Seguidores

viernes, 19 de febrero de 2016

Thai fish cakes y relish de pepino a mi manera

    Siempre he pensado que la mejor manera de viajar cuando no es posible el moverse de casa es a través de la gastronomía. Es por eso que, aunque no he tenido la posibilidad de viajar a tierras tan lejanas, me encanta pasear por los países asiáticos. El mayor problema de eso, a veces, es encontrar ciertos ingredientes de los que ellos utilizan pero una vez que los tienes localizados es cuestión solo de ponerse a ello.


    Estos pasteles me parecieron una buena opción para que los niños, que no es lo que se diga salten de alegría cuando toca en la comida o en la cena, coman pescado sin rechistar y de una forma divertida, aunque sea disfrazado. Además que acompañados de este relish ya están de muerte.


    Ingredientes :
    Para los pastelillos
  • 400 g de pescado blanco cocido (yo usé carne de cabut)*
  • 150 g de patatas
  • 1 cucharada de hojas de lima kafir picadas
  • 1 tallo de citronella
  • 1 huevo + 1 para rebozar
  • 10 g de hojas de cilantro fresco
  • Sal 
  • Pimienta negra de molinillo recién molida
  • Panko o pan rallado grueso
    *Es una buena manera también de aprovechar las sobras de pescado que pudieran haber quedado de otro guiso
  
    Para el relish
  • 60 g de pepinillos en vinagre
  • 30 g de pimiento verde
  • 15 g de cebolleta fresca
  • 120 ml de vinagre de los pepinillos
  • 120 ml de agua
  • 1/4 de cucharadita de jengibre fresco rallado
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 cucharada de mostaza en grano
  • Zumo de 1/2 limón
  
    Primero empezaremos a preparar la pasta de los pastelillos.
    Picar el tallo de citronella y las hojas de cilantro bien finas. Pelar y cocer las patatas en agua con sal hasta que estén tiernas. Escurrir y machacar con un tenedor hasta hacerlas puré.
    Desmigar el pescado en un bol y añadir la lima kafir, el puré de patatas, la citronella, el cilantro y el huevo. Remover hasta que esté todo integrado, salpimentar, tapar y dejar reposar en la nevera mientras preparamos el relish.
    Picar en pequeños cubos los pepinillos, el pimiento y la cebolleta.
    Poner en un cazo todos los ingredientes, menos los pepinillos, remover y dejar cocer a fuego medio durante 10 minutos. Añadir los pepinillos, mover para integrar y dejar otros 10 minutos más. Reservar en caliente.
    Coger porciones de la masa de pescado y formar bolas del tamaño de una pelota de ping pong. Aplastar las bolas para hacer los pasteles y pasarlos por el huevo batido y el panko. Freír en aceite caliente y dorar por ambos lados. Sacar y poner sobre papel de cocina para que absorba el exceso de grasa y servir con el relish reservado.


    No os olvidéis comerlo junto al relish porque si solos están muy muy ricos con él ya es el no va más.


    Si, además, lo coméis con un cuenco de arroz blanco se convertirá en una comida completa.

2 comentarios:

A table con Carmen dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo, cocinando en casa, preparando y descubriendo platos de otros lugares es una buena forma de viajar, se pueda o no se pueda hacerlo de verdad.

Me gustan estos pastelitos de pescado, muy fan de estos preparados, y el relish de pepino es una buena idea.

Buen fin de semana, B7sssss

Mª Carmen Arbiol dijo...

Que buenos! Tomo la idea para mis malcomientes! A mi me van a encantar.