Seguidores

viernes, 25 de septiembre de 2015

Tarta de manzana y moras para los enanitos {Una galleta, un cuento}

    Casi puedo imaginarme a Blancanieves recogiendo manzanas y moras del bosque cercano para hornear una riquísima tarta a sus queridos enanos.


    De nuevo volvemos a la carga con el reto "Una galleta, un cuento", y para este mes el cuento elegido, en esta ocasión por Isa de Planeta Cookie, no es otro que Blancanieves y los 7 enanitos.
    En principio esta receta era la elegida para el recopilatorio veraniego de otro reto ya que pertenece a Jamie Oliver, pero mi horno lo he mantenido apagado durante todo el verano así que decidí dejar su elaboración para más adelante. Y ahora ha llegado el momento oportuno ya que me parecía que sus ingredientes eran los ideales para representar este cuento.


    Este cuento de hadas, famoso gracias a la versión publicada por los hermanos Grimm (1812) y más tarde a la película de Disney (1937), parece ser que está inspirado en un personaje real, Maria Sophia Margaretha Catharina von Erthal, residente en la pintoresca localidad de Lohr am Main, en la Franconia alemana.


    Ingredientes :
  • 2 manzanas*
  • 1 puñado de moras
  • 2 cucharadas de azúcar moreno claro
  • 2 trozos de jengibre en almíbar
  • 2 cucharadas del almíbar del jengibre
  • 85 g de mantequilla
  • Masa quebrada o brisa
  • Huevo batido para pincelar
  • 1 cucharada de azúcar para espolvorear
  • 1/2 cucharadita de canela para espolvorear
    *He utilizado una manzana tipo golden y la otra tipo fuji 

    Precalentar el horno a 180ºC.
    Pelar, retirar las pepitas, trocear las manzanas y ponerlas en un bol. Espolvorear el azúcar moreno por encima.
    Picar el jengibre en trocitos y añadir al bol junto con el almíbar. Agregar las moras y remover con cuidado para que no se rompan estas últimas.
    Ya se que puede parecer poco higiénico el mezclar las cosas con las manos pero así es como lo hace Jamie Oliver y, a mí, me encanta. Esa manera de incluir el sentido del tacto en la cocina y de sentir las texturas de los alimentos y las mezclas en las manos me parece fascinante.


    Extender la mitad de la masa, yo usé masa quebrada, entre dos hojas de papel de horno para facilitar la tarea y evitar posibles desgarros en ella. Retirar el papel de encima, volcar la masa sobre el molde elegido e ir acomodándola en él ajustándola bien en las paredes y el fondo. Pasar el rodillo por el borde para retirar el exceso de masa y rellenar con la mezcla de fruta.
    Extender de igual modo la otra mitad y enrollar en el rodillo.
    Repartir la mantequilla, cortada en varios trozos, sobre la mezcla de fruta  y pincelar con huevo batido todo el borde para que se pegue.
    Desenrollar la masa reservada en el rodillo por encima, dejándola caer sobre la fruta y ajustándola ligeramente con las manos. Presionar con la palma de la mano en todo el contorno para sellar los bordes y retirar el exceso. Hacer unos cortes para que pueda salir el vapor al cocerse y decorar con los recortes si quieres.


    Pincelar la superficie con el huevo batido sin que quede encharcado, una ligera capa nada más. Espolvorear con la canela y el azúcar.
    Meter en la parte baja del horno, a un tercio de altura, para que el calor le llegue desde abajo, alrededor de 50 minutos hasta que esté dorada y el jugo esté burbujeante.
    Dejar enfriar sobre una rejilla y servir tibia.
    Jamie sugiere que se sirva acompañada de unas natillas en un costado y regarlas con parte del jugo resultante aunque para mí lo ideal es acompañarla con unas buenas cucharadas de yogur natural azucarado.


    Además de ser bastante menos calórico me parece que los sabores del postre se equilibran mejor.


    ¿A qué tiene buena pinta? Pues no le hace justicia con lo buenísimo que está, os lo aseguro.

9 comentarios:

Mar de fiesta dijo...

Qué pinta más increíble! Debe estar de muerte.
Las fotos son preciosas, pero la primera con la Blancanieves, me ha encantado, es preciosísima.
Te felicito
Un beso

Leire - Cocina con gusto dijo...

Uauuuuuuu que rica tiene que estar esta tarta!!!!!!!!! con ese toque de jengibre....mmm rico rico

Blanca Arias dijo...

¡¡¡Me encanta la casita de los enanitos con Blancanieves y esa tarta, pero qué rica y que original su decoración!!! Las niñas se quedarán con la boca abierta, porque este cuento es más de niñas que de niños. Un beso muy fuerte

Patricia Blanco Budia dijo...

Escandalosamente bonita y deliciosa!!! Me ha encantado la receta y la puesta en escena es genial!!! Enhorabuena guapa!! Te ha quedado de lujo!! Besotes

Noemi TodoCooking dijo...

POr Dios Vivi, qué maravilla de tarta, te ha quedado fantástica por fuera y por dentro. Y la escenificación que has preparado para la foto es perfecta..me ha encantao!! Besos guapi!
Una duda que me surge, cuando dices de poner el horno 50 min solo abajo.. después no pones el grill o fuego arriba para que se dore por encima? Y para los hornos de convección de aire a qué temperatura pones el horno? Es que no consigo que me salgan bien los hojaldres ni masa quebrada, quedan pocos dorados y un poco crudas por abajo. Muchas gracias!

aranzazu sanchez dijo...

ufff que rica por dios, yo la he hecho así de manzana pero no con moras.. ese toque le tiene que dar un punto delicioso. ¡Lo probaré! Yo cuando la hice así la comí con helado de nata, pero como ya no hace tiempo, probaré con yogur y encima que es mucho más sano.
Un beso,
http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

Carmen Seguí dijo...

La tarta preciosísima, con su ambientación en la casita y todo! Me puedo imaginar la cara de los enanitos al entrar en casa y encontrarse el olorcito de la tarta recién sacada del horno, a punto de tomarse una buena merienda! Me encanta la deocración que le has hecho en la parte de arriba. Queda super auténtica!

Maribel Toledo dijo...

Que maravilla de tarta Vivi!! te ha quedado espectacular, casi siento el olor de la tarta recién horneada, me encanta!! y la combinación con las moras debe ser deliciosa.
Besitos!!

María E. mg dijo...

Qué bonita ambientación y la tarta no se queda atrás, es una maravilla!! la tengo que probar!
Me quedo por aquí para seguir viendo recetas ricas, Un beso.