Seguidores

domingo, 8 de diciembre de 2013

Reibekuchen con compota de manzana

    En la entrada pasada, la del glühwein, os hablé que en los mercados alemanes se toma este vino caliente especiado acompañado de unas tortitas de patata cubiertas con compota de manzana. Es por eso que aquí os traigo la receta de estas últimas donde reibe significa rallado y kutchen pastel. La receta de las tortitas la saqué de aquí y la compota es la que he hecho desde siempre en mi casa.


    Por lo que he leído, la textura de la compota que ponen sobre las tortitas es como la de una mermelada pero es que a mí la compota como me gusta es en trozos, vamos que más que gustarme más así Yo diría que lo que hace es perderme, jejjeje.
    Lo primero que haremos será la compota.
    Ingredientes :
    (Para la compota)
  • 1 manzana
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de azúcar morena
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1 palo de canela
    Pelar, despepitar y cortar en trozos la manzana. Regar con el zumo para que no se ennegrezca. Poner un cazo al fuego y echar la mantequilla. Añadir los trozos de manzana junto con el azúcar y el palo de canela. Remover y dejar cocer a fuego lento hasta que la manzana esté muy blandita.


    Reservar en caliente mientras hacemos las tortitas.
    Ingredientes :
    (Para las tortitas)
  • 330 g de patatas
  • 1 huevo
  • 15 g de harina de trigo
  • 1 cebolla pequeña
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Nuez moscada
    Rallar la cebolla y la patata con un rallador de grano medio. Añadir el huevo ligeramente batido y salpimentar. Agregar la harina y rallar la nuez moscada y remover hasta que esté todo totalmente integrado.
    Calentar una sartén ligeramente engrasada e ir echando cucharadas de mezcla. Repartir, con ayuda de la cuchara, para cubrir bien el fondo.
    Dorar las tortitas por ambos lados y sacarlas a un plato cubriéndolas con papel de aluminio para que no se enfríen.


    Acompañar las tortitas, cubiertas de compota de manzana, con una buena taza de glühwein bien caliente.


    Y solo tendréis que poner unos villancicos, salir al balcón para que entre bien de frío y cerrar los ojos para pensar que estáis en pleno mercadito alemán... o casi, jejjeje.

7 comentarios:

Ido dijo...

Hola Vivi! El gluwijn (o como se escriba...) no me atrae mucho, pero estas tortitas con compota tienen muy buena pinta! El sábado que viene igual voy a Colonia a ver los mercados navideños, a ver si las encuentro y las puedo probar :) Y luego a hacerlas en casa con tu receta, jeje!
Un besote

KRIS dijo...

Vivi esto huele a NAVIDAD, uff que cosa más rica el Reibekuchen este ... hay que "jorobarse" vaya nombrecitos, jajajaja, yo me imagino haciendo esto y preguntandome mi madre o mi suegra que es y yo nombrandolo y ufff me entra la risa floja.

Besos mi solete

Esto no es ligh :-( jajaja

Aureas Kitchen dijo...

Las tortitas las conozco de cuando una de mis hermanas vivió en Suiza, pero en casa las comíamos en plan salado. A mi tambien me encanta la compota de manzana y este año ha habido tanta manzana... yo la cuezo sin azúcar, la tomo calentita y espolvoreo una mezcla de especias que me encanta...

Besos

pecando a diario dijo...

Joooo, esa comprota tiene una pintorra...Y con las tortitas tiene que estar deliciosa!!

un besotee

Cuky´s Cookies dijo...

Vivi, muchísimas gracias por participar en el sorteo y llevarte el logo y compartirlo y todo, de verdad, mil gracias!!=)
Mucha suerte ^^
Un besote enorme!!

Coulís de Limón dijo...

Que maravilla! Verás lo que más gracia me hace del alemán es la pronunciación, difícil pero me encanta. Y estas tortitas tienen que estar de muerte con tu compota casera, sigo con el pan Suizo en la retina, aún pendiente de mirar, pero creo que se me ha quedado grabado en el subconsciente porque te quedó de fábula. Así que comentario doble, después de tanto tiempo y para compensar. Un besazo guapa y feliz finde.

Ana La guinda del pastel dijo...

umm compota de manzana y con un toque tan original!! un gran saludo.