Seguidores

domingo, 19 de abril de 2015

Hotteok, las tortitas callejeras de Korea {Cocinas del mundo}

    Hoy os traigo una verdadera delicia, claro que si estáis pensando ya en la operación bikini os aseguro que esta no es vuestra receta, jejjeje, ya que estas tortitas rellenas son una verdadera bomba pudiendo llegar a contener, cada una, hasta 230 calorias.
    Se cree que los hotteoks fueron introducidos en Korea por los mercaderes chinos que emigraron a este país a finales del siglo XIX, adaptándose para pasar de tener solo rellenos de carne a tener rellenos mucho más dulces de acuerdo con los gustos de los muy golosos coreanos.


    Hace tiempo que tenía ganas de probar esta delicia y, aunque es una especialidad de comida callejera que suele tomarse en invierno ya que se toman en caliente, no me he podido resistir a preparlos al enterarme que el destino elegido por Marga, de Acibechería, para las Cocinas del mundo de este mes era nada más y nada menos que Korea.


    De momento no entra en mis planes viajar hasta dicho país, ni visitar Busan que es donde dicen que hacen los hotteoks más deliciosos, así que me contentaré con prepararlos en casa, jejjeje.

      Ingredientes :
  • 175 g de harina de trigo
  • 30 g de harina de arroz
  • 4 g de levadura seca de panadero
  • 11 g de azúcar
  • 45 g de agua tibia
  • 110 g de leche
  • 3 g de sal
    Para el relleno
  • 80 g de azúcar moreno
  • 35 g de almendra molida*
  • 1 g de canela molida
  • 25 g de miel 
    *En  realidad el relleno se hace con cacahuetes triturados o molidos y, os lo aseguro, yo los tenía comprados y muy bien escondidos para elaborar esta receta... o eso creía yo, inocente de mí, ya que cuando fui a buscarlos dispuesta a preparar el relleno descubrí que mis hijos me los habían levantado. Ya puedo buscar nuevos escondrijos si quiero que me duren las cosas, jajjjaja, o me temo que esto me pasará más de una vez.


    Mezclar el agua templada con la mitad de la levadura y la mitad del azúcar. Remover y dejar reposar un rato, unos 10 minutos.
    Poner en un bol las harinas, el resto de levadura y de azúcar y la sal y remover. Hacer un agujero en medio y verter la mezcla de agua preparada anteriormente y la leche. Mezclar hasta que esté uniforme y volcar sobre una mesa ligeramente engrasada. Amasar hasta conseguir que se vuelva elástica y brillante y pase la prueba de la membrana. La masa puede quedar algo pegajosa así que para manipularla lo mejor en engrasarse ligeramente las manos.
    Colocarla masa en bol engrasado, tapar y dejar levar hasta que doble su volumen. Yo la preparé a media tarde dejándola levar en la nevera toda la noche.
    Una vez que haya levado, yo la dejé un rato fuera de la nevera antes de empezar a trabajar con ella para que cogiera temperatura, dividir en porciones y bolear, a mi me salieron 9 bolas de unos 38 g. Tapar y dejar reposar de 15 a 20 minutos. En mi caso las bolas volvieron de nuevo a la nevera, colocadas en una bandeja cubierta con un silpat y dentro de una bolda de plástico, y no volví a ponerme con ellas hasta despues de comer.
    Mientras reposan prepararemos el relleno mezclando todos los ingredientes con ayuda de una cuchara hasta que la mezcla esté uniforme.
    Colocar una sartén a fuego bajo y echar un chorrito de aceite.
    Poner una bola en una mano y aplastar con la otra mano para formar una tortita. Poner una cucharada del relleno en el medio y cerrar bien para que el relleno no se pueda salir. Aplastar de nuevo un poco y colocar en la sartén caliente presionando con una espátula para aplanar un poco. Darle la vuelta cuando esté ligeramente dorada y aplastar de nuevo con la espátula para que quede bien fina, dejar hasta que esté doradita. Sacar y dejar sobre un papel absorbente para retirar el exceso de grasa. Tapar con papel  de aluminio para que no se enfríen.
    Repetir la operación con el resto de las bolas hasta acabar con la masa. Servir calientes.


    La verdad que aunque, al ver la mezcla del relleno, pueda parecer que van a estar extremadamente dulces, no voy a decir que no lo sean, pero no lo están tanto. Ahora eso si, te comes uno y ya no te entran ganas de comer más, jejjjeje.


    Eso si, no se os ocurra comerlos en frío porque no sabrán ni parecidos.

15 comentarios:

Nela Torres dijo...

Tienen una pinta como para decir...¡cómeme!
Besitos y nos vemos en Líbano

Bergua* dijo...

jeje No me extraña que tus hijas se los llevaran destrangis, yo también me hubiera llevado un par puestos si hubiera estado por allí ;)

http://berguaricoysano.blogspot.dk/

La cajita de nieveselena dijo...

Bueno basta ya que no puedo resistirme masss!! Ya son las terceras que veo y me gustan muchisimo, menudo relleno estupendo, se ven super apetitosas Vivi.
Besos
Nieves

Leticia Gómez dijo...

Olé!! pedazo receta!! ¿A que sí? Increíble su sabor y recién hechos y calentitos son un pecado. Yo los hice de cacahuetes, y la suerte es que a mi no me roban los ingredientes, porque saben que si entran en mi santuario (mi cocina) les corto las manos jajaja. Se porta bien mi chico, siempre pregunta antes de comer nada por si es para alguna receta en concreto jajaja.
Yo estoy encantada con estos panqueques, tuve miedo de que no gustan en casa por su dulzor pero me equivocaba.
Muy buena elección Vivi, UN besote gordo preciosa

Encarnita dijo...

Ya he visto otras y todas están para empezar a comer y no parar.
En Asturias se hacen unas empanadillas con un relleno muy parecido.besinos

asj dijo...

Pues no tenía ni idea de esta receeta pero normal que te desaparecieran jajaja

besos

Jose dijo...

Que rico se ve con ese relleno, no importa que no lleve cacahuetes, jajaja, a mi me pasa como a ti, que tengo que ir moviendo las cosas de picar de un sitio para otro para que duren unos días más.
Abrazos.
http://mirecetario.es

La cajita de nieveselena dijo...

Golosa no soy, pero francamente, este tipo de dulces es el que me apetece probar.

Bss

Elena

Margarita dijo...

Si, lo se, me repito, pero me entusiasman los hoteok desde que tuve la suerte de probarlos en Busam.

Besos

Mar dijo...

Qué bien. Vamos a ganar por goleada. ¿A qué son fantásticas estas tortitas coreanas? En casa ya las he tenido que repetir😜😜.
Un besote y feliz semana. Nos vemos en el Líbano.

Loladealmeria dijo...

A mi ya me están dando ganas de hacerlas, soy tan golosa ¡¡¡¡ ese relleno tiene una pintaza enorme. todo lo que sea relacionado con pan me vuelve loca. Gran receta la que nos traes y cosas inimaginables que existan porque nunca había oído hablar de ellas y mira que mi hijo ha estado en Corea y siempre le pido que me cuente lo mas típico de allí.
Excelente Vivi.
Bssss desde Almeria

Maggie dijo...

Es la tercera vez que veo estos panes y ya no hay excusa para no prepararlos! Estupenda propuesta, un besito

Teresa dijo...

Esta es otra que habeis escogido varios asi que tambien tendré que ponerla en pendientes ......ufff, no me va a dar la vida !!!! jajaja
Besos

Iria dijo...

cada vez que veo esa receta de tortitas aumenta mi antojo, que buena pinta tienen!!!!

Bea, recetasymás dijo...

Me esta entrando envidia de verlas y que os han quedado tan bien y parecen tan ricas, tendre que guardarme la receta pero ya!!!
Besotes preciosaaaaa muacksssss