Seguidores

jueves, 25 de julio de 2013

Baked Alaska Cupcakes. Whole Kitchen en su Propuesta Dulce

    Hace tiempo que ví como Manu, nuestro gato cocinero más querido, nos enseñaba esta peculiar receta (pincha aquí) así que, en cuanto las chicas de Whole Kitchen eligieron el Baked Alaska como  propuesta dulce para este mes tenía claro que era la que iba a preparar. Además que, teniendo los niños en casa, tampoco me quería entretener en demasiadas filigranas, jejjeje.
    Lo que más tiempo me ha llevado es hacer el merengue italiano pero gracias a los pasos de Manu me ha quedado realmente espectacular, jejjeje... y Yo que estaba más que peleada con el merengue hasta ahora, gracias amor.


    Pero lo primero vamos con un poco de historia para saber de donde viene esto del Baked Alaska.
    El Baked Alaska, también llamado tortilla noruega o tortilla sorpresa, lo crearon en el restaurante Delmonico's de Nueva York en 1876 para conmemorar de la adhesión por parte de los EEUU del estado de Alaska. Y, como ya sabéis que los estadounidenses son muy dados a poner un #diade, el día 1 de Febrero se celebra el Día Nacional del Baked Alaska... casi como en Twitter, jajjaja.

    Whole Kitchen  en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar : BAKED ALASKA

    Lo primero que haremos es preparar una buena porción de merengue italiano.
    Ingredientes para el merengue :
  • 100 g de azúcar
  • 50 ml de agua
  • 1 clara de huevo
    Poner al fuego 75 g de azúcar con el agua y hacer un almíbar espeso, deberá llegar al punto bola, unos 15 minutos dependiendo del fuego. Esto quiere decir que cuando dejéis caer una gota en la encimera se quedará hecha una bolita sin extenderse hacia los lados.
    Batir las claras hasta que haga picos blandos y espolvorear el resto del azúcar por encima sin dejar de batir. Cuando esté integrado ir echando a la mezcla el almíbar muy poquito a poco, en un hilo, sin dejar de batir hasta que terminemos de añadir todo. Esto lo deberemos hacer a una velocidad media y al terminar de añadir el almíbar subir a velocidad alta y seguir batiendo durante unos 5 minutos hasta que esté totalmente frío. El merengue estará super brillante y con muy espeso, perfecto para poder utilizarlo. Reservarlo en frío hasta que lo hagamos.
    Ahora pasaremos a preparar nuestro cupcakes.
    Ingredientes :
  • 6 magdalenas con un gran copete, las mías del DIA
  • 12 bolas del helado de tu sabor preferido, el mío era de cereza
  • El merengue italiano preparado anteriormente
   Y ya lo tenemos todo para ponernos manos a la obra, tan fácil de preparar que hasta los niños podrían hacerlo... sin contar el soplete, claro está, que esta será tarea claramente de mayores.
    Lo primero que haremos sera cortar las magdalenas quitando casi todo el copete y vaciar bastante su interior. En la foto podéis verlo con más claridad.


    El siguiente paso es rellenarlo con un par de bolas de helado formando un nuevo copete con él. Yo elegí un helado casero de cerezas, cuya receta subiré en unos días al blog.


    Meteremos el merengue en una manga pastelera con boquilla rizada, use la 1M de Wilton, e ir cubriendo con él el copete de helado.


    Ya así quedan unos preciosos cupcakes pero aún nos falta el toque final : el tostado del merengue.


    Yo lo hice con un pequeño soplete de cocina pero igual se pueden dorar metiéndolos debajo del grill durante unos minutos. Y no os preocupéis por que se derrita el helado porque el merengue es muy mal conductor del calor y estará tostado, e incluso un poco quemado, antes de que esto pueda pasar. Y a los míos, si me descuido un poco, no me dejan ni sacarles las fotos... serán lameruzos!!! Jajjaja.

 
    Menos mal que me decían que el helado de cerezas no les acababa de gustar... aunque tengo que decir que mezclado con el bizcocho de la magdalena y el merengue tostadito cambia una barbaridad y está cien veces mejor. Anda que no son sibaritas mis niños!!!...


    Aquí tenéis el que pude salvar para la foto después del bocado de una de mis fieras, jejjeje. Tiene buena pinta ¿a qué si?
    Menudo contraste de colores y sabores, toda una delicia.

10 comentarios:

Manu CatMan dijo...

No, gracias a ti por todo el cariño que me demuestras siempre :-D la verdad es que así en cupcakes se hacen mucho más apetecibles. Millones de gracias por la mención y enhorabuena porque se ven de lujo... la cara de tu hijo lo dice todo :-D

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

LLeva tiempo en mi lista de pendientes, con tu peculiar versión es aun más divertido. Es el plato preferido de mi hermano asi que a ver si se lo preparo, te ha quedado espectacular, y me parece muy interesante la historia que nos cuentas, es bonito imaginar como nacieron algunos platos.

Coton sucre dijo...

ME encanta esta versión en forma de cupcake, queda muy vistosa!!

Besos

La Princesa Pastelera (midulceprincesa.es) dijo...

Queda muy bien en la versión cupcake, Vivi. Me encanta cómo te ha quedado el merengue y después con el tostadito...fantástico.
Un beso.

aranzazu sanchez dijo...

te ha quedado preciosos!! son geniales! seguro que estan buenisimos!

Vanessa dijo...

pero q rico se ve!! ha sido verlo y decir vuelvo a hacerlo pero d esta manera, es verlo y dar ganas d comerselo!! un abrazo
http://dulcesencia.blogspot.com.es/

tastetsdebruixa dijo...

Te han quedado preciosos, y con el color del helado de cerezas más todavía. Esperaré la receta con impaciencia.
Besos

Cristina dijo...

Se me hace la boca agua al ver estas fotos... que buena pinta que tienen, madre mía!!! Cuando vi la presentación en forma de magdalena me gustó mucho y pensé en hacerla, pero al final, cómo lo hice un poco a última hora, me decanté por hacerlo de una sola pieza y alargado. A la próxima a ver si lo hago así!!

Tenían que ser unos bocaditos magníficos!!

Besos y buen fin de semana!!

Paula D dijo...

Muy chulos los cupcakes !

Magdalena Cocina y mas dijo...

Hola! una donostiarra como tu y has hecho unos baked Alaska que parecen una carolina de Bilbao! Rizando el rizo! te han quedado estupendos, yo también opté por los individuales pero la idea de cupcake me gusta.