Seguidores

miércoles, 10 de junio de 2015

Vatrushkas... desde Rusia con amor {Reposteras por Europa}

    Este mes he cogido el vuelo para Rusia con retraso, jejjeje. Claro que con todos los líos del fin de curso y la entrada del calor (que me lleva por la calle de la amargura) no se ni en el día que vivo. Menos mal que he podido coger fuerzas con estos ricos bollitos y he llegado por los pelos.


    Ya se que estaréis pensando "a esta tía se le ha ido la pinza" pero todo quedará más claro cuando os diga que hoy es el día de publicación de Reposteras por Europa y que el destino propuesto por Magdalena, de Dulces Postres Magdalena, no es otro que Rusia.


    Bueno, pues lo que os iba diciendo, que no me había dado cuenta que hoy era día 10 y cuando he visto la publicación del recopilatorio casi me da un patatús... porque mi entrada estaba sin terminar, ufff!!!
    No me enrollo más, aquí os dejo mi aportación.
    Las vatrushkas son un tipo de empanadilla  redonda, abierta, hecha con masa de pan dulce y rellenas de una mezcla dulce hecha con requesón.
    Forma parte de las antiguas recetas eslavas que hoy en día comparten rusos y ucranianos.
 

    Originariamente se trataba de un postre aunque ahora se toma más bien para desayunar o merendar acompañadas de una buena taza de té.
    Ingredientes :
    Para la masa
  • 275 g de harina
  • 50 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 7 g de levadura seca de panadería (yo usé un sobrecito del Lidl)
  • 110 ml de leche tibia
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 50 g de mantequilla
    Para el relleno
  • 125 g de queso fresco*
  • 1/2 cucharada de nata de montar
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • 15 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 1/4 de cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de harina
    *La receta se hace con queso cottage o requesón pero yo le puse queso fresco espachurrado con un tenedor para dejarlo granulado.

    Primero prepararemos la masa. Poner la leche tibia en una jarra, añadir una cucharadita del azúcar  destinado para la masa y remover. Echar la levadura e integrar. Dejar reposar unos 10 minutos, hasta que esté burbujeante.
    Tamizar la harina, hacer un hueco en ella y volcar dentro la mezcla de leche y levadura, la mantequilla derretida, la sal, la vainilla y el huevo. Mezclar  hasta que se forme una bola.
    Volcar sobre la superficie de trabajo enharinada y amasar hasta que esté fina y elástica.
    Poner en un bol ligeramente engrasado, tapar y dejar levar sobre 1'30 horas. Desgasificar un poco, volver a tapar y dejar levar durante otra hora.
    Precalentar el horno a 200º C.
    Cortar porciones del tamaño de un huevo y bolear. Colocar sobre una bandeja de horno, cubierta con papel, y dejar reposar, tapadas con un paño limpio, unos 15 minutos.
    Mientras reposan prepararemos el relleno. Mezclar el queso chafado, la nata, el chorrito de limón, el azúcar la esencia y la mitad del huevo batido hasta que esté uniforme. La otra mitad del huevo batido la reservaremos para pintar los bollitos más tarde.
    Hacer un hueco en el centro de cada bola introduciendo el culo de un vaso enharinado. Rellenar con la mezcla del relleno ayudándonos con una cucharilla, y pintar los bordes con el huevo batido reservado.
    Hornear, a media altura, durante unos 25 minutos hasta que estén bien dorados.


    Dejar reposar unos 10 minutos sobre una rejilla, para que pierdan un poco de calor, y servir acompañados de una buena taza de té.
    Mientras buscaba información para este reto leí en algún sitio que los rusos tienen la costumbre de no sacar la cucharilla de la taza mientras toman el té. Curioso ¿verdad?


    Calentitos están deliciosos pero cuando se enfrían si les echas por encima un chorrito de coulis de fresas o de cualquier fruto rojo ya están de auténtico delirio, os lo aseguro.

7 comentarios:

Maria Amparo Garcia dijo...

Madre mía que pintaza tienen estos bollipanes... jejejejeje!!!
Yo me los comería calentitos, sin coulis y sin nada, aunque no te digo yo que en frío no le pondría un hilito de miel (o de Nutella... jejejeje!!).
Aissss... no me hables de calor que me entra un asco que pa' que... odio el calor y el verano... lo único que los días duran más, que tengo dos semanas de vacaciones y que es el cumple de mi chico que sino... jejejeje!!!
Lo de la cucharilla si que me parece curioso, no sé, alguna manía me imagino... jejeje!
Te cojo la receta prestada para cuando pueda comerlos prepararla porque se ven deliciosisisisisisimos!!!!
Besotes!! ^_^

Patty Frattini dijo...

Me encantan estos bollos, yo hice uno pero grande muy rico tambien, pero no tengo claro lo que es el queso fresco que lleva la receta, requesón, villalón, ricotta, Burgos? Cuál has usado?
Los haré este veranito. Besos

Patricia Blanco Budia dijo...

Qué maravilla de bollito, Vivi!!! Tienen que estar deliciosos!!! Besitos, guapa!!

mary ,virutillas de chocolate dijo...

un desayuno de lujo con esos bollitos ,te han quedado espectaculares
bss

pili MG dijo...

Espectaculares estos bollitos Vivi. Sobre todo no os agobieis si no llegáis. Siempre dejo dos días para que enlacéis las recetas y si aún así no llegas, me avisas y lo solucionamos.

La hondonada de los dulces dijo...

que maravilla de bollitos por dios!!preciosos y deliciosos segurisimo!!
besitos guapiii

Un Mordisco Un Pecado mac dijo...

Tienen muy buena pinta!!! Seguro que estaban deliciosos!!!