Seguidores

martes, 25 de febrero de 2014

Pudding de pan y mantequilla con crema caramelizada de whisky y pepitas de chocolate

    Este es uno de los postres que más le van a mi cocina ya que está elaborado a base de restos de pan, croissants o bollería que se han quedado duros, vamos un postre de esos de "aquí no se tira nada".
    Se trata de la manera inglesa de reutilizar las sobras, lo que en España se transforma en torrijas y en Francia en pain perdu en aquellas tierras se convierte en este riquísimo pudding. 



    Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Febrero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica : Pudin de pan y mantequilla

    Para esta ocasión Yo he preparado una receta un poco más elaborada, aunque no por ello menos sencilla, basada en una de las que contiene el libro "La cocina de Nigella Lawson", una de las cocineras inglesas de moda. Ella elabora este postre con croissants, puedes ver su receta aquí, pero Yo he usado lo que tenía por casa y precisamente los croissants no se llegan a poner duros nuuuunca... menudos lameruzos que están hechos mis hijos, jajjaja.
    La idea de cortar el pan con forma de flor la cogí de la receta de pastel de pan y fresas del libro de Sandeea "La receta de la felicidad" (receta aquí)


    Ingredientes :
  • 6 rebanadas de pan de molde
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 40 g de pepitas grandes de chocolate 
  • 100 g de azúcar 
  • 2 cucharadas soperas de agua
  • 125 ml de nata líquida 35% de materia grasa
  • 125 ml de leche entera
  • 2 cucharadas de whisky irlandés o bourbon
  • 2 huevos batidos

    Precalentar el horno a 180º C
    Cortar cada rebanada en 4  con ayuda de un cortador de flor. Untar las flores de pan con mantequilla. Untar también la base de la fuente con un poco de mantequilla. Poner una capa de 12 flores en la base Echar la mitad de las pepitas de chocolate por encima. Repartir el resto del pan y de las pepitas. formando una segunda capa.
    Echar el azúcar y el agua en un cazo y remover para que se disuelva el azúcar. Ponerlo a calentar a fuego medio.
    Caramelizar, sin remover, hasta que reduzca el agua y la mezcla adquiera un intenso color ámbar.
    Bajar el fuego y ponerlo a fuego lento. Añadir la nata y remover enérgicamente. Agregar la leche y el whisky. En principio se formara un caramelo sólido pero que se disolverá removiendo rápidamente.
    Retirar del fuego y añadir los huevos batidos removiendo enérgicamente.
    Verter la crema de whisky caramelizada por encima del pan preparado anteriormente y dejar que se impregnen durante unos 5 minutos. 
    Meter al horno y dejar cocer durante unos 20 minutos.


    Cuando acabe el tiempo de horneado sacar y dejar reposar hasta que se enfríe un poco.   


    Y como dice Nigella prepárate para desmayarte de placer.

2 comentarios:

Chus dijo...

En mi casa pasa lo mismo que en la tuya... aquí los croasanes no se ponen duros tampoco. Tendré que ir escondiéndolos para que me duren para preparar un pudding tan rico como éste. Tiene un aspecto de estar bien rico! besos

Rosa dijo...

Que rico, me apunto la receta y la idea del cortador de flores, se me hace la boca agua. Bss.