Seguidores

miércoles, 8 de febrero de 2017

Calabacines luna rellenos de gambas

     A veces mis hijos me sorprenden cuando les pongo un plato novedoso sobre la mesa y, en esta ocasión, ha sido gratamente todo hay que decirlo. Pensaba yo que solo se iban a comer el relleno de estos calabacines así que me esmeré a la hora de sacar la pulpa dejando unas paredes mínimas y, qué sorpresa la mía, se lo comieron tooodoo... y sin protestar. Al final acabarán comiendo decentemente, jejjeje, o será que están haciéndose mayores a la carrera???
    Hace unos días os enseñaba los ingredientes de esta receta y os invitaba a adivinar que saldría de ellos y, hasta ahora, no había tenido tiempo de ponerme a editar las fotos y escribir la entrada y es que, últimamente, no me da la vida para más... tendréis que tener paciencia conmigo, jejjjeje.
    Pero bueno, que me lío yo sola, aquí os dejo el resultado.


 
    Ingredientes :
  • 4 calabacines luna
  • 30 g de mantequilla (yo la puse con sal)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • 200 g de gambas peladas
  • 30 ml de brandy
  • 1 cucharada de harina
  • 200 ml de leche 
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 30 g de parmesano rallado
  • 30 g de panko o pan rallado grueso

    Precalentar el horno a 180º C.
    Lavar y secar los calabacines. Cortar la tapa superior, vaciar de pulpa y reservar. Salar y dejar boca abajo durante 5 minutos para que escurra el agua. Colocar en una fuente, con la abertura hacia arriba, y meter al horno a media altura, con calor de arriba-abajo, durante 20 minutos.
    Mientras prepararemos el relleno. Poner en un bol el parmesano y el panko y mezclar bien. Reservar. Picar muy fina la pulpa reservada de los calabacines. Pelar y picar muy finos las chalotas y los ajos.
    Poner en una sartén, a fuego bajo, la mantequilla y el aceite y, cuando esté caliente, sofreír las chalotas y los ajos hasta que empiecen a tomar color. Añadir la pulpa de los calabacines y dejar sofreír. Agregar las gambas peladas y cortadas en trozos y rehogar. Verter el brandy, flambear y dejar reducir hasta que pierda todo el líquido.
    Espolvorear con la harina y rehogar hasta que pierda el color a crudo. Verter la leche caliente de tres veces removiendo entre cada adicción hasta integrarla para evitar que nos salgan grumos. Salpimentar al gusto y dejar cocer hasta que espese.
    Rellenar con esta crema los calabacines. Repartir la mezcla de parmesano y panko por encima y gratinar 3 ó 4 minutos hasta que esté dorado.


    Servir enseguida acompañado de una ensalada verde.


    Es una pena que, a través del ordenador, los aromas de los platos no se puedan transmitir porque este merecería la pena de todas todas, era una pasada.

1 comentario:

Maribel Toledo dijo...

Hola Vivi, en casa nos encantan los calabacines y siempre estoy buscando formas de variarlos y estos con gambas lucen deliciosos, así que tomo nota jeje
Besitos!!