Seguidores

martes, 19 de febrero de 2013

Copos de nieve de avellana... porque el invierno continúa

    Aunque aún estamos en invierno parece que cuando pasa la Navidad ya no pegan las decoraciones con copos de nieve, los guantes, los gorros, los patines de hielo... y, sin embargo, Enero y Febrero se caracterizan por ser normalmente los meses más fríos del año. Y la muestra de ello la tenemos en las grandes nevadas caídas en la zona norte a lo largo de estos días pasados.
    Por este motivo Yo también me resisto ha dejar estas decoraciones de lado y, como muestra de ello, aquí tenéis unas riquísimas magdalenas de avellana con forma de copos de nieve... aunque no me he podido resistir a ponerlas en estos capacitos con renos y Papá Noeles, jejjjeje.


    Ingredientes :
  • 225 g de harina
  • 55 g de avellanas molidas
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 150 g de azúcar
  • 2 huevos medianos
  • 250 ml de buttermilk (230 ml de leche entera +1 cucharada de zumo de limón)
  • 1 cucharada de licor de avellanas (lo puse sin alcohol)
  • 80 ml de aceite de girasol

    Precalentar el horno a 180º C.
    Verter el zumo en la leche, remover y dejar reposar 5 minutos.
    Tamizar la harina, la levadura y la sal. Mezclar con las avellanas molidas y el azúcar y remover hasta que estén perfectamente mezclados.
    Batir los huevos ligeramente. Añadir el licor, el aceite y la mezcla de leche y limón (buttermilk casero)
    Hacer un hueco en la mezcla de harina y avellanas y verter dentro la mezcla de leche y huevos. Remover hasta que esté integrado todo por completo.
    Ir poniendo la crema obtenida en los capacitos escogidos, que estarán dentro de un molde de magdalenas, con ayuda de una cuchara. Os recomiendo que utilicéis una cuchara de esas de sacar bolas de helado, así os aseguráis de poner en todos la misma cantidad.
    Hornear a media altura de 18 a 20 minutos, hasta que estén doraditos.
    Yo utilicé un molde con forma de copos de nieve de silicona así que no le puse los capacitos dentro sino que, después de desmoldarlas, puse cada una dentro de un capacito.
    Al sacarlas del horno ponerlas sobre una rejilla hasta que estén totalmente frías.


    Para mí están deliciosas, claro que no puedo ser objetiva ya que las avellanas son uno de los frutos secos que más me gustan, jejjeje.


    Lo que sí os puedo asegurar es que vuestra cocina olerá a las mil maravillas... Ummmm!!! Ya con solo de ver las fotos de nuevo vuelvo a ensalivar recordando su aroma.


    Os venís a merendar???

4 comentarios:

JL Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

claro que continúa el invierno, queda aún un mes...!!!, y para seguir con él, estas magdalenas de almendra son un placer...!!

laurilla fondant dijo...

mmmm, que riquísimas debían estar.
opino como tú, ahora es cuando toca poner copos de nieve que es cuando más nieva :)
besos!

KRIS dijo...

son tan bonitas esas cápsulas !!!
que pinta tienen estos copos de nieve, jejeje, me gustan tanto como los de verdad, los que te "queman" las manos mientras haces un muñeco de nieve !!!

Besos cielote

Mi toque en la cocina dijo...

Por aquí no nieva pero no me importarían que cayeran estos copos de avellana en mi cocina.
Un besito desde Las Palmas.