Seguidores

jueves, 18 de julio de 2013

Patatas bravas... mi receta

    Ahora, con el calor del verano, lo que más apetece es salir a picotear a alguna terracita. Para desgracia de muchos este año eso supone un desembolso que se no es posible, aunque nos gustaría, así que ¿por qué no hacernos la tapita en casa?


    Desde hace mucho tiempo oigo la eterna discusión de que si la salsa de las patatas bravas llevan tomate en su composición o no. Yo siempre he comido la salsa hecha sin tomate pero, como a mi gente no le gusta demasiado el picante, Yo la he añadido una cucharada de ketchup para darle un gustito distinto y un golpe de cayena molida tan solo en la salsa de las mías. Esta además de ser una receta sencilla es de lo más rica... y a mi manera, jejjeje.

    Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de julio nos invita a prepararun clásico de la cocina española : Patatas a la brava

     Ingredientes :
  • 300 g de patatas pequeñas, de bocado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de harina + 2 para las patatas
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 50 ml de caldo de carne
  • 4 gotas de tabasco
  • 1 cucharada de ketchup
    Lavar muy bien las patatas ya que no las vamos a pelar. La piel les van a dar  un plus de sabor. Poner a hervir agua con la media cucharadita de sal y 2 gotas de tabasco y, cuando esté a borbotones, echar las patatas enteras. Cocer durante7 minutos, después escurrir, refrescar en agua fría y reservar.
    Calentar el aceite en una sartén y añadir la harina e ir removiendo hasta que pierda el color a crudo. Apartar del fuego y añadir el pimentón. Remover y acercar de nuevo al fuego. Ir agregando el caldo caliente a cucharones hasta que quede una salsa ligada y no demasiado espesa.
    Añadir la cucharada de ketchup y 2 gotas de tabasco y remover. Corregir de sal. Pasar la salsa a través de un colador, para que quede más fina y eliminar posibles grumos, y reservar en caliente.


    Partir en cuñas las patatas y pasarlas por harina. Freir en aceite bien caliente hasta que estén bien doradas y ligeramente crujientes.
    Escurrir sobre un papel de cocina, para eliminar el exceso de grasa, y poner en el plato de servir. Regar con la salsa reservada por encima.


    Ya solo nos quedará servirlas junto a una cervecita o un vino blanco bien frio.


    Y... a disfrutar!!!!

9 comentarios:

Silvia Vicente dijo...

Uhmmmm!!! me comía unas cuantas!!

Olga dijo...

Vaya pinta más buena.
Me encantan las papas bravas...
Besos

eva dijo...

menuda pinta tan rica tienen tus patatas vivi son una delicia besos

Cristina dijo...

Que ricas!!! Esta salsita se ve tremenda!

Un abrazo guapísima!

aranzazu sanchez dijo...

que ricas! tienen una pinta estupenda :) me apunto la receta de la salsa :)

Aisha dijo...

Se ven riquísimas :)
yo siempre había pensado que la salsa no lleva tomate ;)
besos

Adharae dijo...

¡¡Qué buena pinta!! Para la próxima creo que probaremos esta salsa, a ver qué tal. ¡Besines!

Victoria dijo...

Di que si, con su golpe de cayenita! ¿qué serían unas bravas sin su poquito de pique?

Suny Senabre dijo...

La verdad es que se ven deliciosas. Me gustan estas propuestas porque nos permite encontrarnos muchas versiones del mismo plato.

Un besito cariñoso,