Seguidores

jueves, 4 de diciembre de 2014

Sopa de salmón. Noruega. Faltan 21 días

    La ventanita que hoy abrimos nos acerca hasta Noruega, país donde se originó la tradición del tronco de Navidad. Antiguamente este tronco era el centro de las celebraciones solares del solsticio de invierno. Los nórdicos creían que el sol era una gran rueda de fuego que rodaba hacia la tierra y después se alejaba. Al ir quemándose el tronco, se va empujando hacia la chimenea para que proporcione luz y calor en el transcurso de las Navidades.
    La mayor celebración es la cena de NocheBuena donde, después de acudir a los oficios, se reune la familia en una gran celebración. Durante el postre se sirve un pudín de arroz que lleva una almendra escondida, aquel que se la encuentre obtendrá un pequeño regalo. Julenissen (el duende de la Navidad reconocible por su gorro rojo, su larga barba blanca y vestido con calzas y un chaleco de piel para resguardarse del frío) les lleva los regalos a los niños que, para complacerle, le ofrecen gachas, caldo, cerveza y gofres. Los demás los recogerán de debajo del árbol.  Después de la cena se dejan alimentos para que los duendes (nissen) y trolls de paso puedan celebrar también su Navidad. El 25 es una jornada tranquila y del 26 al día de NocheVieja los niños se visten como nisser y salen a cantar villancicos (julebukk) para que la gente les premie con golosinas.(fuente : A fuego lento y Wikipedia)
    God Jul!!
    No hay ingrediente más conocido de Noruega que el salmón, que se puede preparar de innumerables formas, aquí os dejo una sopa que os hará entrar en calor en los largos y frios días de diciembre.


    Ingredientes :
  • 3 tazas de caldo de pescado
  • 200 g de salmón fresco
  • 35 g de zanahorias
  • 35 g de napicol
  • 50 g de puerro
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de harina
  • 1 cucharada de tomate frito
  • 60 ml de nata de cocinar
  • 50 ml de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Eneldo fresco picado


    Cortar el napicol y la zanahoria en juliana y el puerro en rodajas finas.
    Poner el aceite en una cazuela y sofreir las verduras a fuego medio durante un par de minutos.
    Espolvorear con la harina y rehogar. Añadir el tomate frito, remover un poco y verter el vino, el caldo y la nata. Salpimentar al gusto.
    Dejar cocer, a fuego lento, unos 15 minutos.
    Limpiar el salmón de piel y espinas y cortar en dados de unos 2 cm.
    Añadir los dados al final de la cocción y dejar cocer un par de minutos más.
    Servir espolvoreando un poco de eneldo  en cada plato.


    En la receta original se utiliza margarina para rehogar las verduras pero yo me he permitido la licencia de hacerlo con aceite de oliva virgen extra que es mucho más sano. Al fin y al cabo, la sopa la estoy preparando aquí y no en Noruega, jejjeje.

    (Fuente : El cocinero noruego)

4 comentarios:

Teresa @ Aurea's Kitchen dijo...

Uyy que rico el salmón, y ahora me doy cuenta que hace un montón de tiempo que no lo como. Pero la verdad es que en sopa nunca lo he probado.

Besos

Eva Macià dijo...

Una sopita deliciosa y genial para un día lluvioso y frío como hoy! un besote!

Bea Mara dijo...

Una sopa perfecta para comenzar una cena navideña. Seguro que es una delicia.Besos de Bea y Mara

abril dijo...

Oh Vivi que reconfortante y buena tiene que estar esta sopa!!! Me encantan estas fotos tan cálidas... yo hace 2 navidades publiqué una sopita de Papa Noel de Islandia que es parecida, aunque creo recordar que no llevaba salmón... me han entrado ganas de hacer las dos...hay que agradar a Papa Noel!!!!