participar en el reto este mes, de echo no había siquiera investigado la repostería del país referido pero, cosas del destino, de repente me encontré la entrada de Bake-Street.com con estos bollos y no pude resistir a la tentación al ver sus preciosas fotos (pincha aquí para admirarlas y no poder parar de babear)
   

    Ingredientes :
    Para la masa
  • 163 g de leche
  • 25 g de mantequilla
  • 295 g de harina
  • 38 g de azúcar
  • 3/4 de cucharadita de cardamomo
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 9 g de levadura fresca de panadería (ó 3 g si es de la seca)
  • 1/2 huevo batido (unos 28 g)
    Además
  • 250 g de crema pastelera
  • 70 g de azúcar glass
  • 1 y 1/2 cucharadas de agua
  • Coco rallado
    Mezclar la harina, el azúcar, la sal y el cardamomo. Si usáis levadura seca de panadería añadírsela a esta mezcla. Reservar.
    Templar la leche y disolver en ella la levadura (si usáis de la fresca) Incorporar la mantequilla en dados y el huevo y remover hasta que esté homogéneo.
    Hacer un hueco en el centro de los sólidos y verter en él la mezcla de leche. Trabajar con una espátula hasta conseguir una masa suave y elástica. Si eres una experta amasadora tardarás no más de 5 minutos, a mí me costaron mis buenos 12, jejjeje.
    Si la masa quedó pegajosa espolvorear un bol con harina y dejar reposar en él la masa, espolvorear ligeramente con un poco más de harina y taparla con film plástico, hasta que doble. Mi masa no estaba muy pegajosa así que en vez de ponerle más harina engrasé muuuy ligeramente el bol para ponerla a levar dentro... por supuesto cubierta con film plástico.
    Preparar una bandeja de horno con papel y reservar.
    Con la manos enharinadas repartir la masa en 8 pedazos (de unos 65 g más o menos) y bolear.
    Depositar las bolas en la bandeja preparada anteriormente dejando espacio entre ellas para que al aumentar de volumen no se toquen. Dejar levar de nuevo hasta que doblen, tapadas con un paño.
    Precalentar el horno a 190º C con calor de arriba-abajo.
    En el centro de cada bollo presionar bien con un vaso de chupito enharinado y rellenar el hueco con la crema pastelera con ayuda de una manga.


    Cambiar el horno a solo con calor de abajo y bajar la temperatura a 180º C. Meter los bollos a mitad de altura y dejar cocer 15 minutos. Cuando falten 2 ó 3 minutos volver a poner calor de arriba-abajo para que se doren ligeramente.
    Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla. Mientras preparar el glaseado disolviendo el azúcar glass en las cucharadas de agua hasta que esté uniforme.
    Cuando estén totalmente fríos bañar los laterales de los bollos con el glaseado y espolvorear por encima de él el coco rallado.


    Tengo que decir que tuve mis dudas en espolvorearlos con el coco porque en casa no gusta demasiado, aún así lo hice y para nada me arrepiento. El contraste de sabor del cardamomo de los bollos, el glaseado y el coco le va perfecto.


    Tanto que casi sin darme cuenta me había comido 2, así casi sin sentir, jejjeje.


    Y al final los tuve que esconder para poder hacer las fotos para la entrada, jejjeje.

16 comentarios:

Las Recetas de Manans dijo...

Que panecillos tan ricos, con ese relleno que dice cómeme.

Mara. Más dulce que salado dijo...

Madre mia que cosa más rica y con esa cremita por encima tiene que ser un pecado!! besos

abril dijo...

Me han encantado estos bollitos con crema...deliciosos.
A mi me encanta el coco, y pienso como tú, el contraste con el glaseado y el aroma del cardamomo es una buena cosa.
Qué buena es la cocina nórdica!
Beoss

Carola Banyuls dijo...

Yo quiero uno ;) están estupendos
besos

enunrincondemisalon dijo...

Tiene una pinta, hace poco que desayune y me comia unos cuantos, besos.

Patty Frattini dijo...

Me encanta, por lo sencilla que es la receta, al llamarse así deben ser algo así como los suizos españoles pero con la crema pastelera. Por qué se llamarán los panes de la escuela? Los regalarían en los colegios? En fin si te enteras nos lo cuentas. Qué curiosa que soy. No lo puedo evitar.... Jajajaja besos

Patty Frattini dijo...

Escribí un comentario y no sé que ha pasado! Dónde le habré dado, te decía que me encanta la receta que se parece a los suizos por lo sencillos que son. Y te preguntaba que por qué se llamarán así, sería porque los regalaban en el colegio? En fin soy muy curiosa. Besos

Patricia Blanco Budia dijo...

Por Dios, Vivi! Qué bollitos más deliciosos!!! Se ven espectaculares y esa masita con la cremita, ainnsss! Que voy a soñar con ellos!! Jajaja!! La próxima vez que te vea los quiero, jeje!!! Besotes, preciosa!!!

connie sua dijo...

Ohhhh me moria por hacer este postre pero al final de decidi por otro que tambien esta delicioso, pero este tiene una pinta buenisima y me gusta mogollon, que bien has elegido. Un abrazo.

La hondonada de los dulces dijo...

Maravilloso!!tiene una pinta impresionante,ya me imagino lo buenisimo que tiene que estar!Me guardo la receta bien cerquita con tu permiso
besotes guapetona!

Laurita dijo...

Madre mia madre mia que rico, solo pensar en el olorico que tiene que dejar al hornearlas por toda la casa... ummmmmmmmmmmmmm
Te invito a que visites mi blog! te sigo a partir de ahora!
un besico
Laura
http://elmomenticodulce.blogspot.com

pili MG dijo...

Que bien que te animaras a participar este mes a última hora, nos hubiéramos quedado sin conocer estas maravillas. A parte que el cardamomo es una delicia de olor qque desprende cuando se está horneando

Isabel Rodriguez dijo...

Que buenoooo!!! No conocía estos bollos y me han encantado, con tu permiso me quedo con la receta quiero probarlo. Las fotos preciosas, Felicidades!!! Besazos!!

Sonia Muñoz dijo...

Una delicia de pan...¡¡¡me encanta!!! Me llevaría unos cuantos, jejeje.
Besos.

Especialmente Dulce dijo...

Desde luego Viví, que es para babear y más... Estos bollitos me han enamorado!! Son espectaculares!! Un beso

Andrea Calderón Juan dijo...

Viví, estos panecillos son una auténtica delicia. Y el olor que tienen que dejar al hornearse en casa... Me encantan!
Besos