Seguidores

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Rábanos asados a la miel y yogur de cabra a la lima

    Hasta ahora, siempre que veía manojos de rábanos en la frutería solo pensaba que podía utilizarlos para ensaladas. De repente me encuentro con una receta donde se preparan horneados y, claro, no me he podido resistir a prepararlos y, por supuesto, a probarlos.


    La verdad es que es curioso como catalogamos los alimentos según los hábitos a los que estamos acostumbrados, jamás se me habría pasado por la cabeza hornear rábanos. Y, aunque al principio me chocó el sabor, tengo que decir que están deliciosos... por lo menos para mí.


    Tanto el picor de los rábanos como la ligera acidez del yogur aromatizado con lima se ven suavizados por el dulzor de la miel.


    Ingredientes :
  • 1 manojo de rábanos rosas
  • 1 yogur de cabra
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 lima
  • 2 cucharadas de miel de romero
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Flor de sal
  • Pimienta blanca de molinillo recién molida
    Precalentar el horno a 180ºC
    Lavar, cortar las raíces de los rábanos y las hojas dejando solo 1cm del tallo. Colocar los rábanos y los ajos sin pelar en una fuente de horno. Regar con la miel y el aceite de oliva y salpimentar.


    Hornear durante unos 25 minutos hasta que, tanto los rábanos como los ajos, estén ligeramente caramelizados.
    Lavar y secar concienzudamente la lima. Rallar la piel y exprimir su zumo.
    Mezclar el yogur con la ralladura y el zumo y salpimentar al gusto.


    Disponer en la base de los platos una cucharada del yogur y repartir por encima los rábanos.
    Regar ligeramente con el jugo de la cocción de los rábanos y servir antes de que se enfríen.


    En la receta original el yogur era de oveja y se usaba limón en vez de lima pero, cómo no iba yo a cambiar  algo en una receta??? Tenía que darle mi toque, eso o que no encontré yogur de oveja y se me acabaron los limones, jejjeje.


    Fuente : Revista Regal

2 comentarios:

Laura Selene dijo...

Alucinada me has dejado, tengo que probarlo, me encantan los rábanos. Beso.

Maribel Toledo dijo...

Hola Vivi! La verdad pensaba igual que tú, no me los podría imaginar fuera de una ensalada jaja
Me ha parecido muy interesante esta manera de prepararlos, seguro habrá que probarlos porque me.dejaste con curiosidad, pero eso si, lucen fantásticos
Besitos!!