Seguidores

sábado, 28 de septiembre de 2013

Redescubriendo Valladolid I

    Hoy, me parece que no es un día de recetas, jejjeje. Hoy os voy a dar una vuelta por Valladolid, una buena ruta turística, al fin y al cabo muchos blogeros nos cuentan sus viajes de vacaciones por el mundo, que me encanta dicho sea de paso, así que por qué no contar mis cortas pero intensas vacaciones si España es igual de especial y llena de sitios preciosos por descubrir...
    Como ya sabéis mi infancia está muy ligada a Valladolid, de hecho es la cuna de mis antepasados y de mis tradiciones. Este agosto, que ha sido un tanto complicado, decidimos no salir a descubrir ningún sitio desconocido para la familia y centrarnos en Valladolid, y no porque no nos hubiera gustado hacerlo sino porque las fechas no nos cuadraban : Sonia de campamento con los Scauts 12 días, una boda familiar a mitad de mes en Valladolid...
    Lo cierto es que, al final, han resultado unas vacaciones alucinantes donde me ha encantado volver a  pasear con calma por la ciudad y disfrutarla, poco a poco, con mi familia. Aún nos han quedado muchas cosas por ver pero todo se andará, jejjeje.
    Esta vez no pasamos por el Campo Grande, de visita obligada en Otoño y Primavera, a ver los pavos reales y dar de comer a las ardillas, eso ya os lo enseñé en otra ocasión en que Sonia y Yo nos fuimos de viaje de chicas (ver aquí)
    Os invito a acompañarnos en este breve paseíto por una parte del centro, jejjeje. Cómo estamos en verano lo primero era ir en busca de un helado a la galería de "Las Francesas", aunque en esta ocasión no entramos a ver la exposición que en ese momento había.


    Salimos de allí y seguimos paseando por la calle Santiago en dirección hacia la Plaza Mayor donde, desde el cielo, vigila nuestros pasos aténtamente un negro Fénix.


    Pero antes de llegar a sus pies, a la izquierda de nuestro camino, nos encontramos con el Atrio y la Iglesia de Santiago



    Continuamos hasta llegar a la Plaza Mayor presidida por el Conde Ansúrez, fundador de la ciudad de Valladolid.


    Desde allí nos dirigimos a la Plaza Fuente Dorada y allí vemos la fuente, que ni mucho menos es dorada, jejjeje, siempre coronada por innumerables palomas calmando su sed.


    Y seguimos callejeando, paseando por la calles adyacentes hasta llegar a la Plaza de España. Lo primero que veremos será la Iglesia de La Paz, vulgarmente conocida como la iglesia del plantón por ser el lugar más común de encuentro de los jovenes, y no tan jóvenes. Aunque lo del plantón no tengo demasiado claro si es porque estás de pie hasta que llega la gente a la que esperas o por la cantidad de gente que se ha quedado plantado allí esperando jajjaja.


    La Plaza de España es, todos los días laborables por la mañana, el escenario de un gran mercado de frutas,verduras y flores que es digno de ver. Los domingos se convierte en el sitio propicio para que los niños, acompañados de sus padres, realicen un  intercambio de cromos. Lástima que fueramos por la tarde, aunque de este modo pudimos ver con todo detalle la fuente que se encuentra en el centro, entre las marquesinas. Una verdadera preciosidad que no para de girar.

    
    Y ya, casi sin luz para sacar fotos, de nuevo la vuelta a casa pasando por la plaza de Colón.

    
    Porque en Valladolid también estuvo Cristóbal Colón y también tenemos una estatua suya, jejjeje, no solo va a estar en Barcelona...
   Y hasta aquí llega este primer capítulo. Continuará...

3 comentarios:

Carmen dijo...

Bonita ruta y bonitas fotos. Bss

Mª Carmen Arbiol dijo...

Pues no he estado nunca y me ha encantado dar esta vuelta contigo ¡gracias! El cinco no podré ir a la comida que es el cumple de mi hija. A la próxima nos vemos!

Rosa dijo...

Muy bonito Viví, tengo que ir a visitarlo. Bss.