Seguidores

martes, 15 de noviembre de 2016

Neapolitan Bundt Cake para el National Bundt Cake Day

    Los días pasan volando, sobre todo cuando no se tiene demasiado tiempo, así que ya hemos llegado a mitad de mes y en nada tenemos ahí la Navidad. Pero bueno, antes de ponernos a preparar turrones y demás recetas navideñas, hoy lo que nos ocupa es la celebración del National Bundt Cake Day que yo no me iba a perder.
    Llevo ya varios años horneando para este día como si fuera algo nuestro, aunque ¿acaso no es muy nuestro celebrar todo lo que se nos ponga por delante? Pues eso, que ya son muchos bundts los que he preparado para celebrar este día y este, aún sin casi tiempo, no iba a ser una excepción. Me encantan estos bizcochos y mucho más los moldes que se usan para hornearlos, son taan taaan bonitos!! Ya tengo una buena colección pero, sin duda alguna, uno de los que más me gustan es el Heritage de Nordic Ware, esas aristas tan perfectas son una pasada. Y es por eso precisamente por lo que le he elegido para esta ocasión.


    Además me apetecía rizar el rizo y probar la técnica que emplea Olivia, de Liv for Cake, en su Two-Toned Bundt, eso de poner cada arista de un color tenía ganas de probarlo yo desde que lo descubrí. Me pareció que un Neapolitan le iría más que bien.


    Un neapolitan hace referencia a los helados que llevaron los napolitanos al emigrar a EEUU que eran de chocolate, vainilla y fresa. Vamos, como los helados de corte de aquí de toda la vida, y nosotros sin saber que esos tenía un nombre, jejjeje.

    No me ha salido tan perfecto como a Olivia pero todo será cuestión de practicar, jejjeje, que ya sabéis que soy muy cabezona y cuando se me mete una cosa en la cabeza no paro hasta que lo consigo.


    Ingredientes :
  • 450 g de harina
  • 5 g de levadura química
  • 3 g de bicarbonato sódico
  • 310 ml de aceite de girasol
  • 400 g de azúcar
  • 4 huevos L
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 250 ml de buttermilk
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 15 g de cacao en polvo sin azúcar
  •  2 cucharaditas de pasta de fresa
  • 1 pizca de colorante rojo (usé Extra Red de Sugarflay)

    Precalentar el horno a 170º C.
    Engrasar el molde elegido con mantequilla o con spray desmoldante.
    Tamizar la harina junto a la levadura, el bicarbonato y la sal y reservar.
    En un bol, batir el azúcar junto al aceite hasta que se integre. Añadir los huevos uno a uno batiendo hasta integrar entre cada adicción. Agregar la vainilla y seguir batiendo.
    Reducir a velocidad lenta y añadir la harina de tres veces alternando con el buttermilk sin trabajar en exceso.
    Repartir la masa en tres boles. En el primero no añadiremos nada y será el sabor de vainilla.
En el segundo echaremos la pasta de fresa y el colorante y removeremos hasta que el color esté uniforme. En el tercero tamizaremos el cacao e integraremos totalmente.
    Meter cada masa en una manga pastelera y comenzar a rellenar cada arista de un color, en esta entrada encontraréis el maravilloso tutorial de Olivia con el que lo tendréis más claro, hasta terminar con las masas. Alisar la superficie y hornear, a media altura, durante aproximadamente 60 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta esta salga limpia.
    Sacar del horno y colocar sobre una rejilla. Dejar reposar 10 minutos antes de desmoldar y dejar que se termine de enfriar sobre la rejilla.


    Con este bundt participo en el sorteo organizado por I love Bundt Cakes y Le Cuine
 para celebrar el #nationalbundtcakeday2016 en la categoría Bundt Cake con chocolate.

1 comentario:

Debora de lucas dijo...

que chuli Vivi ¡¡¡ me ha gustado mucho ,besotes