Seguidores

domingo, 7 de junio de 2015

Ispahan Bundt Cake

    Hacía mucho que no hacía un bundt así que que mejor manera de romper con esto que horneando uno para celebrar el primer aniversario de vida de I love Bundt Cakes.


    Además, aún no había estrenado el molde Jubilee de Nordic Ware que me trajeron los reyes este año, algo totalmente imperdonable a lo que había que poner solución rápidamente, con lo bonito que es y las ganas que tenía de tenerlo en mi poder, jejjeje.
    Por supuesto que mi aportación tenía que ser algo muy especial. Para llegar al nivel de las maravillas con las que Bea y Mara nos sorprenden en cada entrada tenía que devanarme los sesos y crear algo grande, muuuuy grande. Y no se me ocurrió nada mejor ni más grande que intentar versionar algo del grandísimo Pierre Hermé : el Ispahan.


    La verdad que he visto bastantes versiones hechas pastel pero ninguna me ha acabado de convencer lo suficiente para ponerme a prepararla así que he hecho mi propia versión en la que, por supuesto, se incluye la almendra, la rosa, los lichis y las frambuesas.


    Ingredientes :
  • 250 g de harina
  • 125 g de harina de almendra
  • 1 cucharada de levadura química 
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 300 g de azúcar
  • 170 g de aceite de oliva 
  • 4 huevos
  • 220 ml de buttermilk
  • 2 cucharadas de agua de rosas
  • 1/2 cucharadita de pasta de rosas
  • 200 g de lichis en almíbar
  • 125 g de frambuesas frescas
    Para el glaseado
  • 4 cucharadas de azúcar glass
  • 15 ml de agua
  • 1/2 cucharadita de pasta de frambuesa

    Precalentar el horno a 175º C.
    Engrasar bien un molde con spray desmoldante y reservar.
    Tamizar la harina junto a la levadura y la sal. Añadir la almendra molida y mezclar hasta que esté todo perfectamente integrado.
    Mezclar el buttermilk con el agua de rosas y reservar
    Escurrir los lichis del almíbar y partirlos en trozos del mismo tamaño que las frambuesas. Reservar.
    Batir los huevos con el azúcar hasta que espumen y casi hayan triplicado su volumen.
    Agregar el aceite y la pasta de rosas y batir hasta que esté uniforme.
    Añadir una tercera parte de la mezcla de harina e integrar. Verter la mitad de la preparación de buttermilk y mezclar. Repetir el proceso para terminar con el último tercio de la  mezcla de harina.
    Verter la mezcla poco a poco en el molde preparado intercalando las frambuesas y los lichis, que habremos enharinado previamente.
    Meter al horno y dejar cocer de 55 a 60 minutos. Pinchar para ver si está hecho del todo.
    Dejar reposar durante unos 10 minutos para que termine de asentarse antes de desmoldarlo sobre una rejilla. Dejar que se enfríe totalmente.


    Una vez que esté totalmente frío pasarlo con mucho cuidado a la bandeja de servir.
    Preparar el glaseado batiendo bien todos los ingredientes hasta que quede una crema muy fina, ni demasiado espesa ni demasiado líquida, debe tener la consistencia un poquito más espesa que la de un sirope. Rociar con el glaseado la parte superior del bundt y dejar reposar un rato para que coja consistencia.


    Este es uno de los bundts que más ha gustado entre mis compañeros y amigos así que no os tengo que decir que, a pesar de tener un tamaño bastante importante no ha durado más que un par de días.


    Está realmente impresionante, ideal para ser mi aportación al concurso de I love Bundt Cakes cuyos patrocinadores son nada más ni nada menos que La Repostería de Miguel, La Receta de la Felicidad, Silikomart y Chocolates Valor.

3 comentarios:

I Love Bundt Cakes dijo...

HOla preciosa, menudo bundt cake te has marcado para nuestro concurso!! original es un rato y rico tiene que estar pero mucho, porque se ve muy jugoso además. Todo un honor que hayas estrenado el molde para nuestro concurso. Besazos guapa y mucha suerte en el concurso y en el sorteo. Bea y Mara

Julia. Petites Sucreries. dijo...

ese bundt tiene una pinta espectacular, me encanta como te ha quedado, un beso!

Mavi Blasco dijo...

Que maravilla de bundt cake, tiene que estar riquísimo!!! Te ha quedado con un color precioso, y que esponjoso se ve.
Un día de estos tengo que comprarme un molde de bundt y empezar a hacer, es uno de mis pendientes...
Suerte en el concurso!!!
Un bst.