Seguidores

miércoles, 24 de octubre de 2012

Whoopies y cupcakes con mantequilla de cacahuete crujiente

    Hace un par de semanas que en el reto "la magdalena de la semana", reto del que ya os hablado en repetidas ocasiones y en el que habitualmente participo, nos propusieron hacer estas ricas magdalenas y, para darle una apariencia más otoñal, acorde con la estación que ya tenemos instalada entre nosotros, se me ocurrió decorarlas con el buttercream de mantequilla de cacahuete que había visto en el libro de Alma, "Objetivo : Cupcake Perfecto" y unas hojas y unas bellotas, hechas con unos cortadores de galleta, en fondant. La receta ya la había visto anteriormente en su blog y ya entonces me llamó poderosamente la atención así que que mejor ocasión que esta para probarla... y, por supuesto, no me ha decepcionado en absoluto... ni a mis hijos ni a mis compañeros tampoco que han durado menos que un caramelo a la puerta de un colegio, jajjaja.
    Primero me dispuse a hacer las magdalenas y como me sobraba un poco de masa la repartí en un molde la mar de otoñal que me compré el año pasado y aún no había tenido ocasión de estrenar... así nació pues la idea de hacer los whoopies.


    La receta corresponde con la semana 56, ya hemos pasado el ecuador del reto, jajjaja.
    Ingredientes :
    Para la masa
  • 280 g de harina
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 140 g de azúcar moreno oscuro
  • 2 huevos medianos
  • 175 ml de leche  
  • 90 ml de aceite de girasol  
  • 175 g de mantequilla de cacahuete crujiente, a temperatura ambiente
    Para el butterceam
  • 55 g de mantequilla
  • 150 g de icing sugar  (sino azúcar glass), tamizado
  • 130 g de mantequilla de cacahuete suave
  • 45 ml de nata de 35% de materia grasa
    Para los cupcakes decoraciones hechas con fondant marrón.


    Precalentar el horno a 180º C.
    Tamizar la harina junto la levadura y la sal y añadir el azúcar. Reservar.
    Batir los huevos ligeramente. Añadir la leche, el aceite y la mantequilla de cacahuete y mezclarlo hasta que se forme una pasta.
    Echar el azúcar en la mezcla de harina y remover. Formar un hueco en el centro y verter los líquidos dentro. Mezclar, sin trabajar en exceso, hasta que la harina esté totalmente integrada.
    Verter en los moldes elegidos y hornear durante unos 10 minutos los whoopies y unos 18 las magdalenas. Ambos tienen que estar doraditos.
    Sacar del horno, dejar reposar unos 5 minutos antes de desmoldar, y terminar de enfríar sobre una rejilla.
    Ambos tienen que estar totalmente fríos para proceder al relleno y la decoración.

    Para hacer el buttercream batir a velocidad media-alta la mantequilla, la mantequilla de cacahuete y la nata hasta que la mezcla esté homogénea y cremosa. Añadir el icing sugar, o el azúcar glass, tamizado, cubrir el bol y batir otros 5 minutos a velocidad media-alta. Ya estará listo para decorar... y rellenar.

 
     Como la mantequilla de cacahuete que tenía era la mía casera para hacerla suave mezclé  la cantidad que pone la receta con una cucharada de la nata y la trituré para hacerla más fina... mano de santo, ¡quedó perfecta!







      Solo queda decir una cosa... ESPECTACULARES

8 comentarios:

laurilla fondant dijo...

qué originales! a ver si la pruebo porque la crema de cacahuete me encanta :)
besos!

Yolanda dijo...

Vivi, la idea de hacer así los whoppie Pies me parece...geniallll!!!!, antes o después te copio la idea. Un besote guapa.

Marta del Pino dijo...

Se ven deliciosos, y te han quedado preciosos. Tienes unas recetas estupendas, me quedo como seguidora!! Besos desde Cocina con Marta!!

Entre plato y plato. dijo...

Hola Vivi te quedaron.................... vamos me lo puedo imaginar mnnnnnnnnnnn. Felicidades.

Silvia dijo...

Hola Victoria!!! Que estupendos te han salido, tanto los whoopies como los cupcakes y la mantequilla de cacahuete, muy buena receta, bssss.

Las chachas dijo...

Te suscribo: espectaculares!!

Yolanda Modamio Chamarro dijo...

que buena pinta tienen. perfectos con un buen café o chocolate.

Sory Escudero dijo...

Me encantan, se respira el otoño....son delicadas y preciosas.
Besitos