Seguidores

lunes, 2 de enero de 2012

Magdalenas de jengibre con glaseado de cava y nuevos propósitos para el 2012

    Lo primero de todo quiero desearos a todos un muy feliz año 2012. Ya sabéis que he estado bastante liadilla ultimamente y no he tenido mucho tiempo para subir muchas de las cositas que he cocinado al blog. Todos los años nos hacemos nuevos propósitos para el año que comienza, pues bueno, este es precisamente uno de los míos para este 2012... ponerme al día con el blog y no dejar para última hora las recetas de los retos en los que participo. Así que, aquí tenéis una de las recetas pendientes de subir, que ya hice hace tres semanas, y que está realmente buena.
    Aprovechando la botella de cava que abrí para hacer el bundt de mi último reto mensual decidí experimentar  haciendo un glaseado para estas magdalenas que son las corresponden al reto de la magdalena de la semana de la semana 29, sacado del libro "1 masa, 100 muffins" de Susanna Tee que hemos retomado gracias a Yolanda ahora que Sandra, la organizadora original de este tinglado, no dispone del tiempo suficiente para hacerlo.


    Hace muchos, muchísimos años que tuve mi primera experiencia con el jengibre. Fueron unas galletas compradas en la semana del Reino Unido en el Corte Inglés y tengo que decir que la experiencia no fué nada grata... picaban como demonios y no esperaba esa sensación en unas galletas. Ahora, sin embargo, me encanta ese picorcillo... siempre sin pasarse con la cantidad de jengibre que se le ponga, claro está. Esta receta está deliciosa a pesar de llevar jengibre confitado picadito en su interior, jejeje.
    Ingredientes :
  • 280 g de harina
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 4 cucharaditas de jengibre molido
  • 1 y 1/2 cucharaditas de canela
  • 160 g de azúcar moreno
  • 50 g de jengibre confitado
  • 2 huevos
  • 175 ml de leche
  • 6 cucharadas de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de sirope de cava
    Precalentar el horno a 200º
    Tamizar la harina, la levadura, la sal, el jengibre molido y la canela. Añadir el azúcar e integrar.
    Batir ligeramente los huevos, la leche, el aceita y el sirope.
    Cortar en trocitos el jengibre confitado.
    Hacer un hueco en los ingredientes secos y verter en él los líquidos. Integrar sin trabajar demasiado y añadir el jengibre confitado removiendolo un poco para que se reparta por toda la mezcla.
    Repartir en moldes de muffins, forrados con cápsulas de magdalenas, e introducir en el horno durante unos 20 minutos o hasta que hayan subido y estén doraditos.
    Sacar y dejar reposar 5 minutos. Desmoldar y terminar de enfríar sobre una rejilla.
    Mientras se terminan de enfríar haremos el glaseado ya que este se debe poner cuando las magdalenas estén totalmente frías.


    El glaseado es bien sencillo de hacer, tan solo tendremos que añadir una cucharadita de cava al azúcar glass. Yo le puse 200 g de azúcar glass y una cucharadita de cava para que saliera bien espesito.

    3 comentarios:

    Rocio dijo...

    que pinta tienen estas magdalenas con ese glaseadito, fijate que nunca he probado el jenjibre pero unas cuantas magdalenas como estas me comia sin chistar, ya que te han quedado geniales.
    un saludo.

    Loli dijo...

    Que ricassss!!! quien pillara una para desayunar en vez de unas tristes tostadasssss!!!
    Un beso y feliz año

    Catieu dijo...

    Muy originales!!! Yo al gengibre también le tengo un poco de manía. Me llevo tu receta para probar estos muffins a ver si hacemos migas...
    Besitos guapa