Seguidores

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Kourabiédes. Grecia. Faltan 22 días

    En Grecia, de mayoría ortodoxa, la Navidad se celebra el día 25 para festejar el nacimiento de Jesús.
    El día 24 los niños salen temprano y van cantando de casa en casa los kálanda con el único acompañamiento de sus pequeños triángulos (trígonas). La gente de las casas les recompensa con frutas y unas pequeñas galletas bañadas de azúcar, los kourabiédes.


    La noche es tranquila, las luces débiles, los pueblos duermen con el fin de levantarse temprano el día de Navidad para acudir a la iglesia a celebrar el nacimiento del niño en la pasada noche. Luego la familia se reune para comer.
    La peculiaridad de las tradiciones griegas de Navidad es que ellos no tienen árbol, ellos lo que decoran son espléndidas maquetas de veleros de madera con luces y adornos en honor a San Nicolás, patrón de los marineros. El día 25 no se reparten regalos, eso queda para el día 1 de enero, la fiesta de San Basilio, siendo él el que reparte los regalos a los más pequeños. (Fuente : Panorama Griego, Paideia)
    Ya faltan solo 22 días para Navidad.
    Eftihismena Christougenna!!

 
    Ingredientes :
  • 100 g de almendra molida
  • 130 g de mantequilla en pomada
  • 100 g de azúcar glass + para espolvorear
  • 1 yema de huevo grande
  • 220 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 2 cucharadas de brandy (le puse Calvados)
  • 3 cucharadas de agua de rosas
    Precalentar el horno a 180ºC.
    Batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Incorporar la yema y batir hasta integrar. Añadir la almendra, la vainilla y el brandy e incorporar.
    Agregar la harina tamizada junto a la levadura y amasar hasta que estén incorporadas, serán como migas.
    Coger porciones del tamaño de una nuez y darle forma de bola o media luna apretando bien la masa e ir colocándolas en una bandeja de horno cubierta con papel, dejando espacio entre ellas para que puedan extenderse un poco.
    Hornear durante unos 20 minutos hasta que se doren ligeramente.
    Sacar y poner la bandeja sobre una rejilla hasta que estén templadas. Entonces, pincelar con el agua de rosas y espolvorear con azúcar glass.
    Pasarlas  a una rejilla para que terminen de enfriarse y, una vez frías, espolvorear de nuevo con azúcar glass.


    Conservar en una lata hermética... si es que quedan porque realmente están de muerte, jejjeje.

2 comentarios:

Teresa @ Aurea's Kitchen dijo...

Que bonito lo que cuentas Vivi. No sabía la tradición de decorar barcos. Y esas galletas, con esa capita de azúcar glass!!!

Besos

Eva Macià dijo...

Se ven deliciosas!! y qué curioso que haya tantas diferencias al celebrar la navidad no? un besote!